31 mar. 2011

Bwitter (36)

Uno menos cinco igual a la feroz Nada.

Han sido muchas restas con poca lógica matemática, pero el color rojo no es de numeritos; tampoco el círculo que se pierde solo e intenta reencontrarse pero no da con ángulos buenos. Ay, las letras, cuánto calman pero qué poco colaboran con el estómago, que se estremece. Al menos datan, cuentan en el tiempo y permiten saborear el viaje. ¿Y qué más? Unas horas que me sobran, un tazón de leche ya frío y partes de arbolito blanco repartidas a mi vera.

A veces se nos van la fuerza, el valor y la inteligencia por la boca, y yo tan pronto la tengo muy grande como muy pequeña. Pero jamás dejo escaparse a la memoria, bien consciente, en ocasiones incluso sabia y generosa; tanto, que como en la canción promete estar agradecida, aunque olvide la primera parte de la estrofa porque duele.

Contado ab ovo, 'desde el huevo', y sin hombro. Buenas noches desde el Bwitter número treinta y seis, mi número de siempre.

2 comentarios :

  1. Cada vez que leo uno de tus Bwitter me entran ganas de tomar batido de fresas.

    ResponderEliminar
  2. Está bien que sepan a algo rico ;). Ahora me has dado hambre de sol y fresas...

    ResponderEliminar