10 abr. 2011

Bwitter (38) ¡Cielos, píopíos!

Hoy estoy dulce y en mis calcetines de colores he descubierto cuatro agujeros: por ellos asoman los dedos gordos y los talones. Para rizar el rizo personal, he punkybrewsteado mis orejas: una lleva un pendiente color caramelo con forma de luna y la otra ha preferido un pendiente con forma de sol color azul clarito, como el de las flores que siguen.



Mañana, sí, mañana, ese lápiz terminará el borrador que acabo de guardar. Un texto que habla de un libro rosa chillón y fosforito, de una historia de playa con sol y mar tranquilo. Hasta entonces voy a hacer lo siguiente: dejar un pulmón aquí dentro entre remolinos de humo de purito y sacar el otro fuera, a ventilar, para que respire el frescor de una tarde mustia aunque relajada y llena de píopíos. Mañana también será un gran día porque madrugaré para tachar de mi lista dos recados urgentes y habrá pasado más tiempo desde el número 37, ese en el que me puse tan tristona y me dejé llevar, convirtiendo esto más que nunca en un Diario de Penas... Aun así, por lo que me escribisteis bajo el librito naranja, muchas gracias, letrer@s, fuisteis unos soletes (""-).

3 comentarios :

  1. bonita imagen :)
    puees quiero ver que piensas de ese libro tan rosa chillón porque yo le tengo en la estantería esperando a ser devorado!
    Un beso tiramillota^^

    ResponderEliminar
  2. Te adelanto que el libro merece muchísimo la pena, siempre sorprendente y con un estilazo impresionante ;).

    ResponderEliminar
  3. Umm...un libro relacionado con la playa, me sugiere vacaciones...me interesa, cuéntanos!
    Besotes.

    ResponderEliminar