7 abr. 2012

La librería de las nuevas oportunidades, de Anjali Banerjee

Jasmine está hecha polvo: todavía sigue enamorada de su marido, que pronto se convertirá en ex porque la engañó y la engañó y la engañó. Como el lobo cuando sopló y sopló y sopló, sólo que en lugar de tirar abajo las casitas de los Tres Cerditos, el ex de Jasmine lo que hacía era tirarse a otras. Menudo panorama. Y Jasmine, que está tan triste y nota que se está convirtiendo en una sombra de sí misma, sale de la gran ciudad corriendo que vuela. Va a parar a una isla pequeñita, su verdadero hogar. Allí la espera su familia con muchas ganas de acogerla entre sus brazos y curarla a besos y disgustos. Y si en el pack metemos a la dulcemente excéntrica tía Ruma, que se escapa a India durante un mes dejando a su sobrina encargada de su librería, la historia está servida. Así que ahora Jasmine no sólo tendrá que empezar a lamer sus heridas y volver a creer en el amor, también deberá hacerse cargo de la librería de Ruma. Una librería que se enfada cuando le limpias el polvo, le descolocas los libros o haces como que no estás viendo los fantasmas de escritores muertos que se pasean por sus pasillos. Pues eso, ¡bienvenida, Jasmine!

Ésta es la historia de un libro que empezó muy bien, que a la mitad se quedó sin fuelle y que terminó sin más. También es la historia de una novelita que comenzó hablando de penes y ex maridos más traidores que un refresco de gasolina, y se despidió con un final de esos en los que terminas sudando azúcar, no importa cuánto desodorante te eches.

Anjali Banerjee ha escrito una obra simpática, bonita, divertida, tranquila y algo sensual. Todo a raticos. También la ha hecho previsible, redundante, típica, arrítmica y facilona. Un poco de cal y otra de arena. Pero me ha gustado. Lo bueno es mejor que lo malo, la señora escribe bien y ese mensaje de "el amor todo lo puede, tú espera y verás que aparece tu príncipe indio y te come a besos" calma a cualquier fiera. Aunque supongo que estoy siendo tan generosa porque La librería de las nuevas oportunidades ha llegado a mi vida en el momento adecuado: necesitaba pasar las páginas sonriendo y eso es lo que me ha regalado. Además ha sido maravilloso sentir ese amor suyo tan puro por los libros.

8 comentarios :

  1. Justo lo que me temía: un libro que tiene muy buena pinta, con una frase promocional que tienta a los lectores, pero que no termina de convencer. Aun así, parece una historia bonita.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Y lo es ;). Pero no es espectacular. Aunque sirve muy bien para entretenerte un par de tardes tirada en el sofá y sonreír un poquillo.

    Besicos, Cris.

    ResponderEliminar
  3. Mientras el lector sepa que obra tiene entre manos no tiene porque haber desilusión. Si es una historia sencilla y dulce, adelante. Lo sabes y te la lees si es el momento, claro que si esperas otra cosa...

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Tenía muchas ganas de leérmelo; ahora eso ha cambiado un poquito... no sé, aún así me llama. Así que supongo que sin mucho tardar le daré una oportunidad ;)

    Un beso, letrera!

    ResponderEliminar
  5. Justamente lo descubrí hoy y mira que me llamó mucho la atención. A lo mejor para una tarde de estas en las que solo se me antoja leer algo fresco.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Abrazos a todos. Que tengáis azucaradas y sensuales lecturas, jeje.

    ResponderEliminar
  7. Pues parece una lectura interesante, aunque no sea todo el tiempo buena, me inclino por conocer ese intenso aroma a amor por los libros...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Vaya...llevo unas semanas con la intención de comprarmelo...
    Me esperaba mucho mas de el...quizás me lo lea si me regalan,porque para comprarmelo yo,casi que prefiero invertir en otros libros...jo,que desilusión
    Besos y me encantaaaaa tu blog

    ResponderEliminar