4 may. 2011

Non gratas en cohete

A Kiko Rivera le han dado Supervivientes para que callen bocas, es decir, para asegurar a la gente que no es ese vaguetón con ganas de fiesta y cerebro de paja de la prensa del corazón (yo no me pronuncio, a saber).

Ojalá tuviera yo mi Supervivientes particular para demostrar que a veces soy un poquito mejor persona de lo que aparenta mi piel. Además, hay que tener en cuenta que una isla en paz con el mar sería buena para gritos esporádicos, de esos que no puedes echar en casa o en la calle sin que te expedienten. Y al final, claro, haría la isla mía para permitir la entrada sólo a mis personas gratas y dejarnos de hipocresías con el resto, porque a pesar de todo una se cansa de enseñar los dientes con la gente a la que le desea una nave espacial y mucho combustible para viajar lejos y para siempre. Ardo en deseos de que me dejen ser una quinqui, mua-ja-...-ja.

Y yo que venía a quejarme por el uso incorrecto de algunas palabras y reivindicar que temática se dice tema, problemática, problema, y climatología, clima. ¡No por ser más largas y modernas estarán mejor dichas, caramba! Y hay que ver qué mal me han salido las lentejas de hoy...

1 comentario :