10 sept. 2011

Ésta Sam no sabría tocarla

Después de un día de amanecer ojipicajosa mucho antes que el sol, no acordarme de que era fiesta, trabajar a pesar de todo, comprar cebolletas y que en su lugar me dieran aceitunas amargas, jugar a las cartas en la hierba, ver gatitos y perritos en la calle que me han puesto muy triste, y cenar sopa de ajo a las taitantas, me voy a descansar.

Hoy es noche de viernes y las calles vuelven a llenarse de voces en lenguas que no entiendo y ritmos de todas partes. Cierro el balcón, hasta mañana, felices lecturas.

2 comentarios :

  1. Uoo! Qué partitura más chula! Ojalá las mías fueran así, pero no son con las notas pequeñiiiitaas XDD
    besos!

    ResponderEliminar
  2. ¿Verdad? Sobre todo si los estudios fueran tan coloridos, hasta daría gusto tocarlos...

    ResponderEliminar