29 jun. 2012

Hablo de los lectores de plasticucho

"(...) Pero un día me di cuenta de que ese amor por la literatura a veces se usaba mal. Como el superhéroe que se convierte en villano porque su poder termina por corromperle. O como el fan que se vuelve fanático. Me tomó por sorpresa que hubiera lectores, de cualquier edad y condición, que utilizaran los libros para herir a otros lectores. Me dieron vergüenza. Había quienes escogían bandos y se dedicaban a despellejar al contrario, y había quienes habían convertido en su deporte preferido burlarse de los demás. Todo el asunto me parecía de lo más irracional". Yo misma en El Tiramilla, donde sigo, profundizo, me divierto, me quejo y me desnudo un poco.

Y además añado este vídeo que recomendó Meg Cabot, esa señora que tanto sabe de diarios de princesas. ¡Hay gente con muy buen humor <3! Que os encante tanto como a mí; la canción, aviso, es pegadiza.


Ahora sí: buenas noches, mundo. Es verano en la capital y hay 30º C en la calle. Estoy pensando en dormir chupando un cubito de hielo.

6 comentarios :

  1. ¿Estás en Madrid? ¿Y me entero ahora que yo me voy a Asturias?
    Jejeje, a ver si sigues por aquí a la vuelta, yo te aviso ;)
    by the way, me encantó el artículo ;)
    besotes!!

    ResponderEliminar
  2. Ay no sé porque pero no consigo comentarte en el artículo...te lo pongo aquí:

    Cuanta razón tienes, hay que aprender a respetar las opiniones de los demás cuando son distintas.Es imposible que a todos nos guste lo mismo.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la clave: respeto. Además, ¿y lo divertido que es discutir -a buenas- con quien no opina lo mismo que tú?

      Eliminar
  3. Muy bueno tu artículo y es que a veces las personas pierden de vista lo que es tener gustos y opiniones diferentes.

    Saludos ^^)

    ResponderEliminar