1 sept. 2012

Sombras, de Marta Rivera de la Cruz (2010)

Aunque Sombras se publicó hace dos años, no ha pasado de moda porque es de esas historias que se llevan ahora. Tiene una pizca de romance, adolescentes que juegan a detectives, fenómenos paranormales y un pueblecito de montaña precioso como telón de fondo. El libro tampoco ha pasado de moda porque está escrito con un buen puñado de erratas y faltas de ortografía, y eso ahora se lleva mucho.

Empecemos por el principio: Valeria. Dieciséis años, de padres recién divorciados, cabreada con el mundo, algo desagradable y prejuiciosa, con muy poca sensibilidad, un poco obsesionada con el chico de turno... No es un personaje que me haya caído especialmente bien, pero admito que me ha gustado su arrojo y que es fácil identificarse con ella. Por culpa de un accidente termina en el hospital, donde permanece en coma varios días; y su madre, creyendo que se ha intentado suicidar, toma la decisión de mudarse las dos a un pueblecito del Pirineo para empezar de nuevo. Llegan a Bline, todo el mundo es feliz y encantador, todo es bonito y perfecto... Pero ya se sabe que las apariencias suelen engañar un poco. Resulta que en Bline alguien está asesinando a los perros del pueblo y hace años alguien mató a tres niños. Valeria, que además de arrojo tiene ciertas habilidades especiales adquiridas tras el coma, se encargará de llegar al fondo del asunto; ayudada, claro, por el chico de la historia.

Sombras es un libro del montón, pero tiene sus puntos. Entretiene, engancha, se lee rápido, a su autora no le importa decir que la protagonista tiene ganas de "mear", la historia de amor es creíble y se tocan temas peliagudos sin ir de puntillas. Por su parte, aunque los secundarios sólo están ahí para rellenar (de hecho tres chicas se llaman Tina, Tara y Mara, no sé si para despistar), los personajes principales están bastante bien perfilados.

Pero, como he dicho, éste es un libro del montón. Es superficial, tiene algunas incoherencias, Valeria sale demasiado bien parada de una aventura que le viene demasiado grande, todo se desarrolla con mucha facilidad y se echa en falta un poquito de emoción. No quería que Marta Rivera de la Cruz se recrease en las palizas que un tipejo le da a su mujer, por ejemplo, pero hubiera agradecido un poco más de empatía. Por otro lado, no estoy de acuerdo con la decisión final que toman los protagonistas (SPOILER: a mí me parece que a los malos siempre hay que castigarlos, que la verdad debe salir a la luz por mucho que vaya a salpicar a unos y doler a otros: FIN DE SPOILER), pero supongo que eso es ya un tema personal mío.

Hay un detalle de la novela que no he llegado a comprender. Por lo visto Valeria tiene un blog (clic aquí), pero:
  1. Las entradas no complementan la lectura (como sí ocurría en Pomelo y limón) y para colmo parecen escritas por una Valeria mucho más dulce o relajada que la de la historia.
  2. Algunas entradas se publicaron un año después de que el libro saliera a la venta.
  3. En el libro Valeria jamás escribe un blog.
  4. En ninguna parte del libro (cubierta, contra, etc.) se publicita el blog.
A ver, que entiendo la fiebre ésta de intentar combinar literatura con Internet para así acercarse todavía más al lector joven y enriquecer la lectura, de hecho me parece muy interesante, pero creo que hay que hacerlo con un poco de sentido común.

Pros y contras expuestos... Hay muchos buenos libros por ahí esperando a ser leídos, pero si os apetece una lectura rapidita, poco profunda y algo reivindicativa, tal vez Sombras podría contentaros. Además es una novela autoconclusiva y no creo que la autora pretendiera escribir nada más que lo que hay.

6 comentarios :

  1. El libro parece estar bien, además si es entretenido mejor, me llama la atención el misterio ^^ aunque por los contras, me echa algopara atrás, pero le daré una oportunidad.


    Me ha hecho gracia que las tres chicas de relleno tengan esos nombres xD

    (El intento de combinar libro e internet me ha recordado a Skeleton Creek)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A "Skeleton" y a "Pomelo y limón", sip, pero en esos casos la combinación estaba bien hecha y funcionaba :(.

      Lo de esos tres nombres es la caña xD.

      Eliminar
  2. No he leído el libro, pero estoy de acuerdo contigo en que es bueno combinar literatura e Internet siempre que la relación esté justificada. Por lo que cuentas, parece que ese blog fue más una estrategia de marketing para promocionar la novela que algo pensado desde el principio por la autora, o al menos esa es la sensación que me da.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por la autora, por la editorial o por ambas, pero está claro que no pensaron muy bien lo que hacían. Les hubiera salido redondo de no ser por esos cuatro puntos que anoto, que le restan toda la credibilidad O_o.

      Más besos.

      Eliminar
  3. Madre mía, si alguna vez publico algo... espero (con todo mi corazón) te guste :P

    ResponderEliminar