2 jun. 2011

Domingo de feria muy, muy lijera

Después de días, vuelvo a la casucha; y después también de muchas cosas, y emociones, y cambios, y decisiones. ¡Y trabajo sin hacer! Lo que me queda de semana va a ser fino... Lo que está claro es que ahora necesito procrastinar un poco, así que saltemos a algo con más enjundia, la Feria del Libro de Madrid.

Pasé en ella el domingo enterito, que estuvo lleno de sol, paseos buscando sombra, un rato en las barcas (sigo sin saber remar recto), bicheos a libros y un especial vegetariano de hamburguesa sin hamburguesa en un cachito de césped donde se vino a tumbar una joven gata embarazada a la que le gustaron los palitos de queso. También me fusioné con un mar de gente y admiré casetas y pabellones engalanados con mucho gusto, como el de Mapfre, que parecía haberse adelantado a San Valentín, del que colgaban miles de papelitos rojos. Tanto me, me, me se entiende que fue un nos, nos, nos (Nos de aquí en adelante).

Además de regalarle al cuerpo un descanso merecido ganduleando por ahí, ¿sabéis a quiénes di dos besos grandes? Por la mañana, a Jorge Gómez Soto, ese pedazo de pan tan simpático y buen lijero (aquí la prueba). Ya le había conocido en carne y hueso en la gala de los Premios SM de este año, pero la despedida fue breve y me supo a poquísimo, por lo que volver a verle fue un gustazo, aunque el encuentro fuera rapidín porque ese día se erigía como bicho y le tocaba firmar ejemplares a puñados de sus libros. Me hubiera gustado sacarle varias fotos chulas, pero la cámara de fotos se zambulló en cocacola y más o menos pasó a mejor vida; es decir, la encendías y se encendía, pero apretabas el botón de fotografiar y no hacía caso, o lo hacía pero después se liaba a seguir flasheando por su cuenta. Así fue como conseguí fotos de pies, culos y pañuelos de mocos en el suelo.

Ya por la tarde Nos y varios tiramillotes fuimos a por Begoña Oro, tan estilosa y simpática como siempre, a la que también había saludado por vez primera en los Premios, pues ella era la Gran Angular. Para hacer tiempo porque llegamos a la caseta de SM antes de hora, nos quedamos en el camino de la trasera... por donde de repente apareció la Oro y todos nos pusimos nerviosos porque parecía que estábamos ahí para asaltarla y comérnosla con patatuelas; ay, torpones. Al poco ratito nos acercamos a la caseta, donde la princesa del premio ya firmaba y sonreía. Maja, majísima, y con ganas prohibidísimas de contarnos todavía más cosillas sobre su nueva novela, que recoge a un personaje de Pomelo y limón. Mal que me pesara, se quedó sin foto.

Y así, en buena compañía y tras un día en gran parte glorioso, para cuando metimos zapatillas y sandalias en casa ya se había hecho casi de noche. Por cierto, como ya es tradición, en la Feria no me compré ni un libro. ¿Lo remediaré este nuevo fin de semana? Sólo pido que salga el sol, ¡que salga el SOL!

4 comentarios :

  1. Jaja, me encantó ese final!! Si allí hacer rebajas o promociones por la feria, es lógico comprar, pero acá por lo menos los precios dentro y fuera de la feria son iguales, por lo que casi no vale la pena comprar adentro, solo pasear y ver las novedades... y claro, ud además tienen a los autores...
    Me encanta leer que la pasaste bárbaro y disfrutaste un montón, estoy casi tan ansiosa como uds de leer las crónicas de lo que va a ser este finde!!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, parece que fue un día divertido, yo este año lo tengo difícil me pasaré por la feria un ratito, pero entre estudios y bodas no tengo tiempo de na...Todas las mañanas paso por la puerta de Alcalá y me da una pena no entrar en el retiro y pasarme el dia en la feria...En fin iré leyendo vuestras crónicas. Como que no te compraste nada??? Yo siempre pico. :)Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Jaja que dia! Al menos lo has pasado bien... y has podido ir a la feria del libro madrileña :( tranquila yo tbn continuo sin remar recto!

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de que lo hayas pasado bien y de que hayas estado con esos dos grandes escritores :)
    ¡A ver si el fin de semana compras algún libro! ;)

    ResponderEliminar