31 mar. 2011

Pomelo y limón, de Begoña Oro

Bajo nueve de mis yemas, el teclado; custodiado por una lamparita azul y entre la calefacción que calienta cuando le da la gana y el ordenador que se me cayó al suelo el otro día, Pomelo y limón. Un libro de Begoña Oro (La Oro, aquella que cruzó saludos y sonrisas con la princesa de España), con el que la simpatiquísima escritora este año se ha llevado a casa el Premio Gran Angular. Si queréis ver la obra por delante, dentro y por detrás, clicad aquí; y si os apetece cotillear una reseña más seriota y lineal que la que va a continuación, dadle al PLAY.

Me declaro princesa~sapo, o lo que viene a ser lo mismo, fan de los Pinillismos de María Pinilla, coprotagonista junto a Jorge Zaera. La suya es una bonita historia de amor adolescente, pero de ese AMOR en mayúsculas y con todas sus letras, aunque algunos piensen que ya no se estila. Sin embargo, pronto van a acabarse todas esas caricias en el cuello, esos susurros en la noche y esos besos que tantísimo les gustan porque saben a pomelo y limón. Como unos Romeo y Julieta, sus familias no se tragan; ni con un tazón de nesquik calentito. Para más inri y de sopetón, la prensa del corazón más amarillista ha acogido entre sus brazos tan traidores a Jorge y María. Los machaca, hiere y aparta, todo por culpa de los celos de una chica, las mentiras de unos cuantos y la desnudez inconsciente menos literal, que por culpa del poco respeto de algunos convierte en producto público lo que hasta ahora formaba parte de la intimidad. Aunque el AMOR es poderoso y sabe buscarse las mañas: María escribirá cartas fugitivas a Jorge, que la corresponderá no con palabras, sino con dibujos de mil colores.

La Oro me ha hecho querer escribir, pensar, estructurar, comprender e imaginar con más fuerza. Ha reunido con mucho acierto una trama sencilla, unos complementos firmes con raíces bien hundidas en un terreno fértil, una pluma estupenda con un estilo fresquísimo y original, y una serie de mensajes lógicos. Además, su manera de contar y hacer ver es simpática, amable y divertida, desde luego compasiva y personal, y totalmente profesional. Nos conduce a través de la historia con calma, frenando en las curvas y acelerando en las pistas; y sólo hace una parada en el camino para leer lo que escribe María en el blog que le regaló su mejor amiga, "Pinillismos" (bitácora que existe, cuyas entradas aparecen linkeadas desde la propia novela y que únicamente deberéis leer mientras la masticáis). Qué concepto tan bonito ese de "regalar un blog" .

He disfrutado de Pomelo y Limón mucho, muchísimo; y prometo guardarlo en la balda privelegiada de la librería de mi habitación porque el libro por fuera es precioso y por dentro guarda unos dibujos impresionantes y una fábula magnífica. Así, en plata, una de las mejores novelas juveniles que he leído en los últimos tiempos y de la que querría decir más, pero hoy estoy torpona y no me sale (*^ー^).

13 comentarios :

  1. Pues si le dedicas todas esas palabras tan bonitas, habrá que hacerse con él :D

    ResponderEliminar
  2. Yo lo empecé ayer y llevo ya más de la mitad, de momento me está gustando muchísimo.

    ResponderEliminar
  3. Que buena pinta tiene!
    me ha gustado mucho tu reseña!!
    un besito tiramillota^^

    ResponderEliminar
  4. No conocía este libro y, después de leer tu entrada, tengo que decir que me reconcome la curiosidad y... me apetece! :D

    ResponderEliminar
  5. Pues el nombre del libro es lindo ♥ me encantaria leerlo!

    ResponderEliminar
  6. No puedo estar más de acuerdo con tu reseña. Una novela genial de principio a fin, y con un estilo que ya querrían muchos para sí ;).

    Y encima lo mejor del estilo de La Oro es que inspira. Algo realmente difícil...

    ResponderEliminar
  7. yo me la he acabado hace poco y es simplemente GENIAL :)
    (en serio, muy bueno y recomendable)

    ResponderEliminar
  8. Pues a mi me ha encantado esta reseña porque me has convencido que tengo que leer sea como sea Pómelo y limón. Si trata de ese AMOR en mayúsculas, entonces tiene que ser mío. :)

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias de verdad, Alba... Me alegro que te guste mi trabajo :)

    un abrazo...

    ResponderEliminar
  10. Sabía del libro a raíz del premio. Después de leer tus palabras me dan unas ganas enormes de salir a comprarlo y empezar a leerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Ya lo tengo en mis manos y con ganas de incarle el diente ;)

    ResponderEliminar
  12. Tengo mucha ganas de leerlo, habrá que rascarse el bolsillo y conseguir un bonito ejemplar. Con tus letras...le entran ganas a cualquiera de leerlo, jajaja. :)

    ResponderEliminar
  13. @Cris, Jo, Sidel... Puf, pues no estaba muy inspirada cuando la escribí... Esperad entonces a comeros ese pomelo y ese limón, ya veréis qué maravilla <3.

    @Ricardo A ti, y esperando nuevos dibujos ;).

    @Sheikh Eso es, inspirador, ¡muchísimo además!

    ResponderEliminar