3 abr. 2011

Jordi Sierra i Fabra, ese señor que escribe

Descubrí a Jordi en primer curso de ESO, cuando tuve la grandísima suerte de contar con la mejor profesora de Lengua del mundo mundial. Chillaba como el demonio y nos azuzaba con un látigo invisible, pero hizo que bebiéramos parte del catálogo de SM. Nada de ladrillos insoportables, ¡ra, ra, ra! Y fue uno de esos caramelos de la editorial el que mejoró mis horas de esparcimiento, Un hombre con un tenedor en una tierra de sopas, de JSiF.

Hice mío todo lo que encontré del escritor, porque su manera franca de contar y observar curioso la vida conectaron conmigo de una manera bestial. Y desde entonces no paré: en la biblioteca de mi pueblo, pequeña pero matona aunque bien desordenada; y también en la del colegio, tan minúscula y escondida que tardé un tiempo considerable en enterarme de que existía... claro, que yo era la chica nueva y me enfrentaba a un edificio muy grande con un sentido nulo de la orientación.

Hablemos de la amiga que me la descubrió y con la que pasé ahí muchos recreos: de nombre falso "Olivia". En una de nuestras incursiones dimos con La estrella de la mañana, novela también de JSiF; y adolescentes recién estrenadas como éramos, nos convertimos en ridículas magdalenas durante su lectura, taaan romántica, taaan triste y taaan romeojulietera. Nos dejó tiritando de amor y suspirando sueños de chicos que todavía no habían llegado. Y Olivia, más pícara que yo, cometió el primer hurto que he presenciado en mi vida: sin que la bibliotecaria la descubriera y sin dejar constancia en la lista de préstamos, volvió a llevarse a casa La estrella de la mañana, esta vez para no devolverla.

Se trató de una travesura y protesté poco, pero me dio pena que otras niñas como nosotras no fueran a disfrutar de esa historia de escapadas y bailoteos prohibidos. Al cabo de los años el libro ocupó también mi estantería, aunque venía con ticket de compra, porque la única cosa que he robado yo ha sido un cruasán en un área de servicio. Estaba tan dormida que ni me acordé de pagarlo... Qué vida tan emocionante la mía, tan al límite (ロ≦〃).

11 comentarios :

  1. Oh!! Jordi Sierra i Fabra!! gracias a él los libros son son parte de mi, parte de mi esencia. Al igual que tú, cuando lo descubrí me lo devoré todo, por suerte la biblioteca contaba con un montón de libros suyos, no robé "La estrella de la mañana" como Olivia...lo hubiera intentado, pero un día, en un rastrillo lo ví, fue amor a primera vista xD
    Esperemos que este hombre nos siga deleitando con sus obras mucho mas tiempo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Y pensar que yo no he leído nada, escritor por el que botaron mil nav...hurtos. Y tampoco mil.

    Me da pena descubrir ahora libros que podría haberme enamorado a los diez años, no sé en qué pensaban nuestros profesores por aquel entonces. Pero supongo que si el escritor es bueno - y según leo, lo es - no importa la edad, sino sus palabras.

    Probaré eso de "nunca es tarde si el libro es bueno".

    Un Saludo!

    ResponderEliminar
  4. Este autor me encanta!! Tengo un monton de libros suyos y escribe super bn! Casi como Collins. Mmmm... yo tube mala suerte con la profesora de castellano. Nos izo leer el libro de LA GATA LEOCADIA un libro k abia escrito una profesora de lengua de castellano.

    PERO LEER A JSIF!

    SALUDOS X)

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. A mi también se me ha pasado por la cabeza eso de robar algun que otro libro. Pero no lo he hecho. :D Valiente tu amiga y con buen gusto para los libros.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Aún me quedan muchos libros por leer de Jordi. Yo le descubrí en
    7º de EGB con Noche de Viernes, después llegaron Nunca seremos estrellas del Rock y Campos de fresa. Eran algunos de los libros que nos dejaban optativos, recuerdo que había que leerse tres en cada trimestre, un clásico, un actual y un optativo, claro que yo me leía muchos más en casa, jajaja. Jordi sin duda es un gran escritor y creo que ha acompañado a muchos adolecentes con sus libros y lo seguirá haciéndo porque este hombre es imparable, jejeje.
    Me has picado la curiosidad con La estrella de la mañana...pero tu amiga hizo mal...no se roban los libros de una biblio son para todos!!!
    Saludos letrera!

    ResponderEliminar
  8. A mi tambien me marco leer a Jordi, hoy en dia es uno de mis autores favoritos.

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  9. Jordi Sierra i Fabra, ese señor que escribe tan bien..
    y del que ya he leído varios libros -y tengo otros cuantos esperándome-, no tuve el placer de conocer en el colegio (porque aquí en Chile parece no conocerlo nadie, una lástima) pero que gracias a unas cuantas recomendaciones bloggeras descubrí para no olvidar más.

    Por cierto, yo también he estado a punto de cometer un "robo bibliotecario", aunque más por despiste que por otra cosa..
    Un beso! :)

    ResponderEliminar
  10. @Sidel Era una niña y no me atreví a protestar demasiado, pero después siempre ha sido un recuerdo bonito, jeje :P.

    Besos y buenas noches a tod@s :).

    ResponderEliminar
  11. Ya me imagino, jajaja un amigo mío que sigue siéndolo también robo el pequeño vampiro de la biblio del cole (que era mi libro favorito), y no se lo perdone nunca, jajaja de vez en cuando todavía se lo hecho en cara y le digo que era un gamberro, jajaja. Besos.

    ResponderEliminar