11 oct. 2011

Nunca es tarde, ¿verdad, Larry Crowne?

El otro día fui al cine con mi madre. Fue una de esas tardes madre-hija en las que se habla, se está bien y se descansa. Nos acercamos a la taquilla, vimos que había una nueva peli de Julia Roberts y Tom Hanks, y dijimos "a por ésta". Sin saber de qué iba, para qué; saliendo estos dos y cruzando un poco los dedos seguro que el caramelo sabría muy rico. Y acertamos, clarinete, cumplió su función.

Sencilla, divertida por las rarezas y torpezas de sus variopintos personajes, muy curiosa, muy fresca, súper agradable, bonita, peculiar a veces, perfectamente romántica y familiar. Además por ella desfilaron varios actores conocidos y muy queridos: como Fez, aquí reconvertido en un scootero duro y sexy perdida y celosamente enamorado de la chica más imprevisible. El desenlace, por cierto, fue como tenía que ser, e incluso mejor, gracias al inesperadísimo guiño final justo antes de los créditos, que siempre hay que quedarse a ver "por si acaso".

En fin, que nunca es tarde para nada. Ni para volver a estudiar, ni para enamorarse, ni para prepararse un discurso sobre la patata, ni para formar parte de una pandilla que chasquea los dedos en su rito de iniciación. Eso lo saben muy bien Larry Crowne, con -e final, Lance Corona para los amigos montados en scooters, y su profesora de Oratoria 217, la señorita Mercy Tainot.

5 comentarios :

  1. se ve muy entretenida ^ ^, gracias por la recomendación

    ResponderEliminar
  2. Mi tía y mi madre tienen ganas de verla así que si nos animamos iremos este fin de semana, el domingo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hacen buena pareja y ambos son muy buenos actores, así que seguro que está bien...aunque no la he visto...

    saludos

    ResponderEliminar
  4. Que os guste, Marina. ¡Y quedaos hasta el final de los créditos!

    ResponderEliminar
  5. Uff pues yo no me animaba a verla, pero ya no la veo con tan malos ojos. ;)

    ResponderEliminar