21 ago. 2012

Queridos malos malos de los libros:

¿Por qué contáis vuestros planes antes de que tengan éxito? ¿Por qué tenéis esa apremiante e infantil necesidad de regodearos? ¿Por qué siempre os creéis más listos que los protagonistas? ¿No os dais cuenta de que todo eso es vuestra perdición, de que siempre que desveláis vuestros malvados planes todo acaba saliendo mal y terminan enviándoos a cárceles hechas de bondad o el cielo de los malos?

Mi consejo es éste: leed libros donde salgan malos con muy mala leche. Malos de esos que rapiñan, tienen ideas infernales y hacen cosas muy malas. Leed sus aventuras no para que sintáis lástima de los buenos de la historia y terminéis reconvirtiéndoos. Al fin y al cabo sois necesarios para los libros, sin importar vuestro nivel de torpeza. Torpeza que, de hecho, a algunos autores les viene muy bien porque si no no sabrían cómo salir del paso.

Leed para comprender mejor el mundo, para conocer a vuestro solitario yo interior, para entender al enemigo, para ser más hábiles en vuestras malignas y perversas estrategias. Leed para ser, a veces, mucho más interesantes y aterradores. Centraos en lo que sois, los malos, y haced vuestro trabajo.

15 comentarios :

  1. ¿Por qué los malos siempre acaban por destripar al bueno cuál es su maléfico plan? Ni lo entiendo ni lo entenderé. Lo que sí sé es que quiero malos de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malos que nos hagan tener pesadillas con ellos. Que nos hagan encender la luz por la noche porque oímos cosas. Ya empiezo a tener miedo...

      Eliminar
  2. :)
    yo soy de esas que se enamora de los malos de ficción (pero no de esas que se enamoran de los de verdad y mandan cartas a los del corredor de la muerte), el último malo que me enamoró fue el de "American horror story", mmm... me molan los que son buenos siendo malos y tienen una buena "agenda" oculta (ya sabéis, los que no airean sus planes como bien dice Alba).
    mil besotes!!!

    PD: Gracias por la manita twittera :') y participa, please, aunque la uses de posavasos si te toca :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si fueras de esas me empezarías a dar mucho miedo, Mara xD.

      PD: en cuanto me libere de un tocho de la tesina, me paso por ahí para leer los pasos del bingo. ¡Mua!

      Eliminar
  3. Yo me he topado con algunos cuantos que son realmente malos, que me han hecho pensar: es mejor no toparse con ellos ni en la esquina, de esos que no te dejan dormir tranquila por las noches pensando en su maldad.
    De vez en cuando hace falta que haya un poco más de estos.

    Saludos ^^)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, sí, estos malos sólo para los libros, las series o las pelis. Que no salgan de la ficción o nos da un flus.

      Eliminar
  4. Cuantísima razón tienes. Quiero uno de esos malos que aterra, que te hace estremecer, que consigue que se te estruje el estómago cuando se encuentra con su enemigo.. Un malo que llegues a odiar y admirar al mismo tiempo, por el juego tan enorme que da su personaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí está, ahí está: tan malo, tan buen malo, que a veces hay que reconocerle el mérito y hacerle la ola :).

      Eliminar
  5. ¿Lo más importante de una novela? ¿Será el protagonista? ¿O el romance? No. El villano es la diferencia. Si un libro no cuenta con un buen malo por mí como si se auto-inmola en mi chimenea ;) Y en las novelas hay que ser justos, ¿y qué si el malo tiene todas las papeletas para ganar? Pues que gane y punto, maldita sea. Yo por lo menos prefiero eso a que la inteligencia del protagonista aumente de repente un 75% y urda un plan einsteinico para acabar con el malvado; o a que salga Green Lantern de las profundidades de la taza del váter a llevárselo al infierno.

    PD: la única razón por la que me vi las no-sé-cuántas películas de X-men fue Magneto, un villano de los de verdad.


    Besitos (hoy me he comportado, eh?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está claro, sin malo no hay conflicto, y sin conflicto la historia sería una cosa demasiado petarda ;).

      Y Magneto... menudo señor. Pero ni siquiera era "malo malo". Era un villano de los buenos, de los legendarios.

      ¡Besos! (Jeje, sí, sí.)

      Eliminar
    2. Mmm... toda la razón tenéis :D

      Eliminar
  6. Para mi los malos en las historias son los más interesantes y cautivadores, sino encuentro un malo digno de mencionarse mejor paso del libro, por que ya se de que irá la cosa, XD de niña siempre fui fan de los malvados de las películas y cuentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no tanto xD. Pero necesarios son, sin duda.

      Eliminar
  7. ¡Vivan los malos malotes! Interesantes, aterradores y muy llamativos.
    Me quedo con la imagen, el malo de la historia y con ese último párrafo tan revelador.

    Buenas noches, Alba. Siempre es refrescante leer tus letras en la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen es lo más divertido del post xDDD.

      ¡Descansa, Deigar!

      Eliminar