1 may. 2012

Pasen, pasen por el aro

Ayer noche fue La Noche. No es que fuera a tener la cita de mi vida, fuera a probar la cerveza de mantequilla o me fuera a pasar nada extraordinario. Ayer noche era la víspera de un nuevo mes, y como todas las vísperas de nuevo mes tenía una misión: corregir las sinopsis del nuevo catálogo de novedades de El Tiramilla, que iba a publicarse hoy, día 1. Aquí lo tenéis.

En general, las sinopsis que preparan las editoriales juveniles de sus libros son peligrosas y de una oscuridad insondable, atacan los nervios y lanzan rayos cósmicos. Suelen estar mal hechas, no tener coherencia, ser un churro y venir llenas de faltas de ortografía y puntuación. Hacen que siempre me pregunte qué clase de gente trabajará en sus editoriales; tanto en las más grandotas y famosas como en las más humildes y pequeñitas. Claro que siempre hay honrosas excepciones: Salamandra, Nocturna, SM y Anaya, por ejemplo.

¿Las personas que trabajan en las editoriales de literatura juvenil habrán ido al colegio, que es donde se aprende a escribir? ¿Tendrán el más mínimo interés en saber hacer algo más que la O con un canuto? ¿Se sienten satisfechas de su trabajo y respetan al lector? Todos los meses me hago las mismas preguntas. Me aburro.

A mí se me caen los ojos, me dan calambres y me entran calores cuando leo sinopsis tan vergonzosas. ¿Qué tiene que hacer una para que las editoriales ofrezcan un trabajo bien hecho? Y no se me ocurre soltar la tontería de que a lo mejor la raíz del problema es que ya no se contratan correctores: quien trabaja en una editorial tiene que saber escribir con corrección, tiene que conocer las normas. Como el sol tiene que dar calor, la lluvia tiene que mojar o los estornudos tienen que hacer que nos pique la nariz. Son cosas evidentes y, sin embargo, me he encontrado de todo: comas que son como el Guadiana porque tan pronto aparecen como desaparecen, argumentos con ideas inconexas, guiones que abren incisos pero no los cierran, barbaridades como acabarán sin tilde, imperativos que quieren ser infinitivos, sobretodos que deberían ser sobre todo's... Por no hablar de argumentos tan poco interesantes que presagian novelas espeluznantemente malas.

Debería ocurrir como con el carnet de conducir, que por cada falta al volante la ley se come un punto: por cada falta de ortografía en las sinopsis (y en los libros, las notas de prensa, los mails...) desaparecerá un lector. Seguro que entonces a muchos iba a quitárseles esa sonrisa de suficiencia.

También explosionan cohetes en el cielo cuando a las sinopsis se les llena la boca de frases-cliché. De frases que deberían sonar simpáticas pero que saben a rancio porque han sido tan utilizadas que han perdido su sentido. Hablo de cosas tan aburridas como:
  • Deberá escoger entre él y su propia vida...
  • No te dejará indiferente...
  • Podría perder todo lo que ama...
  • Es la única con poder suficiente para impedir el fin del mundo...
  • Se da cuenta de que no puede huir para siempre...
  • El nuevo Harry Potter...
  • Buscando aquello que desconocen...
  • Deberá enfrentarse de nuevo a sus miedos y a su pasado
  • Y entonces ya nada será igual...
  • El nuevo Crepúsculo...
Y si las frases-cliché enloquecen a la masa, imaginad lo que consiguen sinopsis tan prometedoras como estas dos. Logran que me tiemble el cuerpo de emoción, que se me ericen hasta los pelos de la nariz, que se me seque la garganta.

Gritos del alma II. Salva mi alma, de Rachel Vincent

Cuando Kaylee Cavanaugh gritaba, alquien moría. Por eso, cuando Eden, una estrella del pop adolescente, se desplomó en el escenario y ella no se puso a chillar, comprendió que pasaba algo raro. No podía lamentarse por alguien que no tenía alma.
Lo último que le hacía falta era hacer novillos, saltarse el férreo toque de queda de su padre y poner a prueba la lealtad de su novio, un chico tan guapo que Kaylee casi no se lo creía. Pero adolescentes fascinados por el estrellato estaban vendiendo sus almas sin saber lo que eso suponía: una vida fugaz llena de fama y riquezas a cambio de una eternidad en el Submundo. Kaylee no podía permitirlo, aunque para salvar sus almas tuviera que poner la suya en peligro.

Que alguien me explique qué relación tiene el primer párrafo con el segundo. Y que alguien, por favor, haga desaparecer a protagonistas tan lerdas como esta tal Kaylee: ¿que no podía creer que un chico tan guapo fuera su novio? Eso es, enseñando valores a los lectores de hoy. A mí ya se me han quitado las ganas de leer el libro.

Mírame y dispara, de Alessandra Neymar

Kathia Carusso, una joven adolescente de la alta aristocracia italiana, regresa a Roma tras muchos años de internado sin entender muy bien por qué su familia la quiere de vuelta. Allí se reencuentra con Cristianno Gabbana, un conocido de la familia con quien nunca ha tenido muy buena relación. Cristiano es terriblemente atractivo e impulsivo, y no parece tener más preocupaciones que las peleas con otras bandas y coquetear con chicas de piernas largas. Al empezar el curso Kathia y Cristianno verán que no solo comparten la misma clase sino también el mismo grupo de amigos. Lo que empezará con odio irá desembocando en una tensión cada vez más fuerte, con provocaciones cada vez más descaradas y situaciones límite. Y cuando finalmente ambos se atrevan a aceptar sus verdaderos sentimientos, deberán sortear obstáculos que nunca hubieran imaginado...

Sinopsis como esta otra me dan ganas de meterme en casa, bajar la persiana, apagar la luz y esconderme debajo de la cama. Auguran una historia boba, sin chicha,
superficial y nada original de la que correré siempre espantada. ¿La labor de una sinopsis no es tirar la caña y pescar lectores? Ante esto, ni siquiera tengo ganas de meterme con su inconexión de ideas.

Por cierto, no es por destrozar la novela, pero... en la primera página ya hay un par de faltas y la narración deja sin aliento (literalmente, mata de horror). Por no hablar de La Frase Estelar: "Me daba cuenta de lo poco que valía mi vida si él no estaba a mi lado". Debería estar prohibido crear protagonistas femeninas de esta altura.

Vivimos en un mundo raro y revuelto, y el de la literatura juvenil custodia su cachito del pastel. Pero si quiere sobrevivir con la cabeza bien alta va a tener que empezar a hacer algunos cambios. Porque parece que hoy cualquiera trabaja en una editorial y cualquiera publica un libro. Al menos tengo claro que no seré yo quien pase por el aro. Seguiré siendo cansina, insoportable y repipi con este tema: tal vez así hiera lo suficiente el amor propio de alguno como para que le entren los mismos calambres que a mí y reaccione. Porque nunca es tarde si la dicha es buena, dicen.
Un abrazo de oso y agradecido para los buenos profesionales.

34 comentarios :

  1. Una campaña de este tema no vendría mal, a ver si logramos hacernos oir. Y llevas razón en todo, desde luego hay libros que tiran pa'trás. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. :)
    Jejeje, tiene usted toda la razón... y eso que me jode dársela porque yo misma he caído en una de sus frases cliché, usé un "podría perderlo todo" en un booktrailer, pero como no me publica ni el Tato, pues nadie se entera si no lo digo yo :P

    ¿Me da permiso para enviarle alguna vez una sinopsis y un resumen de un folio y que me ponga a caldo? No podría pagárselo más que con un café virtual, así que aceptaré la negativa, silente o escrita, con una sonrisa ;)
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)

      Mil gracias :D
      Me has dado una idea, jejeje. Una de mis mejores amigas se va a vivir a USA este verano y me va a mandar un colacao de allí, uno que lleva trocitos de nubes marshmallows, mmm... Está de vicio, 7th heaven ;)

      Así que, como no tengo prisa y has sido tan cielote, antes del otoño te lo recordaré y, si aun te parece bien, te mando la sinopsis y el resumen de un folio. Te lo mando de verdad, dentro de un sobre real al que añadiré un sobre de chocolate a la taza, ya verás, es cielo en polvo con tropezones de nube.
      Creo que es una idea muy dulce :P y no se me va a olvidar :)

      Besotes!!!

      Eliminar
    2. ¿Colacao... con... ¡¡trocitos de nubes!!? Ya me tienes xD. (Soy muy fácil)

      Pero con o sin sobre, mándamelo cuando quieras y te disecciono esas letras con mucho gusto ;). ¡Un besote grande!

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo. Y como dijo @Mai, bien dicho.

    Me encantan tus entradas... y los títulos de éstas.

    ¡¡Nos vemos!!*.

    ResponderEliminar
  4. Una entrada fantástica. Yo hace poco encontré una sinopsis que, aparte de presentar un argumento flojito, decía que el libro anterior de la autora había sido "un éxito sin precedentes en España" (sí, claro, es el primer bestseller de la historia xD). No sé si pretenden engañar al lector o qué, pero no estuvieron nada acertados.

    Lo malo es que a veces son los propios lectores los que, por pereza o desconocimiento, no se dan cuenta de los errores de la sinopsis y el interior, de modo que las editoriales siguen en su línea encantadas de la vida. Menos mal que nos quedan algunas serias como SM, Salamandra y compañía.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan "los éxitos sin precedentes". Cada nuevo que sale anula el anterior xD.

      A las editoriales les falta renovarse, pensar un poco más, ser más generosas consigo mismas y con los demás. Y así pasa, que algunas campañas de promoción dan penica.

      Y, como dices, hay lectores que no saben ni dónde van las H's, las B's, las V's y las comas; las editoriales se agarran a los cuellos de sus camisas y no los sueltan. Ya se sabe que la educación y la información son el poder.

      Eliminar
  5. Yo peco de copiar las sinopsis en las entradas que tengo reservadas para las novedades tal cual me llegan. A veces las miro y remiro y corrijo alguna cosilla, pero admito que no lo suelo hacer y debería.

    En lo que respecta a las sinopsis flojas, llenas de tópicos, algunas me suelen echar para atrás pero otras me hacen apuntarla en la interminable lista. Sé que son "malas" y no prometen un buen interior pero por ese "quién sabe..." siempre acabo cayendo.

    Un besote ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo el síndrome de Este Libro Seguro Que Es Una Porquería Pero Me Intriga Y Lo Leo. ¿Por qué nos hacemos esto...?

      Eliminar
  6. Cuanta razón querida Alba, cuanta razón.
    La sinopsis de 'Salva mi alma' la vi hace un par de días y me di cuenta muy rápido de que los dos párrafos no tenían conexión alguna.
    Del mismo modo yo no he leído 'Mírame y dispara' pero vi varias quejas en twitter. Referidas tanto al estilo como a la ortografía. Y es una verdadera pena que se obvien esas cosas, porque a los lectores nos importan. Y a las editoriales también debería importarles.
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que, claro, las historias pueden ser una caca de la vaca y pueden estar pésimamente escritas... pero hay dos mínimos impepinables que deberían cumplirse: que no contuvieran faltas y que no enseñaran a las chicas que ser tontas del culo es lo que se lleva ahora.

      Eliminar
  7. Muy interesante la entrada y tambien coincido mucho con todo lo que dices, además de que hay sinopsis que dan ganas de reir y llorar al mismo tiempo de lo mal escritaS que estan, muchas veces nos venden el libro como algo que no es.
    Deberían de haber mejores protagonistas y no estas chicas huecas que tanto abundan ultimamente.

    Saludos ^^)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cuestión es que hay cantidad de escritoras a las que les encanta escribir sobre ese prototipo de chica atontada. Y no lo entiendo. ¿Será que en el fondo desean ser como ellas? Eso ya sería preocupante :S.

      Eliminar
  8. Estoy bastante de acuerdo excepto por una cosilla. No es que hoy en día cualquiera pueda publicar, más bien es que las editoriales se guardan las espaldas y procuran publicar aquello que puede ser más rentable. En el caso de la novela juvenil, por ejemplo, lo que más vende son novelas tipo los dos ejemplos que has puesto hacia el final. Es un círculo vicioso, la verdad: niñas de trece años entran en este mundillo y comienzan leyendo estos libros. Por x motivo les gusta (el motivo al que principalmente achaco esto es que normalmente la chica protagonista es una chica torpe de la que se termina enamorando perdidamente un chico guapisimo que ni en sus sueños ella se hubiera imaginado que se pudiera fijar en ella), por lo tanto compran más libros de ese tipo. Se hace venta segura y, por lo tanto, las editoriales procuran tener un buen hueco para ellos, no atreviéndose, en muchos casos, sacar libros más novedosos pero de dudosa venta.
    No digo que estas chicas no vayan a conocer otras lecturas ni que las editoriales solo editen estos libros, pero llevo observando cierta tendencia durante estos años. Y, la verdad, para cambiar esta tendencia tenemos que ser los lectores los que exijamos otro tipo de libros, no hay otra manera.
    Así que no, no cualquiera puede publicar un libro, ahora bien, cualquiera que de con cierto perfil de lecturas más vendidas sí tiene más posibilidades de que le publiquen, aunque el libro en sí no valga para mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (En general) Se publica lo que el público quiere, que al parecer es litera-basura. Y cuando el público pide mejor literatura la respuesta es que se publica lo que vende. Pero lo único que se vende es litera-basura. Y como es lo único que se vende es lo único que el público conoce.

      Hace falta un alto en el camino para ponerse a pensar en este sinsentido.

      Por suerte también se publica buena literatura ;). Con ella me consuelo. Pero incluso ahí se cuelan a veces esas protagonistas lerdas que dejan a la mujer a la altura del betún, o esos gays-tipo (siempre son el mejor amigo, siempre son débiles y celosos, siempre les gustan los trapitos...), o esos machotes de 16 ó 17 años que están más buenos que el queso y son súper misteriosos.

      Eliminar
    2. Buen resumen de lo que quería decir, me ando por las ramas >.<. Por eso digo que si queremos algo mejor tenemos que movernos nosotros, pero tenemos ahí un círculo vicioso que no ayuda para nada.

      Eliminar
    3. Entonces es hora de romperlo... ¡chan chan ;)!

      Eliminar
  9. ¡Bravo, Alba!
    Completamente de acuerdo contigo. No sólo en el tema de las sinopsis disparatadas que parecen redactadas por mandriles en celo, sino por el contenido de muchas de esas novelas (mucha purpurina por fuera, pero acaban en las alcantarillas).
    Sí, los lectores deberíamos protestar y exigir a las editoriales algo de calidad, menos productos clonados como la oveja Dolly y novelas que no sean resultado de concursos de popularidad.
    Enhorabuena por tu labor.
    Un saludo,
    Velocilector

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobres mandriles, qué culpan tendrán x).

      ¿Pero sabes qué? Que nosotros también somos culpables porque también nos alimentamos de historias malas de falsa purpurina. Aunque si no lo hiciéramos no quedaría nadie para quejarse... ¡Menudo dilema!

      Eliminar
  10. ¡TOMA YA!
    Pero mira, me ha encantado que no tenga ni un maldito pelo en la lengua. Si a mí me podían llegar a suspender en el colegio por una falta de ortografía... ¿por qué una editorial, que gana dinero con ello, que es SU TRABAJO apenas tiene cuidad con eso?
    A veces me pregunto si es porque ya no se contrata a profesionales... ¿hay muchos becarios? ¿Muchos enchufes? ¿O simplemente la gente no presta atención? O peor... a lo mejor hay gente que no sabe escribir y no se molesta en aprender o mejorar... sería un tema muy investigable.

    Pero si nos vamos por el tema de las sinopsis... Ha llegado un momento en mi vida que cuando leo ciertas frases hechas, tan clónicas y sin mucho sentido... aparto la novela y a otra cosa mariposa. Si yo leyera un libro al año, a lo mejor ni lo notaba, pero como no es así, como me gusta la literatura y leo decenas de sinopsis me siento engañada al leer las mismas bobadas una y otra vez. Falta originalidad.

    Y sobre lo de frases tipo: "si el no existe no puedo vivir", "me moriré si me abandona", "preferiría morir"... ¿Qué clase de ejemplo quieren dar con eso a las niñas, chicas y mujeres de hoy en día? Puede ser una idea romántica hasta cierto punto... pero en la actualidad que una niña de diecisiete años (por ejemplo) diga que no hay más vida que su enamorado en cuestión... es degradar a la mujer a mero aparato atado al hombre. Es una idea horrible, que me duele ca vez que la leo.

    Véase "Juntos" de Ally Condie que la terminé anoche: aunque en general ha habido muchas cosas que me han gustado, en cuanto ha soltado por la boquita una lindeza como las mencionadas he dicho por dentro: "¡nooooooooooooooooooooooooo!" porque me ha hecho perder fe y credibilidad en esa historia de amor.

    Bueno, que me enfado, me voy. xD

    Un beso y genial entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni un pelo, caramba, que no hay nada que esconder o por qué tener miedo ;).

      ¡Ya se me han quitado las ganas de leer "Juntos" xD!

      Eliminar
  11. Estoy medio de acuerdo, creo. Las sinopsis, creo, excepto cuando tienen faltas ortográficas, son correctas. Apelan a un público.
    Lo demás, todo lo demás que mencionas, es culpa del público lector y no de las editoriales. Nos hemos acostumbrado y hemos aceptado que la LIJ viva de clichés y personajes estúpidos cuando no vacíos. El elegido, el grupo de amigos, el gracioso, el tonto que al final se redime, el amor... Todos, desde Harry Potter hasta las más recientes novedades viven y beben de estos clichés. Bella es una pésima protagonista, Katniss es fuerte pero está poco desarrollada, etc. En TODOS los libros de LIJ que yo he leído se maneja un sentido de arbitrariedad que me huele a que al autor le da miedo meterse en un callejón sin salida.
    En Potter, que vendría a ser de los mejores de la modernidad, sabías que cuando Harry estaba en peligro "mortal y real" podía desmayarse y mágicamente llegaría alguien (quien fuera) y lo salvaría. Ese tipo de cosas hace que nos cataloguen (a los lectores de LIJ) como un público sencillo y bobo. ¿Cuántos clones de Crepúsculo se han convertido en best sellers?
    Ahí está el problema, de este lado y no de aquél.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con las sinopsis sólo me meto cuando están mal escritas, pero si además dan coba a protagonistas de valores incorrectos (la típica chica que asegura que morirá entre lágrimas y sufrimiento si no está con el chico del que se ha enamorado a los cinco minutos de conocerle, por ejemplo), no puedo no quejarme :P.

      Los clichés, por otra parte, son hasta aceptables, más que nada porque la vida está llena de ellos. Pero los súper-clichés, los esperpénticos, ya sí que no.

      El problema es un poco de todos: de quienes leen litera-basura, de quienes la escriben y de quienes la publican. Como decía más arriba, hace falta que nos paremos y hagamos una revisión: ¿de verdad esto es lo que ahora se demanda? No estoy criticando las malas historias, ojo, al fin y al cabo cada uno lee lo que le parece y apetece, pero sí critico las mal escritas y las que nos venden unos personajes que no se ajustan ya a estos tiempos.

      Eliminar
  12. Besotes y abrazotes para todos. ¡Qué animado habéis puesto esto :D!

    ResponderEliminar
  13. ¡Ja,ja! Si por cada errata desapareciera un lector...

    Una curiosidad: ¿qué es eso de la cerveza con mantequilla?

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era la cerveza sin alcohol que bebían en Harry Potter. En mi cabeza es una bebida dulce y deliciosa :P.

      Eliminar
  14. Los que trabajan en editoriales no son los únicos infumables, aunque precisamente ellos deberían dar ejemplos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mundo se divide en dos: la gente fumable y la gente infumable. A veces nos mezclamos y nos ponemos a toser ;P.

      ¡Besotes, Camaleona!

      Eliminar
  15. Excelente post!!

    Por cierto,hoy he leído un reportaje de Los juegos del hambre en el periódico Sur en el que te hacen mención;)

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué dices! ¡¿Dónde :D?! ¿Te acuerdas del enlace, Patri? ¡Muchas gracias por avisar!

      Eliminar
  16. Leyendo tu lista de "frases-cliché para vender el libro" (El nuevo Harry Potter, etc), últimamente estoy viendo, y MUCHO, esa frase: "Si te gustó Los Juegos del Hambre, no te puedes perder..."
    ¡Creo que han sido 5 libros ya los que he visto que tienen esa frase!
    P.D: Una amiga me ha enseñado este blog con tu entrada de los 300 y pico de libros de la chica Gilmore (vamos a hacer ese reto literario), y llevo desde esta mañana leyendo publicaciones tuyas. Es genial!

    ResponderEliminar