15 sept. 2012

El blog de Cyrano, de Rosa Huertas (2012)

Sofía acaba de empezar su primer año de universidad; quiere ser periodista. En su clase conoce a Pablo, un chico que la intriga: va a su aire, parece listo, es guapo, cuenta cosas interesantes ¡y además lee! Y, claro, se medio enamora de él; sin embargo, no tiene el valor suficiente para confesar sus sentimientos, así que se convierten en colegas mientras ella, en el fondo, se obsesiona. Por suerte cuenta con buenos amigos para sacarla de ese pozo extraño que es el desamor: Sandra, que la sigue llamando para quedar aunque deje de dar señales de vida durante semanas; Sergio, que no es tan superficial como ella creía; y el Cyrano del Parque del Retiro, que le da la idea de abrir un blog anónimo para escribirle cartas de amor a Pablo que el chico nunca leerá. A todo esto hay que añadir un poquito de emoción: cartas que hablan de un crimen no resuelto ocurrido durante la Guerra Civil española.

El blog de Cyrano es una lectura correcta en su estilo y desarrollo, pero se queda con las ganas de ser un buen libro. El principal problema que tiene es su protagonista, Sofía. Su cuelgue por Pablo, y toda esa vorágine de sentimientos que la turba, es una situación muy realista; y es agradable leer sobre una chica apasionada por los libros que se va a pasear sola por El Retiro y conversa con artistas callejeros. Pero Sofía también es un personaje soso, serio y excesivamente formal.

Cuando habla con sus amigos parece que estuviera dirigiéndose al senado; no suena natural, sus intervenciones resultan forzadas. Los demás personajes tampoco salen muy airosos: están más o menos bien construidos, pero son de color gris, saben a aburrimiento y están hechos de barro. Sólo podría salvar de aquí a Cyrano y a los protagonistas de las cartas sobre la guerra, cuya historia se entrecruza con la de Sofía, animándola y enriqueciéndola. Ese relato del pasado, que habla de la guerra y el mundo del teatro, es uno de los dos motores de la historia. El otro es el blog de Sofía, donde la chica publica aburridas entradas en las que recibe interesantes comentarios de una persona anónima.

Rosa Huertas escribe bien a secas. Es correcta, como Sofía, y habla de cosas interesantes, pero no brilla. Ha escrito una historia lenta y previsible con la que no es fácil conectar, que tenía potencial para convertirse en mucho más y a la que en la editorial han vestido con una cubierta preciosa (y apenas seis o siete faltas de ortografía que más bien podrían ser erratas).

El blog que escribe Sofía existe (sin los comentarios anónimos -creo-): clic.
Si os apetece leer el primer capítulo del libro: clic.

12 comentarios :

  1. Vaya... Sin esperar que fuera el libro del año, la verdad es que pensaba que estaría mejor. El fragmento con el que empieza me parece muy bonito, de esos que captan el interés, y también me gusta que vaya de una chica universitaria (al menos salimos del bucle de las de 16 años). En cualquier caso, lo leeré pronto. Ya veré qué tal conecto con esta Sofía...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad probablemente el libro sea mejor de lo que cuento, pero Sofía estropea tanto el conjunto... Creo que es la forma de narrar y ver el mundo de la autora, que no casa conmigo; ¡yo necesito más color, más ansia, más vida ;P!

      Eliminar
  2. Puede estar bien... Yo creo que prefiero una autora menos perfeccionista y más intensa, aunque por ello tenga que soportar colinas y depresiones en el ritmo de la lectura ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diré más: yo me quedaría con una autora perfeccionista y además intensa :P. Si la historia fuera una pasada pero tuviera un ritmo horroroso, la lectura podría ser terrorífica x).

      Eliminar
  3. Yo en cambio, creo que si lo veo le daré una oportunidad, me parece que casa conmigo ^^U XD

    ResponderEliminar
  4. No conocía este libro, pero no me atrae nada, las historias serias solo me apetecen de vez en cuando y ahora no es su momento, por cierto estoy disfrutando mucho de Quantic Love. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Quantic Love" se lee en un periquete y es muy chulo eso de que te pasee por el CERN ;). Eso sí, en la próxima novela de la autora a mí me gustaría que hubiera personajes con un poquito más de fundamento.

      ¡Besotes!

      Eliminar
  5. ¡Hola, Alba!

    ¡Qué pena que no coincidamos! A mí me encantó y su lectura la disfruté muchísimo.

    Besos,
    Elena Velarde.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar