21 nov. 2012

Care Santos y la censura en la LIJ

El otro día vimos qué opinaba Jordi Sierra i Fabra sobre el tema. Hoy echaremos un vistazo a lo que piensa  la también escritora Care Santos. ¡Más preguntas interesantes!

"Un gran grupo editorial dedicado al libro de texto y también a la literatura para niños o jóvenes censuró hace un par de años una escena de masturbación masculina en una novela que narraba las andanzas de un adolescente, y cuando ya estaba editado el libro, lo cual obligó a repetir la edición. La orden venía de las alturas, claro, y también sorprendió a los editores. Yo misma he sido censurada alguna vez cuando he escrito para jóvenes: el caso más flagrante fue aquel en que un muchacho inspeccionaba con la mano lo que había dentro del vaquero de su chica. Amablemente, el muchacho -y yo con él- fuimos instados a retirar aquella mano de aquel lugar. La sustituí por unos lamentoncitos en el lóbulo de la oreja, algo, a mi modo de ver, más erótico todavía, pero coló. ¿Es todo eso censura? ¿Tiene que ver con el hecho de que detrás de muchos editores de libros para niños y jóvenes haya órdenes religiosas? ¿Debemos ofrecer a los jóvenes una visión "acaramelada" de la sociedad? (...)"

clic para seguir leyendo

23 comentarios :

  1. Prefiero la opinión de Jordi, le creo un escritor más experimentado y que sabe bien de lo que habla. Un besito, Alba

    ResponderEliminar
  2. Me parece interesante la opinión de Care, el sexo es algo natural y los chavales no se van a asustar siempre que, por supuesto, se sepa contar las cosas con la elegancia y el estilo debidos.

    ResponderEliminar
  3. Interesantes las anécdotas que cuentan. Me parecía una exageración, obviamente no metería una escena así en un libro infantil, pero en uno juvenil no entiendo porqué no se puede meter una escena un poco más subida de tono mientras esté escrito de forma elegante y sea coherente con la historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La LI es otro mundo, pero varias franjas de la LJ son compatibles con todo lo que les echen :).

      Eliminar
  4. Pues Care tiene toda la razón del mundo, la escena por la que sustituyó esa, es como más erótica que la que ella había puesto inicialmente... xDDDDDD

    ResponderEliminar
  5. Muy cierto, Care tiene muchísima razón, si pasa, pasa, y no hay que endulzarlo en las novelas. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  6. Qué interesante el especial, Alba! Me atrae mucho el tema, la verdad.

    ResponderEliminar
  7. Las series juveniles de TV están plagadas de escenas sexuales y de violencia. En los libros yo solo suelo encuentrar la parte violenta y eso es muy curioso, porque os aseguro que mis chavales no son violentos (aunque de todo hay), pero "sexuales" lo son y mucho, mucho más que cuando yo estudiaba.
    Llevo poco más de un año escribiendo una historia juvenil erótica y paranormal, un despertar sexual y lobuno ;) Obviamente no tendrá salida comercial, pero... es lo que me apetece contar :)
    Mil besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD: ya lo dijimos hace mucho en el blog de la Oro, que me acabo de acordar, si hay que "inventar" más géneros, ¡viva la juvenil erótica! ;)

      Eliminar
  8. Pues más o menos pienso como con de lo Fabra, si las escenas son naturales, no sexo explícito o duro, no debería haber mayor problema. Pero vamos, que está todo tan plagado de sexo, que la literatura juvenil para ser de los pocos santuarios libres de él jajaja
    me ha hecho gracia lo de que las ordenes religiosas estén detrás, pero que miedo, espero que no, sinceramente jaja

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  9. No entiendo que hoy en día haya que censurar nada en la literatura juvenil. Obvio que no sería muy apropiado que fuera tan explícito como en la adulta, eso sí. Pero dime que adolescente hoy por hoy se puede asombrar por una escena de masturbación... Yo creo que ninguno. Me apostaría algo a que posiblemente serían algunos padres los que sí se escandalizarían; quizá ese es el problema.

    ResponderEliminar
  10. Vengo corriendo porque me acabo de enterar de que Alfaguara va a sacar una novela publicitada para mayores de 14 y con escenas de "sexo explícito" (verbatim).
    La sombra de Mr. Grey es muuuy alargada o the times they're-a-changing como decía Bob Dylan.
    Aunque yo recuerdo haber leido en el instituto (hace casi 20 años :S) de la editorial Grijalbo, una colección juvenil ("Nacida inocente", "Preguntale a Alicia", "Sarah T. diario de una alcoholocia juvenil" entre otros) que tenía sexo, drogas y rock and roll ;) así que haberlo haylos, siempre los ha habido ;)
    besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡!! Veremos qué hace Alfaguara con el libro... Y buscaré esa colección en la biblio, igual hay suerte y la tienen por ahí :P.

      Eliminar
  11. Me sorprendre el tema. No sabía que había tanta censura en la literatura juvenil. Quizás a algunos les haga falta darse un paseo por un instituto, un parque... y darse cuente de como es la gemte joven.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo digo yo. ¡Dosis de realidad ya ;)!

      Eliminar
  12. Es algo que se palpa en la mayoría de novelas juveniles que leemos, es patético que en estos tiempos pasen estas cosas.

    ResponderEliminar
  13. La censura es lo peor que le puede pasar a una novela. A una de las mías ya le tocó en su momento y no me gustó ni un pelo.

    ResponderEliminar