11 abr. 2012

Mi momento "Caperucita Roja"

Estos días me estoy cambiando los ojos porque empezaba a no distinguir las caras de la gente. Gente a veces muy quisquillosa: "ayer no me saludaste, eh, Alba, mona". Ayer te veía borrosa, eh, ¿vale, mona?

Total, que he ido al oculista. Y claro, que si "dime qué letra ves en la filita de ahí abajo", que si "no es una O, es una D" (¡pero si son igual de gordas!), que si "apoya bien la barbilla y ni se te ocurra parpadear", que si "te he dicho que no parpadees", que si "ahora vas a mirar atentamente este campo de lechugas con una casa al fondo", que si (ahora yo) "qué lechugas tan verdes", que si (ahora la oculista) "ya...", que si "abre el ojo y echa la cabeza hacia atrás, que te voy a echar un par de goticas", que si (de nuevo yo) "¿pero estas gotas no serán como las de la última vez, verdad?, que me pusisteis de esas que duran dos días... o sea, ¿no será como en la pelu, que pides que te corten dos dedos, sólo dos, y te acaban cortando media melena?"

Que si, que si. El proceso habitual cuando uno se cambia los ojos, vaya. Y después del oculista, a la óptica a que te gradúen las gafas de nuevo. "Pero que no, que yo quiero lentillas". Por pura vanidad, no os creáis: resulta que sé de buena tinta que estoy un poco más guapa sin gafas; aunque recuerdo que una vez me dijeron que con ellas parecía una intelectual y eso me infló como un pavo bien engordado y listo para ser... libre, que yo no como ni carne ni pescado.

El caso es que, intelectual o no, han ganado las lentillas y hoy he ido a recoger las de prueba. Porque uno no se pone lentillas así como así: los ojos son la cosa más delicada del mundo y no les sientan bien los intrusos. Y así, en la óptica, mientras me toqueteaba las ¿córneas? (¿habré dicho algún disparate?), he tenido un momento "Caperucita Roja": me han dicho "pero qué ojos tan grandes tienes". Podría haber contestado "¡para verte mejor, jo jo jo!", pero no: mientras intentaba contactar un ojo lagrimoso con una lente, sólo me ha salido un "mehmmgraciasmooh", y después he seguido batallando con la lentilla. Maldita, que me ha hecho llorar.

Mirad que no era la primera vez que me soltaban esa frase, que he tenido tiempo de practicar una respuesta a lo Grimm o Perrault porque "qué ojos tan grandes tienes" es una de las frases para ligar más recurrentes de mi historia... Moraleja: si en lugar de andar tonteando con las lentillas hubiera tenido puestas mis gafas de intelectual, otro gallo habría cantado; supongo que no en vano la vanidad es compañera de los siete pecados capitales.

22 comentarios :

  1. Yo soy de gafas, pero por que no me queda otra. Cuando me dijeron que era una miope que no veía tres en un burro, pensé que llevar gafas no era lo mio. Así que aunque tuve que ponerme unas durante un tiempo, pedí y pedí a mis padres, ponerme lentillas.
    Fui a la óptica y allí me pusieron unas para hacer una prueba.... Problema, no tengo suficiente lacrimal y eso hace que las lentillas se me peguen como si fuesen una ventosa. Así que nada... mi gozo en un pozo. Solo podía ponerme lentillas unas cuantas horas y no todos los días. Así que me compré las de usar y tirar y cuando salía con los amigos siempre me las ponía.
    Un día, una se me quedó tan pegada, que tuve que ir corriendo de urgencias. Cuando me la quitaron juré no volver a ponérmelas, así que ahora soy de las de sin gafas parece que estoy desnuda... jejejejejeje

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Vaya fastidio... Pero entonces estás hecha toda una bella intelectual, Patri ;P. ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Al principio pensé que era un fastidio, pero oye! q sí, que soy toda una intelectual. Hasta el día de mi boda, fui con las gafas puesta, toda mona, yo!! jejeje.

      Eliminar
  3. Yo de pequeñita llevaba unas gafas que eran más grandes que yo y a las que le cogí mucha manía. Por suerte ya hace algún tiempo que no me hacen falta.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Yo he llevado gafas más de la mitad de mi vida. Las llevo desde que sé leer.
    Un buen día de rebeldía adolescente decidí que ya no las quería más. Pues bien, probé más de 4 pares de lentillas de prueba y no había manera. No sabría explicarlo científicamente (como me lo explicaron a mí) pero, en resumidas cuentas, la forma de mi ojo hacen que se resbalen y -al ver sólo a través del borde de la lentilla- lo veo todo doble. Palabras textuales de la óptica: "No te desanimes... Con lo que avanza la ciencia quizá en un futuro puedas llevar" -algo así como "no eres tú, soy yo".
    Dicen que del amor al odio hay un paso, y viceversa. Actualmente no cambiaría las gafas por nada del mundo (pese a todos sus inconvenientes), porque se han convertido en una parte más de mi cuerpo. Eso sí: lo que molestan cuando están sucias :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también llevo gafas desde que aprendí a andar y ya son una parte más. Como un brazo o una pierna ;).

      PD: ¿y lo que joroba no tener a mano una toallita limpiadora de esas mágicas?

      Eliminar
  5. Cuídate esos ojitos grandes!!! Yo creo que en esta vida hay que tener un poquito de vanidad, no la considero una cualidad maligna, todos queremos estar monos, jejeje. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Yo hace unos quince días que llevo gafas... Sí, pero unas gafas de pasta oscuras (de un color con nombre de tortuga, parece ser...) y creo que sería completamente incapaz de ponerme lentillas, soy muy tiquis-miquis para ese tipo de cosas, "que si los zapatos me rozan y ya no los quiero" "que si esto me hace daño aquí o allá" "que si la pastilla de paracetamol es muy grande pártela por la mitad" etc.
    Y aunque llevarlas puestas todo el día es un tostón (sobre todo en esta época que no para de llover y están todo el día sucias) las prefiero a las lentillas. Para devoción de mis parientes, que me vén mejor con las gafas (pura palabrería en mi opinión).
    Problema número uno que tengo con ellas: que ahora cada vez que alguien me ve por la calle me dice "mira, Marina, que lista ella con las gafas, ¡qué inteligente!" y es algo que no me gusta.
    Preciosa la entrada, me ha gustado muchísimo.
    Un abrazo cybergnético.
    P.D.: mi abuela se escandalizó cuando mi madre le dijo que cuando fuera más mayor me podría operar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las abuelas ya no saben qué hacer con tanto invento, las pobres :P.

      Eliminar
  7. Me encantan tus relatos, creo que no me hubiera aguantado las ganas de responder como en el cuento de caperucita xD
    Espero que las lentillas te sienten bien.

    Saludos ^^)

    ResponderEliminar
  8. me encanta tu anécdota, a sido muy amena y graciosa, me hubiese gustado que le dijeras ¡para verte mejor, jo jo jo!" y nos contabas que cara puso, creo que hubiera sido de antología.

    ResponderEliminar
  9. Entiendo cada palabra de lo que has escrito, yo voy a cambiarme los ojos dos veces al año desde que tengo 11 y siempre el mismo cuento y al salir del oculista el sol me hace tanto daño por las gotas que al final termino encerrada en mi casa como un vampiro! Por suerte mis ojillos son aptos para poder usar lentillas pero solo las uso cada vez que tengo que salir de casa sino uso las gafas, es increíble como uno se acostumbra a usarlas que al final si no las tienes es como si te faltara un brazo.
    Te doy un par de consejos si es que puedes usar las lentillas: por mas que produzcas lagrimas trata de humectar tu ojo varias veces al día, vienen unas gotas especiales para ello, si estas mucho tiempo frente a la computadora has lo mismo y descansa un par de minutos porque el ojo parpadea menos cuando miramos al monitor lo que hace que la lentilla se seque. Los días de viento trata de usar gafas de sol para evitar que algo raro entre en tu ojo porque es muy molesto cuando tienes las lentillas y si te refriegas el ojo de repente lo mas probable es que termines sacando antes la lentilla que la mugre, pero lo más importante de todo esto NO duermas con las lentillas puestas NUNCA! Puede traer consecuencias a lo largo o las terminaras perdiendo.
    No estoy tratando de desanimarte de usarlas con todo esto que te digo, solo son precauciones, es mejor prevenir que lamentar después. Las lentillas son unas salvavidas en muchos aspectos y son más los beneficios que las consecuencias, yo las amo y sin ellas no salgo ni a la vereda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lágrimas artificiales apuntadas en la lista de la compra. ¡¡Gracias!!

      Eliminar
  10. Algún día tienes que dar la respuesta, y por favor, explícanos después la cara que se le queda al que te lo ha dicho.

    Por cierto, como eres guapa, da igual que lleves lentillas o gafas, lo importante es que no te vayas dando trompazos por ahí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya viene Camaleona a sacarme los colores ;P. ¡Besotes!

      Eliminar
  11. Acabo de descubrir tu blog, si no te importa me quedo por aquí.


    En cuanto a tu entrada...yo llevo gafas desde pequeña. Y lentillas desde los 17.Suelo usar más las gafas pero las lentillas reconozco que si me tengo que preparar más...las prefiero que me veo mejor. Eso si, para leer no me gustan nada, se me cansa muchísimo la vista...

    LO que le faltaba a mi oculista que le diera la razón, que me dice que deje de leer tanto que sino la miopía no me va a parar de subir xDD.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sé muy bienvenida, Lesincele :). Y dile a tu oculista que busque otra solución, caramba.

      Eliminar
  12. Alba, te dejo unas portadas un 'poco' parecidas ;)
    http://2.bp.blogspot.com/-ZbtveMhyLeA/T3mS7P0qX7I/AAAAAAAAKLo/9RCzAvtigzA/s1600/FINAL+eBook+Cover_A+Shimmer+of+Angels.jpg
    http://www.sagaolvidados.com/wp-content/uploads/2012/02/Portada-OLVIDADOS.jpg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Un poco? ¡Si la modelo es la misma xD! Me las guardo para la próxima portadista, ¡muchas gracias :D!

      Eliminar
  13. "gotICAS". Me da la impresión de que eres de "subiendo, a mano derecha según se va desde Madrid" ;)
    Yo no recuerdo la primera vez que me graduaron, y sí la maravilla que fue descubrir al mirar un árbol que podía distinguir las hojas!!!

    ResponderEliminar