23 mar. 2013

Ascensores literarios


El inventor Elisha Otis instaló el primer ascensor del mundo tal día como hoy hace 156 años. ¿Os imagináis qué sería de nosotros sin estos aparatos? Hacer la mudanza, subir la compra a casa, enfrentarse a un 10º piso o mirarse al espejito antes de salir a la calle serían tareas realmente complicadas.

A Roald Dahl le vino muy bien que existieran los ascensores para que los personajes de Charlie y la fábrica de chocolate y Charlie y el gran ascensor de cristal surcaran los cielos y el espacio sideral.


¿Se os ocurre algún otro ascensor literario?

4 comentarios :

  1. ¿Los de Los Juegos del Hambre? Con personajes peleados, desnudos y a punto de morir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Los mismos :D! Los apunto en mi lista mental, que me había olvidado por completo de ellos ;).

      ¡Besos, Nanny!

      Eliminar
  2. El ascensor de Cincuenta Sombras de Grey

    ResponderEliminar