1 oct. 2012

Consejos de una lectora para escritores noveles

Llevo unos años leyendo libros para las editoriales, valorando si los originales tienen la suficiente miga y calidad para ser publicados. Os hablé de mi experiencia aquí.

Los manuscritos en inglés no me dan mucho dolor de cabeza porque cruzan el charco de forma bastante profesional: vienen avalados por editoriales y/o agentes, así que lo normal es que estén correctamente presentados. Con suerte, además, la pluma y la historia no son del todo espeluznantes. Los originales en español, en cambio, a veces me vuelven loca.

Cuando tengo entre manos un manuscrito en español de un escritor con oficio, respiro relajada. Generalmente su libro tendrá cierto estilo y estará bien escrito (aunque algunos autores siguen sin dar valor a las tildes y las comas bien puestas), y la historia será una cosita con cierta enjundia bien desarrollada. Pero lo mejor es que el original estará, generalmente, estupendamente presentado. Sin embargo, cuando me enfrento a un original en español de un escritor descuidado, con muy poquito oficio o que envía su primera novela, suelo tener que tomarme la lectura con más calma. Si es un diamante en bruto y además envía el libro correctamente presentado, me emociono; si es un diamante en bruto pero envía el libro mal presentado, me desinflo un poco; si es un mal libro pero viene correctamente presentado, lo leo a gusto; si es un mal libro y además está mal presentado, me arranco un par de pelos.

Hay originales que no tienen remedio: porque al escritor le falta madurar la historia, porque es demasiado joven y tiene demasiada prisa por publicar, porque no se preocupa por mimar su historia y hacerla un poquito original, porque no hay equilibrio entre lo que cuenta y cómo lo cuenta, porque no da importancia a la ortografía y la puntuación, porque cree que lo único que necesita para que le publiquen es sumarse a la moda del momento (vampiros,  ángeles, distopías, romances pasados de rosca...), porque subestima la inteligencia del lector...

En cualquier caso, haya remedio o no, es fundamental presentar el original con absoluta corrección, porque eso hará la vida más sencilla al editor y al lector, cosa que agradecerán profundamente (yo lo hago). Por eso (y teniendo en cuenta que no soy una experta, que hablo sólo desde mi experiencia), aquí os dejo unos pocos consejos sobre cómo presentar el manuscrito a una editorial. También sirven para presentar el libro a un premio literario e incluso para autopublicarse.

Querido lector que escribes:
  • Las prisas son malas consejeras. Escribe con calma y paladea tu historia; siéntete conforme con cada palabra que escribas y cada movimiento que hagan tus personajes. Cuando hayas terminado de escribir tu libro, déjalo reposar un tiempo para que respire; después de ese tiempo, revísalo y cambia lo que consideres necesario.
  • Es muy importante que revises también las faltas ortográficas, gramaticales, tipográficas, de expresión y de puntuación. Queda muy mal cuando un libro está lleno de errores de este tipo y, de hecho, puede perjudicar muchísimo su valoración final. Además, ¿no crees que para convertirte en un buen escritor tienes que aprender a escribir con corrección?
  • Si envías tu manuscrito a una editorial española, procura que el vocabulario que emplees sea el del español de España.
  • Pide a personas de confianza que lean tu libro: para que te digan si les gusta, para que te indiquen qué no funciona, para que te marquen errores y aciertos... Su labor debe ser honesta, crítica. Si para no herirte te dicen que has escrito un libro maravilloso cuando no es cierto, en realidad no te están ayudando. Además, ten en cuenta que si llegas a publicar nadie te regalará los oídos porque sí. Hay que saber aceptar las críticas (constructivas, claro), porque siempre se puede aprender de ellas. Creo que el buen escritor está siempre en constante formación.
  • Es hora de revisar los aspectos más técnicos del manuscrito, que habrás escrito a ordenador (o como mucho a máquina, ¡pero no a mano!). No quieres que ni el editor ni el lector editorial se queden sin ojos, así que debes procurar facilitarles la lectura, hacer de ella una experiencia agradable. Es decir: escribe en Times New Roman o Arial, son unas fuentes muy cómodas de leer; que el tamaño de la letra sea, por ejemplo, de 12 y esté en un interlineado doble o de uno y medio; y que haya márgenes para que el texto respire.
  • Lo ideal es que cada nuevo capítulo arranque en una nueva página.
  • ¡Numera las páginas! Y en la primera recuerda poner todos los datos: título, autor, tus datos personales, mail de contacto, y género y público objetivo de la obra (para que quede claro si lo que has escrito es realismo o fantasía, y si es literatura infantil, juvenil o adulta; si quieres añadir si es una novela romántica o de misterio o de lo que sea, adelante). 
  • Sobre todo si el libro es muy gordo, es buena idea escribir una pequeña sinopsis; pero sin exaltar las bondades de tu historia, simplemente explica de qué va, preséntala. También puedes adjuntar tu currículum y/o una carta de presentación, aunque no siempre es necesario; si lo haces, olvídate de hacer la pelota a la editorial, sé claro y ve al grano.
  • Si ya tienes todo listo, imprime y encuaderna (o por lo menos grapa) las hojas. Que la sensación general sea la de un trabajo chulo y profesional. Lo recomendable es que imprimas por una sola cara.
  • ¡Es hora de enviar el libro a la editorial! ¿Pero a qué editorial? Sé coherente, utiliza la cabeza: no envíes un libro de texto a una editorial que sólo publica ficción, ni envíes una historia de sexo caliente a una editorial de literatura juvenil, ni envíes una historia de un niño mago que habla con las ranas a una editorial de literatura adulta. Debes enviar tu libro a la editorial que más te interese y más se ajuste a las necesidades de tu libro, incluso puedes probar con varias; pero asegúrate siempre de que es una editorial más o menos decente, porque hay mucho timo-editorial suelto. 
  • Si has enviado el libro a varias editoriales y una decide publicarte, puede ser un bonito detalle avisar a las demás para que no pierdan el tiempo en leerte. Y recuerda que si envías el libro por tu cuenta, sin que te lo hayan pedido expresamente, pueden tardar unos cuantos meses en contestarte, si es que lo hacen (la cantidad de originales que reciben las editoriales al mes es abrumadora, y al año ni te cuento).

A partir de este momento, ¡muchísima suerte ♥! Publicar un libro puede ser una experiencia maravillosa, pero también lenta, cansada y decepcionante. Si la cosa no cuaja, ánimo y buen humor, y a seguir madurando y aprendiendo. Poquito a poco, porque ya se sabe que las cosas de palacio van despacio.

Y ahora, después de este rollo infernal, me encantaría que compartierais conmigo vuestras experiencias, vuestros propios consejos y vuestra visión del asunto.

☞ Algunos consejos parecen de cajón, pero os prometo que hasta los más disparatados tienen su razón de ser. La vida del lector editorial a veces es toda una aventura...

83 comentarios :

  1. Qué razón tienes en la mayoría de cosas. Yo llevo tiempo escribiendo cosillas pero no soy constante y ese es mi problema. Muchas veces por falta de tiempo y otras por falta de ganas debido al trabajo.
    Lo que veo es que el propio autor nunca está contento con lo que escribe y sueles estar modificando el texto continuamente. Nunca lo ves perfecto aunque lo esté.
    Gracias por los consejos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero esos problemillas que comentas son lo más normal del mundo y tienen solución ;). Poco a poco, Chiara, ¡tienes todo el tiempo del mundo!

      Eliminar
  2. Pues sí, algunas cosas son de cajón de madera de pino, pero seguro que tienes que ver de todo.
    Me encantaría saber un poquito más sobre vuestro trabajo, ¿qué tipo de respuesta le tenéis que enviar a la editorial?
    Como siempre, me encantan tus letras.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El manuscrito pasa, entre otros, por dos momentos básicos. Si te encargan hacer la primera criba del original, hay que leerse el libro por encima para valorar simplemente si tiene lo que hay que tener. Luego están los informes de lectura, para los que toca leerse el libro de cabo a rabo y en profundidad para hacer una valoración exhaustiva.

      Besotes, Ssil.

      Eliminar
  3. ajajaja te imagino con todas las caras posibles ante manuscritos de noveles... Mai dio su opinión a una chica que nos la pidió, opinión humilde, sincera y creo yo, constructiva. Pues creí que no se lo tomaría así la autora (Mai fue bastante crítica en ciertos aspectos sobre los personajes y la trama), porque contestó de una manera casi ofendida (cuando te aseguro que en ningún momento le faltamos al respeto)... oye, si no cuaja, no cuaja... que te has tirado tres años escribiéndola y después no gusta? pues... es lo que hay. El consuelo que nos queda es que cuando empiecen a aparecer reseñas en la red (de las que se hacen como Dios manda y no están vendidas), no le quedará otra que asumirlo, y nosotras nos quedaremos tranquilas porque le dijimos las verdades -con toda nuestra buena fe u.U- Yo, por todo lo que comentas, no escribo nada... ajajaja este trabajo para los que saben, yo prefiero disfrutar de sus creaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hicisteis lo que correspondía: leísteis el libro, lo trabajasteis y le enviasteis a la autora una crítica constructiva desde el respeto y la honestidad. Si no fue capaz de aceptarlo, no creo que esté preparada todavía para esto...

      Vosotras, como dices, muy tranquilas ;).

      Eliminar
  4. Me parece del mayor sentido común lo que has expuesto, y me gusta además la forma en que lo has hecho. Yo he tardado casi doce años en concluir mi obra (tetralogía fantástica) no sólo en escribirla, sino (como dices) en repasarla, volverla a repasar, corregirla, dársela a leer a amigos y familiares y presentarla bien. Decidí autoeditarme, y me he convertido en mi propio editor y distribuidor. Me gustaría a título personal, que me dieras tu sincera opinión, visitando mi página web: www.cronicasdeunanuevaraza.com donde se pueden descargar extractos de cada uno de los cuatro libros. Me interesa tu opinión como profesional. ¿Me harías ese favor? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustan los escritores que saben tomarse su tiempo :).

      No te prometo nada, José, pero me guardo el enlace. ¡Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  5. Muchas gracias por los consejos :) Espero ponerlos en practica en un futuro. Eso sí, primero tengo que estar contenta con lo que escriba, porque para mi desgracia tengo Mary Sues en potencia. Y no, no puedo dar vidas a más Mary Sues.

    Besos.

    Pd: Y yo que pensaba que ser editor era algo bomba todo el tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, las Mary Sues, qué bichos malignos son xD. Sin prisa, Ana.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  6. Muchísimas gracias por éste aporte. Yo estoy deacuerdo con lo que mencionas (tanto en la presentación como en que hay que revisar), hay gente que quiere ir muy rápido, y creo que hay que sentarse y madurar las ideas.

    Siempre quise ser escritora (como todos, ¿no? XD) pero creo que en la actualidad no podría serlo, creo que incluso me daría algo de vergüenza o miedo que la gente pudiera leer una obra mía, es como desnudarte al gran público y obviamente, exponerte. La verdad es que admiro mucho a todos los escritores, es un gran acto de valentía lo que hacen con sus obras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cometes un gran error, Miyu. Yo antes pensaba igual que tú pero cuando cambié de opinión me di cuenta sobre todo que si quieres mejorar es necesario lo que comenta la autora de este artículo, tener diferentes visiones de tus textos.
      Desnúdate ante el público y ya verás cómo no te arrepientes.

      Saludos.

      Eliminar
    2. @Miyu Esos miedos son normales: siempre cuesta darse y exponerse, aunque sea un poquito. Cuando estés preparada, lo sabrás :).

      @Albert Desnudarse de esa manera exige un arrojo que se tiene cuando se tiene. Poquito a poco ;). Eso sí, cuando uno se expone y comparte sus textos, sin duda se enriquece un montón.

      Abrazos a los dos.

      Eliminar
  7. Excelentes consejos. No creo que vaya a escribir nunca un libro, pero seria genial

    ResponderEliminar
  8. Hola Alba!! Siempre suelo estar muy de acuerdo en lo que dices, y este artículo no es la excepción. Pero debo preguntarte (con mi orgullo herido) el por qué de la aclaración "Si envías tu manuscrito a una editorial española, procura que el vocabulario que emplees sea el del español de España". Entiendo si me dices que es porque a veces los regionalismos son muy marcados y hacen muy difícil la lectura, pero no es suficiente si alguien escribe en español "neutro"?
    Dado que muchos libros que llegan a latinoamérica son ediciones españolas (de España) los lectores de este lado del charco estamos algo más acostumbrados a los regionalismos de la península, aunque alguna vez me he encontrado con expresiones muy propias que hacen la lectura un poco fastidiosa. Por otro lado también me ha pasado de leer regionalismos muy típicos de mi país y encontrarlos muy fuera de lugar (será tal vez que ya estamos acostumbrados a leer en neutro o en español de España que los regionalismos americanos nos parecen extraños).
    Ya he leído otros blogs en los que critican fuertemente los regionalismos americanos y me gustaría saber tu posición, ya que te has referido a esto de algún modo.
    Igualmente destaco, como lo he dicho al principio, que lo has hecho con total franqueza y educación, cosa que se agradece enormemente.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pretendía herir a nadie, Romina, ¡perdona, por favor :(!

      En España no estamos nada acostumbrados al español de Hispanoamérica en los libros. Al menos en la literatura juvenil, que es la que conozco mejor. Por lo que cuentas, al revés el fenómeno no parece tan "grave", pero tal vez se deba a que allí se lee abundante literatura de España, y por tanto los lectores estáis más acostumbrados a nuestro español. Por desgracia, aquí no llegan muchos libros de vuestro lado del charco, cosa que nunca he entendido...

      Fíjate si somos exagerados, que cuando aquí se publica un libro en el español de Hispanoamérica, a veces necesitamos que se adapte su lenguaje. Pareceremos unos exquisitos... Sin embargo, más allá de eso, el problema es que los diferentes tipos de español que existen, muchas veces chocan entre sí, porque cada español tiene su propio vocabulario, sus propias expresiones, su propia forma de entender los verbos, su propia puntuación, etc. Por eso en España nos chirría tanto encontrarnos con un español "foráneo": el lenguaje y las formas nos causan cierto rechazo, y de hecho hay vocabulario que sólo entendemos gracias al contexto, y a veces ni eso. Al revés, claro, imagino que pasará exactamente igual. Sería maravilloso que hubiera un mismo español para todos...

      Investigando un poco sobre los diferentes tipos de español, en la Wikipedia (no siempre sabia pero generalmente útil) he encontrado algo que nos puede servir a ambas. Dice que, debido a las diferencias de cada español, es inviable un mismo español para todos los países hispanoparlantes. Por eso, teniendo en cuenta las características de cada tipo, se han establecido tres "españoles": el ibérico o europeo, que correspondería al español de España; el rioplatense para Argentina, Paraguay y Uruguay; y el mexicano para México, Estados Unidos, Canadá, América Central y el resto de los países de Hispanoamérica.

      El enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Espa%C3%B1ol_est%C3%A1ndar

      Un beso grande, Romina, espero que te haya servido la explicación ;).

      Eliminar
    2. Alba, no me has ofendido, sólo puse que estaba herida en mi orgullo latinoamericano, pero solo un poco. Ante nada, disfruto mucho tu blog y varias veces hemos coincidido en las opiniones!
      Con respecto a este tema, no es la primera vez que siento lo mismo que has puesto en la respuesta, que los lectores españoles son "exquisitos" con el lenguaje. No es fácil escribir en "neutro", con expresiones que se entiendan por igual en todos lados. En este mundo bloguero tengo la suerte de "visitar" diferentes países y creo que dentro del blog propio se utilizan más las expresiones típicas, pero en los comentarios en otros blogs, los latinoamericanos nos "neutralizamos" para que se nos pueda entender bien. Cuando leo un blog nuevo y no sé de qué país es el autor/la autora, busco un "eis", ya que en ningún país de américa usamos el "vosotros" (aunque sí lo sabemos usar, porque lo aprendemos en la escuela). Pero así y todo, nunca he sentido que no podía leer algo debido al uso del español ibérico (yo le hubiera puesto "peninsular", pero no depende de mi, jeje).
      Ahora, en el contexto de la literatura juvenil contemporánea, creo que sí estaríamos en un problema, ya que los jóvenes, en su día a día, usan cientos de expresiones propias del país y del momento (acá hago un link mental al otro artículo en el que hemos coincidido, tu entrada sobre las marcas comerciales dentro de los libros) que serían difíciles de entender para un lector extranjero (y difíciles de traducir). Y creo que aquí es donde nos estamos separando, porque la literatura va perdiendo en "expresiones correctas" (del lenguaje) por "expresiones modernas" (muchas veces con carencias gramaticales) porque es lo que pasa en la vida diaria. Yo creo que muchos jóvenes (en mi país) no se acercan a la literatura por la falta de vocabulario que ellos mismos tienen en su vida diaria, y que hace que les cueste mucho leer o identificarse con los libros que les mandan en el colegio. Yo "parí" el Mio Cid, me costó mucho, pero lo leí. La mayoría de mis compañeros lo odió porque su lenguaje era muy elevado y antiguo, era como leer en otro idioma, y eso fue hace 20 años (tengo 34). No hace mucho descubrí que a una compañera de trabajo le costaba acercarse a los libros por su falta de vocabulario y que elegía novelas más "ligeras" con vocabulario más "sencillo".
      En resumen: creo que, en el caso en que un autor latino-americano quiera acercar un manuscrito a una editorial española ¿sería suficiente con un español "los más neutro posible"? ¿perdería identificación con el lector si no usara expresiones contemporáneas (dependiendo el género)? ¿es necesaria siempre la traducción al español ibérico, incluso de autores famosos? (en este caso debo aclarar que presupongo que los autores famosos, tipo Isabel Allende, escriben correctamente)
      Un beso enorme, Alba, es realmente un placer poder intercambiar opiniones contigo ;)

      Eliminar
    3. Todas esas preguntas finales que haces me parecen interesantísimas, pero no tengo respuesta :P. Personalmente, creo que los diferentes tipo de español son demasiado diferentes (valga la redundancia). No he leído a Allende, así que no sé cómo son sus libros, pero personalmente soy incapaz de disfrutar de un libro escrito en otro español que no sea el de aquí, me chirría demasiado :(.

      ¡Un beso grande, Romina!

      Eliminar
  9. Hola, Alba.
    Unos consejos muy prácticos y lógicos, pero del todo inútiles dado el actual panorama del mundo editorial, donde lo único que importa es lo conocido o famosillo que seas y la cantidad de amigos que tengas en las redes sociales.
    En mi caso, tras corregir una y otra vez mi manuscrito (soy filólogo) y maquetarlo de modo impecable, lo envié a varias editoriales juveniles en los que podría encajar. Después de un año y medio sigo sin saber nada, incluso de las que me habían pedido el manuscrito tras leer unos capítulos de muestra y la sinopsis. El caso más irritante, el de una conocida editorial juvenil con la que me unía una relación laboral (había traducido dos novelas para ellos). Después de esperar un año le pregunté a la editora y me dijo que no se había molestado en leerlo porque tienen comprados derechos de muchas obras extranjeras...
    En fin, saludos.
    JR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los contactos y otros factores siempre están ahí, metiendo las narices donde no deberían llamarles, pero yo quiero creer que este mundillo es capaz de ofrecer más honestidad. Tu caso, desde luego, desmoraliza un poco... No me extraña que te sientas así de decepcionado.

      En mi caso, he llegado a leer originales terribles, originales de absolutos desconocidos y originales que querían hacerse pasar por ficción cuando no lo eran. Tal vez esto te dé un poquito de esperanza, JR.

      Un abrazo y mucho ánimo.

      Eliminar
  10. Muy buenos consejos. Como lector en varias editoriales, los suscribo todos.

    Sí que es cierto que muchas veces los manuscritos en español dan dolor de cabeza. Por mi experiencia, puedo decir que normalmente solo uno de cada diez está bien corregido, sin errores tipográficos y con márgenes e interlineados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que más me desconcierta es cuando algunos escritores dicen que ellos no tienen por qué conocer la norma, que para eso está la editorial; o cuando se envenenan con las críticas negativas de sus libros; o cuando tienen tanta prisa por publicar que no les importa jugar mal sus únicas cartas y salir perdiendo.

      ¿No hemos llegado hasta donde estamos simplemente porque queremos compartir nuestro amor por la literatura (juvenil en este caso) con los demás? ¿No estamos todos aquí para aprender y mejorar?

      A veces me da la sensación de que hace falta más pausa. ¡Y alegría!

      Eliminar
  11. Unos consejos muy prácticos,para todo aquel que este dispuesto a escribir un libro.Apuntados quedan, por si en alguna ocasión me da por escribir algo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Yo añadiría que el final de un libro puede echarlo todo a perder o dejar con un buen sabor de boca al lector. Me atrevo a decir que el final es la parte más importante de un libro. A mí, personalmente, me encantan los finales que sorprenden.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El comienzo y el final son dos patas fundamentales del libro. Si fallan... adiós muy buenas.

      ¡Besos!

      Eliminar
  13. Pueees... Me han encantado los consejos, y los veo lo más coherente del mundo, la verdad. Sí que son un poco de cajón, pero a ver, es que es de sentido común que si pretendes entregar algo, un trabajo propio, debes hacerlo un poquito decente (que seguro que hay miles que dañan la vista).
    No me voy a considerar escritora porque la verdad es que nunca he llegado a escribir una novela, ni lo tengo en mente, aunque sí es cierto que me gusta muchísimo escribir, y sé que alguna que otra vez he hecho cosas buenas. Así que me apunto los consejos, porque quién sabe si algún día me ilumino y termino escribiendo algo bueno.
    Me gustan estas entradas, la verdad. Y me gustaría saber más de tu experiencia en ese mundillo, porque es un trabajo que me llama muchísimo la atención *-* Ya nos contarás.
    Besitos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se me ocurre otra entrada del estilo, os sigo contando, Elito ;).

      Me encanta que comentéis, porque siempre aprendo cosas nuevas, amplío mi horizonte y el texto se enriquece muchísimo con vuestros aportes (fíjate si no en los comentarios que nos hemos cruzado Romina y yo, jeje). También acepto sugerencias, así que si tienes alguna pregunta sobre el mundillo y sé responderla, aquí me tienes.

      ¡Un beso :)!

      Eliminar
  14. Unos consejos estupendos, que siempre sigo al pie de la letra!!!

    Besotes!

    ResponderEliminar
  15. Yo en lo que incidiría más es en la importancia de los concursos literarios. Creo que son la mejor manera de abrir puertas.
    Hay muchísimos, y si se sigue todos los consejos que la blogger da aquí en cuanto a presentación, te aseguras (si el concurso es serio) que por lo menos te lo empiezan a leer y dentro de un plazo razonable. A partir de ahí por supuesto que lo importante es la calidad del texto, pero ya se parte de una base de que hay alguien que le echa un vistazo.
    Y no os cuento ya si lográis ser finalistas...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchíiiiisimos. Como dices, los concursos son una estupenda ventana para el escritor, tanto para el que empieza como para el que ya lleva un ratito caminando.

      ¡Suerte, Albert!

      Eliminar
  16. Gracias por tu preocupación. Más o menos es lo que he leído en otras partes pero no por eso, es interesante. Personalmente, cansada de esperar, voy a publicar el libro en una editorial online; están acabando de corregirlo y parece ser que pronto verá la luz. Me gustaría contactar contigo y saber tu ponión. Se llama: EL LEGADO SECRETO: IUNU. La editorial es OBRAPROPIA. Es juvenil pero también lo han leído adultos y dicen que les gusta. Vamos, qué engancha. La acción se desarrolla en el Egipto Antiguo, pero no es lo que estamos acostumbrados a ver en peliculas o leer en libros. Creo que soy la primera en hacer algo así, ¡en Egipto!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, la espera es de lo más duro de esta aventura :(.

      Te digo lo mismo que a José: no te prometo nada, pero me guardo los datos para cuando tuviera tiempo de investigar un poquito. ¡Un abrazo y mucha suerte!

      Eliminar
  17. Buenos consejos en general, aunque no entiendo aquello de :si una historia es mala pero está presentada muy correctamente, lo lees a gusto, mas si resulta muy interesante pero está presentada de forma digamos "precipitada" eres capaz de arrancarte los pelos...me recuerda aquello tan nefasto de dar mas importancia a las formas que al fondo. En eso no puedo estar de acuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahhh, deja que me explique mejor, Bescós ;).

      Ponte en situación: tienes que leerte un original de 400 páginas encuadernadas que pesan un quintal... y la historia resulta ser un churro sin calidad. Leerás el libro con calma y mimo, porque eso es lo que se espera de ti y lo que merece el autor, pero si al menos la obra está correctamente presentada (sin páginas sueltas, con márgenes, con letra legible, etc.) y corregida (sin que tengas que tropezarte constantemente con tildes y comas mal puestas, etc.), la experiencia será mucho más agradable. De ahí que dijera que cuando se presenta este caso, al menos puedo leer a gusto.

      En todo caso, si bien creo que está equivocado eso de dar más importancia a la forma que al fondo, me parece que debe haber un equilibrio entre ambos.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  18. Yo creo que a todos los que nos gusta la lectura nos gustaría escribir nuestro propio libro, pero de ahí a conseguirlo después va un abismo. A mí es algo que me encantaría, de hecho tengo una historia perfectamente montada en mi cabeza que espero, en algún momento, plasmar en papel. Los consejos que nos das hoy estoy segura de que me podrán venir muy bien en un futuro si me decido a escribir (lo de publicar después ya es un reto que ahora mismo ni planteo) Aún así me ha gustado leer tus opiniones.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quién sabe. Se supone que no está nada escrito, que el destino es tuyo ;).

      Eliminar
  19. A pesar de las cosas negativas que te encontrarás día a día... tienes un trabajo muy chulo! No necesitarás una asistente, no? Jejejeje! Creo que a la hora de presentar un trabajo a una editorial hay que ser muy cuidadoso en las formas, porque descuidarlas puede afectar al que el contenido no sea muy bien recibido. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un asistente de paz mental y tiempo libre sin libros, jejeje.

      Eliminar
  20. Son unos consejos geniales para quien quiera empezar en el mundillo.
    Supongo que a manos de los editores debe llegar cada cosa más infumable...
    Así que nunca vienen mal las recomendaciones.
    Yo creo que en especial el tema de las modas debe hartar mucho ¿no? Que de repente te lleguen doscientas distopías debe ser un poquito abrumador, jaja

    Un saludo Alba :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente no tengo que enfrentarme a todo lo que llega, porque si no...

      ¡Abrazos!

      Eliminar
  21. Me parece una entrada muy enriquecedora, Alba; además, tengo que decirte que estoy totalmente de acuerdo con todo lo que comentas. Muchos puntos deberían aplicarse también a escritores con novelas ya publicadas, que eso de las críticas no le gusta a muchos si no son para alabar su obra, y hay que saber ver también los fallos que uno tiene para poder aprender y madurar. Que las críticas negativas pueden doler, pero oye, ¿por qué no nos acostumbrarnos a tomarlas como algo positivo, para mejorar? Siempre y cuando estas se hagan con respeto, claro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, la crítica negativa... Si es coherente, tiene fundamento, y nace desde la honestidad y el respeto, nadie debería sentirse ofendido por ella. Quien se ofende, seguramente todavía tenga un laaargo camino por delante.

      Un besote, Natalia.

      Eliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  23. Me ha gustado mucho leer tu opinión, Alba; en este mundo bloggero, "sincer@" no es un adjetivo que se pueda aplicar a la ligera y, sin embargo, tu siempre has sido ante todo realista. Yo, como todos, tengo sueños (más o menos inalcanzables), siendo uno de ellos el de llegar a ser escritora profesional. Pero bueno, como con todo, ya se sabe: no basta con desear para que tus sueños se hagan realidad, que esto no es el País de Nunca Jamás. A

    lgún amigo mío de ríe de mí por escribir menos de tres páginas cada vez que me pongo con mi novela, pero yo le respondo, muy digna, que se debe a que lo reviso todo un par de veces y no escribo a lo loco :) Supongo que malos hábitos no tengo... sólo inexperiencia, mucha inexperiencia. ¡Ya conseguiré la ecperiencia con el tiempo! Por suerte no tengo prisa.

    Gracias por los consejos, Alba, seguro que ayudan a mucha gente (me included).

    Irial


    PD: ¡Cuantos comentarios en esta entrada, chica! Se nota que tu mensaje ha llegado a la gente. Felicidades :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno escribe cuando y como y cuanto puede, necesita o le parece, en esto no hay reglas fijas. Díselo a tu amigo ;).

      Un abrazo grande y persigue esos sueños, Irial.

      Eliminar
  24. ¡No sabes cuánto te entiendo! Yo llevo en esto bien poquito, este octubre cumplo mi primer año como lector editorial, pero he podido leer de todo; desde novelas alabadas en Estados Unidos que son basura, novelas que prometían más con personajes vacíos e incluso algún original en español bastante interesante y alejado de toda la línea editorial actual. Pero estar este verano como becario en una editorial... Ains, eso me ha permitido descubrir otras muchas cosas interesantes :)

    Sobre lo que comentas de la originalidad... Ahora mismo tengo un manuscrito en español pendiente de valoración que es fantasía épica juvenil. ¡ÉPICA JUVENIL! Estamos ante un milagro. Las novelas de ese subgénero se pueden contar con los dedos de una mano, sobre todo en los últimos meses/años, con esa avalancha de novelas simples con argumentos copiados.

    Muchas veces he salido decepcionado de algunas lecturas editoriales, pero otras te permiten descubrir nuevos autores realmente buenos. Yo simplemente espero que a los buenos se les brinde la oportunidad de brillar como se merecen, y a los malos, dejarles que mejoren. Darles tiempo.

    Me ha encantado este artículo, y estoy de acuerdo en todos los consejos para los autores. ¡Me los anoto! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dicen, "hay de todo en la Viña del Señor" ;).

      La épica en la LJ parece que comienza a cobrar fuerza de nuevo. Licia Troisi y algún otro escritor tal vez estén alimentando a muchos nuevos autores. ¡Cosa buena!

      Un abrazo, Josu.

      Eliminar
  25. Poco más que añadir a todos estos consejos tan bien dados :P Espero que les puedan de ser de ayuda a todos aquellos autores nóveles que anden por aquí. Por mi parte me los guardo, ya que tengo alguna cosita escrita, y quién sabe si en algún momento me puedo llegar a animar a mandar algo :P Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, Hikari: nunca, nunca se sabe ;). ¡Besos!

      Eliminar
  26. ¡Un abrazo grande a todos y muchas gracias por participar!

    ResponderEliminar
  27. Me ha encantado leer tu entrada!!!n.n
    Toddos tus consejos son bastante buenos y los aplicare si me animo a enviar mi actual priyecto a una editorial, lo malo es que aqui en Chile es algo más dificil, pero no imposible, entrar al mundo de la literatura juvenil ya que esta no es muy 'famosa' por así decirlo en estos lares.
    Gracias por los consejos!!! c:
    P.S.: Creo que tu trabajo es bastane genial, y bueno en el futuro espero poder tambien trabajar en una editorial, pero ¿tú que dices/piensas del mundo editorial?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me entristece mucho la situación de la LJ en vuestro lado del charco... pero bueno, el tiempo dirá ;).

      ¿Te refieres a qué pienso de la llegada del libro digital, por ejemplo?

      ¡Un beso!

      Eliminar
    2. Sip, osea el libro digital tiene mil y un ventajas, pero no hay nada como el clásico libro de toda la vida...
      Asi que, ¿qué piensas del libro digital?

      Eliminar
    3. Justo hace unos días escribí una entrada sobre ello ;). http://www.letrasyescenas.com/2012/08/pros-para-gafotas-y-contras-para.html

      ¡Besotes!

      Eliminar
  28. Es verdad,lo que dices se están cebando con Kristen a mi no me gusta demasiado como actriz, pero creo que tiene derecho a irse con quien quiera y hacer lo que quiera, independientemente de lo que diga la prensa.
    Un saludo y gracias por pasar

    ResponderEliminar
  29. En primer lugar, gracias por el artículo, es muy interesante. Ahora bien, sin ánimo de ofender, hay gente que no debería tomarse la escritura como algo más que un simple hobbie. En serio, nos ahorrarían mucho tiempo a los lectores, dinero a las editoriales y las personas que tienen verdadero talento podrían hacerse un hueco más fácilmente. Escribir es más que un simple oficio, escribir es un arte, y por eso se necesita tiempo (mucho, muchísimo tiempo) para adquirir las destrezas necesarias que te permitan llegar a ser un buen escritor. Pero lo más importante, si quieres escribir, primero LEE, LEE MUCHO Y LEE DE TODO, no necesitamos más romances sobrenaturales, de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá todo lo que se escribiera y llegara a las editoriales fuera la repanocha, pero ya se sabe que de todo hay en la Viña del Señor ;).

      Eso sí, apoyo 100% que lo primero es leer, leer y leer; y escribir, escribir y escribir; y ganas de aprender y mejorar. ¡Y ganas de romper moldes!

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  30. Hola

    Bueno, interesantes tus consejos. Aunque no acostumbro enviar novelas a editoriales (más que nada porque novela sólo he escrito una, y tardaré otros catorce años en dejarla presentable, je, je), te tengo que comentar algo sobre las erratas y similares, desde el punto de vista de los que escribimos. En forma de anécdota.

    Me da por enviar algo corto a una editorial. Me copio todas las instrucciones de la misma acerca de datos, formatos, etc... Aunque no es algo muy largo (12.000 palabras, más o menos) lo reviso de arriba abajo. Una vez terminado, me doy cuenta de un fallo que se me había escapado con los guiones y los signos de puntuación cuando haces un inciso dentro de un diálogo (más o menos que ponía la mitad bien y la mitad al revés). Vuelta a corregir... O sea, concienzudo.

    Envío muy feliz el manuscrito y un día después me doy cuenta de que pedían un tipo de letra de 12 y yo lo había enviado con un tamaño de 11. Menos mal que está en formato digital y, si quieren, con darle a "seleccionar todo" y subir un punto la letra ya está arreglado, pero me dio coraje :-).

    Curiosearé por tu bitácora. Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir esa anécdota, Juan :). Al final, de tanto que uno se sabe su propio texto, termina por no ver algunas erratas (a mí me pasa con los posts del blog, ¡así que imagínate en un libro!).

      Un abrazo.

      Eliminar
  31. ¡Hola Alba! Me parece un post muy útil y muy interesante, ¡muchas gracias por escribirlo! Pasa a mi archivo de post a releer y tener en cuenta :)

    ResponderEliminar
  32. Tomo nota, muy interesante ;). No digo más porque ya está dicho casi todo. bs.

    ResponderEliminar
  33. Alba, una vez más muchas gracias por esta clase de posts y por llevar este blog que tanto me gusta, y la verdad es que sos una persona que admiro mucho. Voy a tener en cuenta esto si es que alguna vez me digno a escribir algo aceptable. Geacias otra vez :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hacéis sentir muy bien cuando me decís cosas tan bonitas como ésta, Arianna :). ¡Un beso grande y gracias!

      Eliminar
  34. Cuando sea mayor también quiero escribir consejos de-lo-que-sea con tanta claridad, elegancia, delicadeza, humor, sinceridad y frescura como tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hala, hala >//<. Tú ya escribes cosas muy bonitas sobre la vida y las hermanas y los pequeñines.

      Eliminar
  35. Me ha encantado esta entrada.
    El 21 cumplo años y estaba buscando en Google alguna reseña que me gustara para elegir que auto regalarme. No sé como, llegué aquí.
    Hace ya más de un año que terminé de escribir una novela, a mis amigos les ha encantado e incluso a mi padre (ha sido una hazaña que él lograra leer un libro de principio a fin).
    Pero, desgraciadamente, aquí en Argentina no encuentro lugar donde poder publicarla. Las editoriales son muy cerradas, prefieren comerciar con letras internacionales y no con escritores "nativos". Y las que aceptan letras argentinas prefieren que la literatura hable de la Nación. Y como mi pequeña novela no tiene ningún gaucho o un "pibe de la villa" no "cuadra".
    Así que para las editoriales argentinas mi libro no tiene salida. La han leído, de eso no me puedo quejar, pero solo me han dejado unas notas: "Es bueno, pero no lo que buscamos. Intenta con un poco de realismo o de opinión política."
    Les faltó añadir: eso sí se vende.
    Como soy renuente a cambiar a mi "Leticia" por una "wachiturra" seguiré dando extractos de mi novela para que mis alumnos de sexto busquen los conectores y los adverbios.
    Ojalá fuera tan fácil en Argentina como parece ser en España.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caray, qué situación la de allí :(. Aquí la cosa no está para tirar cohetes, pero en comparación parece casi el paraíso.

      Un beso grande, Nanny, y muchísima suerte.

      Eliminar
  36. Alba, si no es mucha intromisión preguntarte, me gustaría saber cómo llegaste a leer libros para las editoriales y si es un trabajo remunerado porque me gustaría, ya sea sin cobrar, dedicarme a ello algún día, pero no sé cómo:(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al lector editorial se le paga, claro ;).

      Yo he empezado muy poquito a poco y a veces de casualidad. La verdad es que le agradezco un montón al blog las puertas que me ha abierto y la gente del mundillo que me ha permitido conocer.

      ¡Besotes, Eva!

      Eliminar
  37. Me alegro de que te paguen ;)

    Es que me das tanta envidia, con tantos libros*.*

    No creo que con hacerme un blog me baste, pero lo intentaré:) Blogs como los tuyos me dan coraje para intentarlo.

    ¡Un abrazo, Alba!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es como en todo: poquito a poco y con ganas ;).

      ¡Muchos besos, Eva!

      Eliminar
  38. ¡Cómo se nota que tú no escribes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía no me he enfrentado al envío de una novela, pero sí a su valoración, Anónimo :). De eso hablo aquí, de mi experiencia como lectora de manuscritos.

      Si quieres aportar algún otro consejo, o contra-consejo, ¡soy toda oídos! Me gusta conocer opiniones diferentes :).

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  39. Siempre es bueno que alguien dentro del mundilo editorial dé consejos, ando atareada con varios escritos y tus consejos me vienen de perlas.

    Muchas gracias!!

    ResponderEliminar
  40. muy buenos consejos, no soy un escritor muy esperimentado y apenas estoy consiviendo algunas ideas para algo grande pero es tan dificil dar en el clavo con lo que quieres reflejar en un texto, me gustaria que me dijeras como hacerle para no divagar al escribir

    ResponderEliminar
  41. ¡Hola Alba! (gracias por abrir los comentarios de nuevo jeje).

    Me parece muy interesante todo lo que dices y los consejos muy acertados. Sobre todo teniendo en cuenta que has sido lectora de manuscritos. (Os tengo miedo, ¡pánico!)

    Yo diría que cumplo todos los puntos aunque nunca consigo presentar un manuscrito sin errores. Da igual el tiempo que invierta, soy buena detectando los fallos de otros pero malísima detectando los míos. Además, (y esa es la razón por la que recibes tantos manuscritos malos) en este país no nos enseñan a escribir bien.

    Yo, por ejemplo, estudio Derecho, una carrera de letras donde no se le da importancia a las letras. Los profesores cometen faltas terribles de ortografía/puntuación. (Si te pusiera aquí un enunciado de algún ejercicio fliparías). En el último parcial que hice tipo test había respuestas del tipo "Si, es un derecho subjetivo". Si, es un derecho subjetivo y de superficie". Ah, y no ponía el punto y final en ninguna pregunta. Tuve ganas de levantarme y ponerme a gritar: ¡ESTOS "SI" NO SON POSESIVOS, SON SÍ, SÍ, CON TILDE, APRENDE A ESCRIBIR!

    Exámenes hechos por catedráticos, por favor... No entiendo que en las carreras de letras no se dé una asignatura para escribir correctamente. Debería ser obligatorio.

    Y es que en el instituto/bachillerato no nos enseñan a escribir. Nos enseñan a encontrar una oración compuesta subordinada adverbial especificativa pero no nos enseñan que en los diálogos hay que usar raya y no guión. Nadie nos explica que la RAE prefiere las comillas latinas, o la diferencia entre comillas y cursiva. Que detrás de un paréntesis hay que poner el signo de puntuación correspondiente. El uso correcto de las comas. Nadie me ha enseñado a evitar el leismo, laismo, loismo y demás (tan típico de mi zona) sino que me han dicho "hablas así y no lo puedes evitar". Y así un largo etcétera. Son cosas que he tenido que aprender por mi cuenta a base de errores, de hablar con gente, de observación y de mil paseos por la web que tiene la RAE. Y aún así, los fallos aparecen.

    Hay veces que pienso que no tenemos nada que hacer (los escritoruchos) contra aquellos que estudian filología o periodismo. Pero las librerías están llenas de libros escritos por gente de otras profesiones. Me pregunto cómo serán sus libros cuando os los presentan.

    En mi última novela, después de mandarla (típico en mí) la volví a leer (gran error) y encontré varios fallos de puntuación. Cosas como, por ejemplo, no poner el punto y final en un diálogo. Y me dieron ganas de atizarme con un palo. Pero esto hizo que me fijara en algo: en la tele no ponen nunca el punto y final a nada (los típicos rótulos o titulares). Casi nadie los pone en twitter. No lo ponen en muchos periódicos (ese es otro tema que daría para largo, los errores en los periódicos, últimamente están plagados). Y claro, lo que se ve se mama. Estamos en una sociedad que no se molesta en escribir bien y es un virus que al final contagia.

    Uff, tengo que ir frenando o te dormirás.

    Después de todo este aburrido monologo sobre mis pensamientos quería preguntarte algo personal. ¿Cuántos errores “toleráis” los lectores de manuscritos de cara a tirar una novela a la basura sin leerla? A mí hay veces que me pasan novelas (para betear) con cerca de diez o veinte errores por página (que yo encuentre, que alguno se me escapará…). Y no sé si es lo habitual que recibís en las editoriales. ¿Qué es lo que sueles encontrarte? ¿Dejáis de leer la novela o por el contrario la leéis entera a pesar de los fallos ortotipográficos?

    Un saludo y gracias por un post tan interesante.

    ResponderEliminar
  42. HOLA, RECIENTEMENTE HE TERMINADO MI PRIMER LIBRO, Y AHORA ESTOY REVISÁNDOLO PARA CORREGIR TODOS ESOS PEQUEÑOS ERRORES QUE MENCIONAS EN TU ARTÍCULO.
    SIN EMBARGO, TENGO UN PEQUEÑO PROBLEMA QUE NO SÉ CÓMO SUBSANAR, Y NI SIQUIERA SÉ SI ES UN FALLO GRAVE O NO. ME EXPLICO:
    EN MI DOCUMENTO, RESPETO LAS LÍNEAS VIUDAS Y LAS HUÉRFANAS, PERO AL HACER ÉSTO, EL NÚMERO DE LÍNEAS POR PÁGINA VARÍA, OSCILANDO ENTRE 22 Y 24.
    LA VERDAD ES QUE NO SÉ CÓMO ARREGLARLO, O SI REALMENTE NO ES TAN IMPORTANTE COMO YO CREO QUE ES.
    TE AGRADEZCO DE ANTEMANO TU CONTESTACIÓN. MUCHAS GRACIAS

    ResponderEliminar