29 mar. 2012

Se buscan esposas (de las de casarse)

Hace mucho, mucho tiempo, en un galaxia muy, muy lejana... se escribían guías para ser buenas esposas:

Conclusiones aplastantes: para ser buenas esposas hay que secar los cacharros bailando el mambo, fregar los suelos a mano y bien peinadicas, hacerle la ola al marido cada vez que llegue a casa y golpearse la cabeza contra el suelo para dejar de sentir que algo raro pasa.

Hasta hace un suspiro no era nada descabellado que se publicaran guías como ésta (¿también se organizarían firmas de ejemplares y todas las buenas esposas harían cola para no irse a casa a fregar y planchar sin su autógrafo?). Y sin embargo ahora, por fortuna, eso ya no nos deja indiferentes. Sí nos la traerá al fresco, por ejemplo, que las editoriales de literatura juvenil estén dando el pelmazo constantemente con que su nuevo libro "no dejará a nadie indiferente", "no dejará indiferente a nadie", "es el nuevo Harry Potter" o "es el nuevo Crepúsculo", pero, insisto, las guías para buenas esposas seguirán haciéndonos sangrar los ojos hasta que la carne se convierta en polvo. Por lo menos. Lo peor es que leerlas con la perspectiva que ofrece el tiempo es divertidísimo. ¿De verdad antes se llevaba todo eso?

Eso sí, en los carteles de arriba hay un consejo que no está tan mal: "Ponte en sus zapatos", que es lo mismo que decir "Ponte en su lugar". A veces no nos vendría mal pensar un poquitititito más en los demás.

Buenas noches, mundo.

3 comentarios :

  1. Y hablando de que te sangren los ojos, si hoy día me topara con algo así en una libreria yo aria fila pero para lanzarle el libro al autor, aunque tienes razón ahora cuando lees algo así te mueres de risa y yo creo que bastantes hombres por el mundo se mueren pero de nostalgia,no todos obviamente (bendito el tiempo que no pasa en vano) pero estoy segura de que los hay.

    ResponderEliminar
  2. Sí doy fe de que eso existía, mi madre me ha contado como en el colegio te enseñaban a ser una buena esposa, es muy fuerte.
    ¿Cuándo podremos creernos que somos iguales que los hombres? hay muchas mujeres que se consideran inferiores y yo sinceramente creo que hay una desigualdad de sueldos abrumadora, mi chico tiene la misma formación que yo, los dos somos licenciados en lo mismo y el a veces me dobla el sueldo. En este mundo se sigue humillando mucho a las mujeres.
    Saludos.

    ResponderEliminar