23 jul. 2011

Amor inmortal, de Cate Tiernan

Tenemos a Nastasya, Nasty para los amigos, de 459 primaveras. Muchas, ¿verdad? Las suficientes como para, a pesar de su cuerpo post-adolescente (aparenta entre 18 y 21 añitos), haber madurado. Pero no ha sido así; de hecho la conocemos con una botella de licor en la mano, rodeada de mala gente que hace cosas de muy mala gente, siendo tremendamente irresponsable, fría e indolente, y de fiesta en una discoteca de las chungas dándose el lote con un pelopincho de cuyo nombre no quiere acordarse se acuerda. No es que se sienta muy orgullosa de su tren de vida, pero esto es lo que hay. Sin embargo, a esta inmortal el chollo se le va a acabar pronto, porque en una de las juergas nocturnas y alcoholizadas que se corre con sus amigos, sucede algo muy gordo. Tanto que la asusta y la hace reaccionar, llevándola a refugiarse a un océano de distancia, bien lejos de sus "amigos", en una granja-escuela llenita de inmortales que, como ella, también buscan su sitio en el mundo. Allí, entre profesores y alumnos centenarios, Nasty aprenderá a saborear después de siglos lo bonito de vivir. También se lamerá las heridas y hará frente a conjuros muy puñeteros. Todo pasito a pasito, con una excelente mentora y salpicado de un amor inesperado no apto para mentes frías.

De la novela (en castellano) no me llaman ni su cubierta ni su título, la primera porque me parece sosa a rabiar y el segundo porque me chirría. Pero dejando estas dos cuestiones tan arbitrarias en la cuneta de la carretera a la granja... puedo afirmar y afirmo que Amor inmortal me ha gustado. Porque me creo a sus personajes y considero que los más fuertes están bien perfilados, porque cuenta con un buen ritmo a pesar de no gozar de acción peliculera, y porque su tono es amable, curioso y divertido en general. Claro que hay detalles mejorables, como la escasa chicha de la trama principal, que queda un poquito ensombrecida por tanto cuento paralelo flashbackeado, o "el malo" de este primer título de la saga, que termina sabiendo a poco. Aunque lo que en realidad no me ha parecido nada acertado es la tontería adolescente de la que Nasty se contagia a veces, tan fuera de lugar porque el tono general de la novela no es precisamente hormonado. Y he aquí mi gran crítica negativa para este libro:

SM lo cataloga así: "Edad: de 13 a 18 años"; una franja un tanto amplia, demasiado si tenemos en cuenta que un lector de 13 no se parece en nada a uno de 18... si bien entiendo esta laguna, porque definir la edad del público objetivo de la obra me parece un trabajo sesudo. Y me explico. Primero porque Nasty tiene 459 tacos; segundo porque sus pensamientos, lejos de estar crepusculizados, son adultos, se advierte en ellos el tedio de medio milenio y expresan deseos de persona adulta; tercero porque, salvo en momentos contados e incoherentes, los actos de la inmortal son de todo menos adolescentes; y cuarto porque, y Dios me libre de no avisaros de este SPOILER, //Nasty ha sido madre y esposa sufridora, detalles básicos que la convierten en una persona realmente adulta, madura y a veces incluso vieja//. Es decir, tanto ella como su historia no me parecen juveniles, tampoco el tono general de la novela ni muchas de sus implicaciones; desde las primeras páginas hasta la despedida no ha habido ningún momento en el que me diera la impresión de estar espiando la vida de una chica joven al uso de la LIJ. ¿Que dónde habría encajonado yo el libro después de repensarlo mucho? En la Romántica Adulta más light, de esa que puede leer también cualquier joven que tenga cabeza y corazón... pero "adulta" al fin y al cabo por todo lo vertido arriba.


¿Sabíais que Cate Tiernan en realidad se llama Gabrielle Charbonnet?

Impresiones aparte, me apetecerá muchísimo leer la segunda entrega de la saga, Oscuridad inmortal, el 3 de octubre en nuestras mortales librerías.

Confieso que vuelven a no gustarme ni el título ni la portada del segundo libro. El primero por manido y no decirme absolutamente nada, la segunda por poco agraciada.

6 comentarios :

  1. las portadas no dicen mucho pero la sinopsis me atrae.

    besos

    ResponderEliminar
  2. Igual que a mi la portada no parece del otro mundo, pero cuando vi el booktrailer en ingles me llamo mucho la atención, será que me anime a leerla... solo el tiempo lo dirá. Supongo que salió mejor parada que PARANORMAL jajaja la cual si te saco de tus casillas xD

    saludos Alba y lindas vacasiones

    ResponderEliminar
  3. Que ganas a este libro!! me llama mucho la sinopsis n.n
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Las portadas son una cagada monumental pero, lejos de eso, la historia es genial.
    Yo tampoco creo que sea adecuada para personas de a partir de 13 porque tiene cosas que no son muy acordes para esa edad, sobre todo lo que mencionas en tu reseña.


    Saluditos!!!!

    ResponderEliminar
  5. @Brizz Jejeje, qué memoria tienes.

    @Misao Me quedo con tu primera frase y las ganas que le tengo al segundo libro.

    ResponderEliminar
  6. El título de un libro es más importante de lo que parece. Es como pasar toda una mañana cocinando y pasarse con la sal.
    Un saludo

    ResponderEliminar