16 ago. 2012

'Tentación de ángeles', de Michelle Zink

Tentación de ángeles me ha parecido uno de los peores libros del año. Es lento, predecible, aburrido y absurdo (Helen, la prota, se pone a hablar de alfombras como quien habla del tiempo), se repite constantemente, sus explicaciones científicas en plena época victoriana dan risa, está lleno de clichés y obviedades (como cuando alguien cerró los ojos y “todo se volvió oscuro cuando lo hizo”), le sobran muchísimas páginas y la historia de amor, que lo impregna todo, no podría ser más boba, por Jesucristo Superstar. 

Para seguir echando sal en la herida, los personajes dan ganas de llorar: primero tenemos al chico amable A, al chico huraño B y al chico misterioso C, y después tenemos a la chica pobrecita, Helen, que es huérfana, hermosa, afable, abnegada, torpe y rescatable, y necesita que los hombres la protejan para sentirse viva (lo sé: un mensaje peligroso). 

Lo siento, pero este libro me ha parecido terrible, y los valores tan sexistas que predica me han dado ganas de sacarme los ojos. Además, las constantes faltas de ortografía no han ayudado a hacerlo más soportable. Para colmo, uno de sus ganchos, el título, en realidad no tiene nada que ver con la historia. 

Desde luego, Michelle Zink no es la escritora que esperaba, cosa que me descoloca un poo, porque su anterior trabajo, la trilogía La profecía de las hermanas, parece que ha cosechado bastante éxito. Así que no sé exactamente qué ha pasado aquí: o esa saga también daba pena o era una maravilla y al escribir Tentación de ángeles a Zink se le ha ido la olla.

¿Por qué se siguen publicando libros así T^T?

0 comentarios :

Publicar un comentario