15 feb. 2013

La norma de la coma que se comió Planeta

Si recordáis, este miércoles os hablé de la coma que la editorial Planeta se había comido en el título de la primera edición de No sonrías, que me enamoro. Desde entonces muchos me habéis preguntado por qué es necesaria esa coma, y, después de mucho rebuscar, aquí tenéis la respuesta más clara. 

Página 244 del manual Ortografía de uso del español actual (SM, 2003):


Iba a terminar a lo William Wallace, con un grito de guerra alentador sobre por qué debemos reivindicar que se mime la lengua, pero... 

Muchos editores escriben con errores, muchos correctores juegan a algo que nadie entiende, muchísimas de las notas de prensa que envían las editoriales dan auténtica pena, muchos escritores reconocen que no saben dónde colocar las tildes y las comas, muchos profesores blogueros de Lengua no tienen los conocimientos suficientes para enseñar su asignatura, muchos lectores blogueros escriben mal porque no les han enseñado bien y muchos filólogos dan verdaderas patadas al diccionario.

En un arrebato de locura, terminaré por ponerme a dar clases de ortografía en el blog, ya veréis...

¡Que paséis un feliz fin de semana!

31 comentarios :

  1. A mí también me ponen de los nervios las faltas de ortografía, sinceramente. De todas formas, reconozco que no me sé tooooodas las reglas ortográficas de la RAE, por lo que muchas veces no sé dónde colocar alguna que otra coma. Pero, créeme, he visto cosas mucho peores en libros publicados que una simple coma (por ejemplo, en uno de los libros que leí hace poco, ponía QUILOMETROS. Sí sí, así como te lo escribo). Incluso el que estoy leyendo ahora (Los cuadernos del diablo) tiene tantas faltas que me sangran los ojos. Es una pena que se permitan esas cosas.
    Un beso, guapa<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque suene rarunillo, "quilómetro" existe :P.

      Mira: http://lema.rae.es/drae/?val=quil%C3%B3metro

      Eliminar
  2. Buena reivindicación, es una vergüenza que las editoriales maltraten tanto a nuestra preciosa lengua, ya es hora de que en clase se enseñe a escribir y redactar y no solo a analizar.

    ResponderEliminar
  3. ¡Tienes toda la razón!

    Cuando lees un libro publicado, esperas que este halla pasado por un proceso de corrección mínima, sin embargo, ya no se puede confiar en las editoriales para estas cosas.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es "haya pasado", del verbo haber; hallar es sinónimo de encontrar.

      Eliminar
  4. ¡¡Hola!!

    La verdad es que tienes razón, a mí y muchos más, seguramente, le gustaría no encontrarse con faltas, que ha veces llegan a ser incomprensible.
    Sé que aunque sea una, muchos cometen faltas, pero encontrártelo ya en un libro... da mucho que pensar.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo empieza por el cole y por profesores que sepan lo que se hacen...

      Eliminar
    2. Querida Alba:

      Solo quería comentarte que me consta que hay muchos profesores de Lengua que se toman muy en serio su trabajo y que tratan de aportar todo lo posible a sus alumnos (y no me refiero únicamente a cuestiones de ortografía...).

      Un abrazo :)

      Eliminar
    3. Eso seguro, pero por desgracia no todos son así :S.

      Eliminar
  5. Creo que lo mejor es que todos, bloggeros, profesores y escritores nos ayudemos y, a veces, corrijamos unos a otros, como una familia. No lo considero nada negativo; todos cometemos errores, incluso los que creen no hacerlo. Por ello, la clave está en criticar y aceptar críticas, siempre desde el respeto :)

    Un besito, ¡una entrada muy divertida!

    ResponderEliminar
  6. Voto por esas clases de ortografía, seguro que aprendemos cositas que muchas veces se nos pasan. Y tienes toda la razón en lo que dices, he visto sinopsis que dan verdadera pena >__< (como para animarme a leer el libro, si ya el resumen tiene faltas...).

    ¡Un besote wapa!

    ResponderEliminar
  7. Yo es que tengo que comprarme un libro de reglas ortográficas, porque se que no tengo muchas faltas, pero alguna se me puede colar.

    ResponderEliminar
  8. Yo puedo asegurar que muchas veces pongo mal los signos de puntuación, pero siempre se puede mejorar. Me ha gustado la entrada ;)
    Beeeeeeeesos

    ResponderEliminar
  9. Tienes mucha razón en todo lo que dices.
    Siempre leo tu blog pero nunca lo comento, te admiro mucho.
    ¡Que tengas un buen día!

    ResponderEliminar
  10. Pues a mí lo de las lecciones me parece genial. Considéralo seriamente, Alba, muchos te lo agradeceríamos.

    ResponderEliminar
  11. Tampoco es para tanto. Estamos ante una falta de signos de puntuación, no gramatical, que es peor. Todavía hay quien confunde los usos de por que, por qué, porque y porqué. Si una coma parece cambiar el título de la novela de Jeans, un acento también.

    Ah, y yo soy filóloga (inglesa) y te puedo asegurar que este colectivo de profesionales miman mucho el lenguaje, sea cual sea la especialidad. Patadas al diccionario gordas desde luego no las dan.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta pensar que todas las faltas son importantes y están al mismo nivel (para valorar la puntuación fíjate en el ejemplo de "vamos a comer niños / vamos a comer, niños"). Con las cosillas de estilo tengo más manga ancha, pero sólo con ellas :).

      Por otro lado es cierto lo que dices de que muchos profesionales miman el lenguaje, pero también es verdad que otros no lo hacen, y a las ediciones actuales me remito, por desgracia... ¡Pero no tiro la toalla!

      Un saludo, Cuore.

      Eliminar
    2. "Por otro lado, es cierto lo que dices de que..." ;)

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Esa coma es una puñetera, porque no se pone coma antes del verbo "ser" pero sí después de "por otro lado". Yo dejo que gane el verbo :).

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Entonces, ¿consideras correcto escribir lo siguiente?: "Por cierto es tarde ya", "Habla un perfecto francés; sin embargo es bastante reacio a comunicarse en ese idioma".

      Otro abrazo (a la espera de que me des "caña" :D ).

      Eliminar
    6. Lo que te decía, Begoña: ¡es una auténtica puñetera!

      A veces la jerarquía de la norma no está clara. E incluso a veces ocurre que la lengua se auto-pone la zancadilla, como cuando la RAE reconoció que por lo menos existe una palabra en español que puede pronunciarse pero no escribirse (a ver si me acuerdo de cuál era...).

      En este caso, para salvar la situación lo que haría es hacerle la "trampa" a la norma. Por ejemplo, en la primera frase cambiaría el orden ("Es tarde ya, por cierto") o el verbo ("Por cierto, se ha hecho tarde ya"); y en la segunda cambiaría el verbo ("sin embargo, se muestra...").

      Es un juego puñetero... pero divertido :).

      Eliminar
    7. ¡Efectivamente! ¡Sí, señora! ¡Entretenido de verdad! Yo me lo paso bomba con estas cuestiones, y me alegra un montón saber que a ti también te parecen divertidas.

      Coincido plenamente contigo en las alternativas que has planteado para los dos ejemplos que te he propuesto.

      ¡Un abrazo bien fuerte! :) :)

      Eliminar
  12. Siguiendo con el tema de la ortografía, este enlace puede ser interesante (y su contenido, opinable):

    http://www.rtve.es/alacarta/videos/para-todos-la-2/para-todos-2-entrevista-leonardo-gomez-torrego-filologo/1747206/

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me guardo el enlace para cuando saque un ratillo, Begoña ;). ¡Gracias!

      Eliminar
  13. interesante dato , a ponerle coma a mi libro :D

    ResponderEliminar