10 ago. 2012

9 pasos para fomentar el odio por la lectura

Así, según un artículo del PLEC, se logra que los niños y jóvenes vean la lectura como su enemigo público número uno:
  1. Presenta el libro como alternativa a la televisión
  2. Enfrenta los libros a los cómics
  3. Di "cuando yo era joven los chavales leíamos más"
  4. Di "los niños/jóvenes de hoy tenéis demasiadas distracciones"
  5. Échale la culpa por no leer
  6. Transforma el libro en instrumento de tortura
  7. Niégate a leerle
  8. No ofrezcas elección suficiente
  9. Ordena leer

¿Resultado? Generaciones perdidas de lectores.

No lucharán al lado de Harry Potter, Ron ni Hermione, nunca sabrán que hay vampiros que brillan, no se contagiarán de la mordacidad de la Nothomb, no acompañarán por el bosque a una niña vestida con caperuza roja, no sabrán que existen los unicornios ni las hadas, no verán sus vidas reflejadas en las historias de Gómez Cerdá o Sierra i Fabra, no enloquecerán con la indecisión de Victoria, no sabrán quiénes son las March o las Bennet, no surcarán los cielos a lomos de una alfombra voladora, no espiarán las historias de amor de otros, no conocerán a la Panda de las Fantásticas ni sabrán dónde viven los monstruos, tampoco sabrán que sólo puede quedar uno.

¿Vamos a permitirlo?

20 comentarios :

  1. Me encanta este artículo, por breve que sea. Yo también estoy algo indignada con la hipocresía de muchos hacia la lectura. Padres que no tocan un libro en la vida y mandan a sus hijos a leer como si les mandaran a estudiar. Ojalá existiera la manera de que todo el mundo le encontrara ese nosequé-quequéseyo a la lectura y se dejara llevar por ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá <3. Aunque también habrá que aceptar que no a todos les vaya a gustar leer :P. A mí, por ejemplo, no me tiran ni los coches, ni los videojuegos, ni los deportes... Ya pueden fomentar esos gustos en mí hasta morir de aburrimiento, que nanai xD.

      Eliminar
  2. Últimamente estas que te sales! Me encantan las últimas entradas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues te juro que pensaba que siendo tan seriota iba a aburriros! Gracias ;).

      Eliminar
  3. No sé si se podría incluir en alguna de las categorías o sería otro paso más pero yo no me olvidaría del "Profesores que eligen libros insufribles cuando se es pequeño". Se podría decir que es parte del (6) XDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. UF. Eso hace mucho daño al no lector o casi lector... ¡Espabilad, profes! Eso sí, hay algunos que lo hacen muy bien o que por lo menos lo intentan con toda su ilusión.

      Eliminar
  4. Muy buena entrada, me ha encantado leerla. Gracias por publicarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡A ti por leerla!! (Y al señor del PLEC por ese artículo :P.)

      Eliminar
  5. Me ha encantado mucho la parte final de esta entrada ^^
    Es una lástima que haya personas que le rehuyen a la lectura por cosas como las que mencionas, porque aún cuando te topas con un libro malo hay un montón mejores esperandote.

    Saludos ^^)

    ResponderEliminar
  6. un post genial, dice la verdad, pero también debo decirte, que solo los que odian la lectura utilizan este tipo de frases. Pero entre los muchos muchisimos que amamos la lectura, padres, profesores, abuelos, tios, amigos, bibliotecas cada vez más próximas, etc... conseguiremos que poco a poco seamos más lectores convencidos. jajajajajaj creo que me he puesto un poco seria. Voy a compartir tu post.
    No acostumbro a comentar, por las prisas ante el ordenador, pero me gusta tu web y la sigo desde hace tiempo.
    Petonets.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura de que sí. Además, con lo pesados que somos con esto de que leer es lo más, todavía no sé cómo los no lectores no se ponen a leer sólo para que nos callemos xP.

      Un besote de otra que tampoco suele comentar en ningún lado. (¡Tiempo, danos más tiempo!)

      Eliminar
  7. Lamentablemente es así, y la verdad es que no lo entiendo. Me encanta leer desde que soy muy chica y siempre los libros que nos indicaban en el colegio eran insufribles.Nunca voy saber la razón!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me tocaron lecturas inaguantables :(.

      Eliminar
  8. la antichrista muy interesante y el artículo GENIAL. Cuando los chavales no quieren leer, no van a leer por mucho que uno se empeñe, ni mis hermanos ni mi ahijado leen y lo he intentado todo y he evitado lo de la lista, hasta me lei con mi hermano "Soy leyenda" a medias en voz alta, pero nada... es algo que uno hace porque quiere, tampoco me funciona intentar "obligarles" a jugar a los videojuegos que a mí me gustan :P
    besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo he intentado todo con los míos y ahí están xD. A veces igual consigo que prueben algún librito, pero...

      Eliminar
  9. ¡Este artículo es una gran verdad! A mi prima siempre la ponían a leer cuando la castigaban, y no podía entender cómo yo era yo capaz de pasar tantas horas con la nariz pegada a un libro... Bien, después de años de insistir, pasándole un libro tras otro y sin que ninguno le gustase, Los Juegos del Hambre y Olvidados le han quitado ese odio por la lectura, tras tantos castigos leyendo. Ahora la tengo aquí a mi lado, no habla, está inmersa en Delirium. ;P
    Espero que no se me olvide esto si algún día tengo hijos jajaja
    Me ha encantado tú artículo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué error relacionar "castigo" con "leer"... Pero ahí estabas tú, incansable ;). ¡Felicidades! Un beso para las dos.

      Eliminar
  10. el amor a la lectura es un gusto adquirido que depende netamente de las experiencias, el mayor error es obligar a leer libros espantosos que son "bien escritos", kafka, cervantes y otros han matado lectores por siglos, y lo siguen haciendo en la medida que los sistemas de educación siguen preceptos idiotas, no existe nadie que a los 10 años haya tomado el quijote como 1er libro y se haya enamorado, sin embargo autores "mediocres" (jk rowling, meyer, salgari, etc) han creado generaciones de lectores, mientras siguen siendo vilipendiados por críticos de poca monta que nunca han vendido nada, es como pensar que los niños amaran la gimnasia luego de obligarlos a caerse de bruces 10 veces de las argollas cuando aun ni siquiera tienen fuerza en los brazos para hacer el mínimo ejercicio.
    libros para el publico objetivo, lo que quieran leer, no lo que deseen escritores, críticos y editores, ese es el secreto demostrado mil veces con algunos best sellers y la base para crear nuevos lectores.
    la obligación y el castigo no sirven.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pse, los críticos puristas son un grano en el culo, no hay que darles más importancia de la que tienen :).

      Eliminar