29 ene. 2011

In my mailbox (29) Doble de Extras a secas


Ayer, día de idas y vueltas enroscadas hasta exprimir el tiempo, carreras bajo la lluvia más fría, tres vestidos por si acaso para un tren que llegó muy tarde y la inmensa alegría de una asignatura aprobada gracias a la suerte de los desesperados , encontré Extras en mi buzón, lo último de la saga de los feúchos de Westerfeld en esta orilla del charco. Como en una percha, cuelgo tal cual el argumento que encontraréis en CARAMELOS.

Han pasado unos años desde que la rebelde Tally Youngblood derribara el régimen de los perfectos. Sin sus estrictas reglas y roles, la sociedad está sumida en un renacimiento completo... en el que la popularidad manda. Ahora el objetivo de las camarillas es despertar entusiasmo para conseguir votos: los “Tech-heads” alardean de sus últimos artilugios, los “kickers” difunden modas y cotilleos, y los “surge-monkeys” son adictos a la cirugía plástica extrema. Y todo queda registrado por millones de cámaras: el mundo es como un gigantesco Factor-X.
Aya Fuse tiene quince años y se encuentra en la posición 451.369 del ranking de popularidad, lo que la convierte en una auténtica don nadie. Una “extra”. Pero a Aya esto ya le viene bien: es una kicker y aspira a conseguir una buena historia para convertirse en celebridad, y ser invisible le ayuda a enterarse de todo sin que nadie se dé cuenta. Entonces, casualmente, conoce a las “Sly Girls”, una pandilla de chicas que hacen locuras aunque lo mantienen en estricto secreto. Aya quiere –necesita– contar su historia, para que todo el mundo sepa lo geniales que son. Pero ello la propulsaría fuera de la tierra de los extras hacia el mundo de la fama, la popularidad... y el peligro extremo. Un mundo para el que no está preparada.

Y ahora, para alargar un poquito esto, tengo una pregunta: ¿Hex Hall o Rubí?
He tenido a los dos ochopicientas veces en las manos, pero me falta el empujón bruto y sin miramientos que me diga: "va, Alba, ¡a por éste!". Sin embargo, ¿cuál es "éste", cuál, cuál, cuál? Hex Hall tiene pinta de ser ligerito y divertido, aunque no espero que se saque de la manga situaciones poco manidas; y no tengo del todo claro si Rubí resultará tan~tan~tan original... ¿Una ayuda de alguien que los haya probado, por favor (◡‿◡.)?

14 comentarios :

  1. Pues Hex Hall aun no lo he leido, pero Rubi es rapido de leer...

    Asi que mi opinion es sesgada pero voto por Rubí!!!

    : D

    ResponderEliminar
  2. Rubi esta genial,Hex HALL lo tengo pero aun no lo he leido.

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Te recomiendo leer Rubí, a mí, personalmente, me enamoró todo. Sus personajes, sus historias, la agilidad y el realismo de la trama. Muy recomendable, creo que es un poco infantil para ti, pero para que te enganche durante unas horas está bien =)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. La verdad, tal vez peco, pero los libros que a mí me han gustado de viajes al pasado (época de regencia) a ti no te han gustado nada. Así que puede que Rubí no sea la excepción :S

    Yo iría a los dos >__< no lo puedo evitar.

    Un beso!

    -Da-

    ResponderEliminar
  5. NO se, escogere a ciegas, prefiero Rubi!

    ResponderEliminar
  6. No suelo leer está clase de libros; que por otro lado acostumbran a ser auténticos best sellers.
    Lo que sí que leo de vez en cuando es tu blog que me gusta mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Vete por Rubí!!!! 100% recomendado gatuna afortunada

    ResponderEliminar
  8. Rubí ¡por favor! Hex Hall se deja leer pero pfff, es un calco de Medianoche en una cosa bastante descarada... Yo no continuaré la saga... En cambio me considero una fans 100% ya de Rubí, y Zafiro ni qué decir ¡es increíble! así que bueno, por mi parte creo que lo he dejado claro ;)

    ResponderEliminar
  9. No he leído Hex Hall, pero Rubí es fabuloso!!! Así que Rubí, Rubí!!

    ResponderEliminar