23 sept. 2012

La perfecta heroína tiene el culo prieto

Prieto como una olivita dura.

La perfecta heroína tiene, además, el cutis perfecto. Nada de granitos; tampoco pecas, que suenan a antiguo. Y rivaliza en belleza con Afrodita. Por descontado, tiene el pelo laaargo, largo, y brillante; a veces negro como el azabache, otras de un exótico caoba y otras del color de la miel. El viento, porque siempre hay viento cuando la perfecta heroína anda cerca, agita sus cabellos con gracia y elegancia; aunque no los despeina.

La perfecta heroína nunca va al baño. No lo necesita. Y siempre tiene un cuerpo de infarto, ingiera las calorías que ingiera. Su cuerpo está en permanente Operación Bikini. Por eso su culo, como digo, es tan prieto, tan durito, tan respingón y apetecible. Y, claro está, viste ese culo, y esas tetas como torpedos, y esa tripa más plana que una tabla, con ropas que le sientan como un guante, sin importar que las haya comprado en la tienducha de mala muerte del peor callejón de la peor parte de la ciudad.

Además, la perfecta heroína es esencialmente buena. A veces se enfada y saca las garras, pero en general es buena, siempre sonríe, siempre ofrece la otra mejilla, siempre da la mano para que le tomen el brazo. Y es cariñosa. Y siempre tiene varios chicos, que rivalizan en belleza y sexualidad con Adonis, a su alrededor que le dicen que es la mujer más maravillosa, genial, poderosa y sensual del mundo. La perfecta heroína procura no sentirse inferior si esos adónises no están siempre pendientes de ella. Porque ella es una mujer moderna y liberada. 

Para sentirse normal, la perfecta heroína suele tener una mejor amiga de la que se acuerda y se olvida, se acuerda y se olvida, a lo largo de la historia. Y/o un mejor amigo: a veces gay y a veces hetero para darle un poco de emoción romántica al asunto. También suele tener padre y/o madre, aunque siempre es preferible que sea huérfana para tener más libertad de movimiento (no parece muy cómodo o creíble salvar al mundo si tienes un toque de queda); pero si tiene padres o tutores, estos serán a) despistados, b) se irán de vacaciones dejándola sola en casa, c) la mandarán a algún internado (internado que generalmente no aparecerá en los mapas, y estará habitado por criaturas extrañas y peligrosas; pero la envían allí porque quieren lo mejor para ella, ojo).

Yo prefiero que las heroínas sean imperfectas. Mezcla de cosas.

Me gustan cuando tienen culos prietos, cabellos al viento y narices finas; me gustan cuando son atléticas, buenas y generosas; cuando saben sobrevivir sin novios. Pero también me gustan cuando tienen mala leche. Cuando son listas y divertidas; y honestas, sencillas, torpes y curiosas. Cuando tienen las tetas un poco caídas, y pelo corto y rebelde. Cuando por accidente se lo tiñen de verde. Me gustan cuando visten mal, cuando comen y engordan un poquito, cuando a veces son egoístas y rencorosas (es decir, ¡humanas!), cuando ríen a carcajada limpia y se sacan buenos sarcasmos de la manga, cuando les apetece besar y besan apasionadamente, cuando tienen carácter, cuando no siempre ganan, cuando se esfuerzan.

Me gustan las heroínas que son una mezcla entre Bridget Jones, Hermione, LilyNasty y Hazel Grace. Me gusta que las chicas que salvan al mundo, o que se salvan a sí mismas, sean como tú y como yo.

38 comentarios :

  1. Muy buena la entrada!
    Yo me voy a favor tuya con la protagonista imperfecta que la otra a veces me da hasta escalofríos :S

    Besos ^^

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado esta entrada, estoy totalmente de acuerdo contigo, una se siente más cercana a la protagonista cuando es humana, y no perfecta, no me parece demasiado real a pesar de ser una historia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. El otro día terminé el primero de la saga de Gena Showalter, la de los señores del inframundo. Y me sorprendí muchísimo cuando leí la descripción de la protagonista, cuando la autora me contaba que aún con el culo un tanto más grande de lo que hoy en día es habitual en la literatura, con las bragas de su abuela, y con el vientre igual de plano que el mío (o sea, nada), Maddox, el prota buenorro babeaba por ella y la quería tal como era tratándola como a una Diosa, me quedé de piedra: por bueno, claro está, pero flipé en colores: haberse atrevido a llevar la contraria al look que hoy en día nos traen las protas. Me encantó, sin más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, me apunto el título, ¡quiero conocer a esa protagonista!

      Eliminar
  4. Me han encantado tus letras, Alba. Y encima de bien escritas, tienen moraleja ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Genial la entrada, y ¡cuánta razón! Qué difícil es encontrar a la heroína imperfecta hoy en día

    ResponderEliminar
  6. ¡Me encanta tu entrada! Es fkjeduigib *-* y tienes muchísima razón. También nos gustan las protagonistas imperfectas, más que nada porque son con las que más nos identificamos. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Imperfecta onda SAilor Moon??? jej, creo que fue pionera de antiheroínas... y Bridget Jones el toque de realidad.

    ¿Leíste Ciega a citas? de CArolina Aguirre. También tiene mucha dosis de realidad a lo Bridget. Sería otro ejemplo de imperfecta. Pero de las que te hacen reír y llorar.

    La verdad es que cansan ese tipo de heroínas a lo Lara Croft. Me encantó "También suele tener padre y/o madre, aunque siempre es preferible que sea huérfana para tener más libertad de movimiento (no parece muy cómodo o creíble salvar al mundo si tienes un toque de queda); pero si tiene padres o tutores, estos serán a) despistados, b) se irán de vacaciones dejándola sola en casa, c) la mandarán a algún internado"
    Porque es tal cual!! Es lo que siempre digo... ¿estas menores pueden hacer realmente lo que quieran? Bueno... por algo son heroínas, pero debería haber una miradita adulta tb, q no está de más.
    Es mi opinión.
    Un besote, me encantan tus entradas!

    ResponderEliminar
  8. Que bonito requetebonito... Y sí, es verdad, siempre da rabia encontrar a protagonistas ultraperfectas con las que no te intensificas en absoluto. Mejor una prota que podrías ser tu misma, un personaje real y de carne y hueso. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Oh, oh, y no te olvides de que aunque hayan sido vírgenes toda su vida y nunca hayan sentido deseo o arrebatos de pasión, siempre van depiladitas y son diosas en la cama, eso sin duda alguna.

    Me ha encantado la entrada. Yo añadiría a Katsa, Rose, Charley Davidson, por ejemplo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Síii! ¿Cómo me he podido olvidar de eso xD? Gran aportación, Aineric ;).

      Eliminar
    2. Jaja es que es de las cosas que menos me cuadran a mí de las protas.

      Eliminar
  10. Jajaja, que buena entrada, mientras leía no pude evitar traer a mi mente un montón de super heroínas, pero que le vamos a hacer... casi siempre así no las presentan. Buenotas en su doble aspecto.

    ResponderEliminar
  11. Si, en definitiva prefiero las antiheroínas. Son geniales a su forma de ser, tienen ese estilo tan propio como el caminar de un pato, pero que con ingenio y certeza alcanzan a conquistar los corazones de sus lectores. Y Britget Jones es mi preferida xD la adoro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bridget es achuchable. Y como, aunque es torpona, no tiene un pelo de tonta, es un gusto leer/ver sus desventuras ;).

      Eliminar
  12. Siempre es un deleite leer una de tus entradas!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Cuánta razón hay en esta entrada... ¡Lo más triste es que se podría decir lo mismo de los personajes masculinos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf. Ellos. Otro día les dedico una entrada ;).

      Eliminar
  14. Me encantó! Ojalá y todas las protagonistas fueran así, fuertes, independientes e iguales a muchas de las mujeres valientes que conoemos día a día (:

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Que vivamos las imperfectas!
    Esas que no sabemos andar con tacones de diez centímetros, ni tenemos el cuerpo de muerte, y que si tenemos manchitas y ojeras.
    Sin nosotras el mundo sería plástico. Además tampoco los Adonis los fabrican perfectos, esos también son de otro mundo imaginario. :)
    Si señora!
    Besos Alba

    ResponderEliminar
  16. Toda la verdad. Es como leer sobre Clary de CDS. Vaya marie sue ¬¬

    ResponderEliminar
  17. Qué difícil es hacer una prota con todo lo que pides o, mejor dicho, quitándole todo lo que dices, jejeje, pero tienes toda la santa razón, sí señor.
    Algún día te torturaré con la historia de los súcubos (cuando la termine), porque la prota no solo es imperfecta, además es de "los malos" :P
    Gracias por estar ahí ayer ;) mil besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí tienes razón. No debe de ser nada fácil crear a una heroína 10 :P.

      Ya me torturarás, ya me torturarás. ¡Besooos!

      Eliminar
  18. Me ha encantado la entrada. La verdad es que los personajes perfectos, héroes y heroínas, me aburren. Son más atractivos los imperfectos, ya que se parecen mucho más a la realidad de sus propios lectores. Te ha faltado decir que la heroína perfecta siempre correrá y se verá envuelta en todo tipo de aventuras subida a unos tacones de aguja de como mínimo 10 centímetros de altura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí le has dado, ¡he olvidado los tacones! Y corren que se las pelan con ellos, eh. Y, claro, nunca llevan bolso. Todo les cabe en los bolsillitos de los pantalones.

      Eliminar
  19. Si tengo que creerme a esas heroínas tan estupendas, siento que mi vida es normal y aburrida, vamos una patochada. Y lo malo es que muchas veces las creo, es que las venden muy bien.

    Pero es cierto que esas heroínas tan estupendas, no me hacen sentir nada cuando las leo, y las que me hacen llorar y reír y las que me apetece volver a leer son las que tú has descrito tan bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las Bridget Jones tocan nuestra fibra sensible ;).

      Eliminar
  20. Pues yo de momento me quedo con Rose, con Katniss y todas esas protas que efectivamente meten la pata, cometen errores pero también son estupendas a su manera. :)

    ResponderEliminar
  21. ¿En algún momento leíste mis pensamientos al leer este artículo verdad? ¡No encuentro otra explicación!

    ResponderEliminar
  22. ¡Sí, totalmente de acuerdo! Por eso me encantó Elisa, de "La chica de fuego y espino", ¡por fin una heroína más que rellenita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que conocer a esa protagonista. ¡Gracias por recomendarla, Lana!

      Eliminar
  23. Jajajajaja, qué bien te ha quedao ;o) Yo no creo que salvara nunca el mundo, pero sí me gusta ver alguna cosilla de mí en las protas. Muy divertido y reflexivo, guapa.
    Besotes heroicos.

    ResponderEliminar