31 ene. 2011

Bwitter (27) Pellizcarse los mofletes, abrir los ojos como platos y poner morritos en plan "uuups"


Puj, putch, puj: vamos a escupir palabras rápidas, mezcladas y clásicas bajo otra joyita de Benja.

Lo primero que haré será desaconsejar a la rubita, Sophie, creo, que utilice esas tijeras. Tiene un pelo bonito, ¿para qué hacer zasca y cortárselo? Presa de un cansancio profundo por una melena tan larga que me desesperaba, yo cometí esa locura a finales de verano: al cabo de dos días me arrepentí y desde entonces no hago otra cosa que llorar en las esquinas a moco tendido cuando veo a chicas con cabellos hermosos al viento. envidia, sana. Lo segundo que acometeré, por no volver a hacer, será recomendaros el podcast que escucho ahora, un correo del oyente algo melodramático con saltos de efusividad excitante. placer. Lo tercero será una confesión fugaz: me fue bien en mi última asignatura, una que tuvo que esperar hasta el regreso de alguien de Kenia, y estoy contenta, muy~muy contenta. paz, por fin.

1:19:26 Comienzan los tonos mayores y la alegría (◡ω◡.). Feliz noche y buen descanso, porque mi tercera tarea de ahora será abrigarme bien para un paseo furtivo; veremos si me inspira, pues llevo con la reseña de Nefilim a cuestas desde hace un par de días. Ya la tengo más que repensada y hasta sitúo frases sobre el papel mental, pero no hay forma de encontrar un ratito para mí y ponerme a escupir sus luces y sombras en el ordenador, algo más tangible que el caos de niebla de mi cerebro.

8 comentarios :

  1. Ufff yo he pensado cortarme esta melena leonil, pero es algo como; Sí, sí, me lo voy a cortar(cara de decisión aquí)...pero es que ha costado tanto tenerlo tan largo...pero es que se me encrespa mucho...pero es que está tan largo *___* .
    Más o menos esa es mi discusión personal, día sí y día también. Hasta que me pase como a ti, que me de un ataque de locura transitoria y luego me arrepienta.

    ResponderEliminar
  2. Me encuentro en la misma encrucijada melenil en este momento.
    :_)
    Es la primera vez que vengo por aquí, pero no va a ser la última.
    (choco palmas)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Tu entrada me ha recordado mi experimento con las tijeras hace dos años... Pelo por debajo de las orejas+universidad en la costa gallega+bastante pelo y ondulado=fatídica idea....
    Me has enganchado a los dibujos de Benjamin, la verdad que me corroe la envidia sana jeje
    Me alegro de que todo te vaya bien.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    Ya voy yo a decir lo obvio, pero no te preocupes, el pelo crece y está bueno de vez en cuando cometer alguna locura!! Es lo único que podemos cambiar drásticamente y que en unos meses vuelve a su estado normal. Yo por mi parte hace año y medio (desde que tuve a mi bebé) que lo llevo recogido (es que el pelo y los niños no se llevan bien) y ya ni sé que forma hay sin cola de caballo!!! En cualquier momento frenesí de peluquería!!!
    Felicidades por lo de tu asignatura!!

    ResponderEliminar
  5. Pues Alba... yo tenia el pelo largisimo y me lo corté hace poco y fue mucho pelo el que perdi pero no importa xD asi me gusta asi que sientete bien!

    ResponderEliminar
  6. A mi tambien me entra la locura y cuando tengo el pelo medianamente largo como me propongo ¡zas! Oye que a veces apetece un cambio RADICAL!
    Y a lo mejor hay dias que me apatecería volver a tenerlo "largo" pero días que m veo estupenda con el pelo cortito!

    La solucion sería raparme la cabeza y pelucas varias para cada días de la semana =)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo el pelo bastante largo desde antes de las Navidades, pero decidí cortármelo después de que pasasen las fiestas porque estaba con exámenes. Y aún sigo sin habérmelo cortado xD
    Qué vagancia, eso de ir hasta la peluquería a que me hagan un pequeño desastre... terminaré haciendo como Sophie, meterme a tijeretazos y arrepentirme después, jajaja

    Me alegro de que te haya ido bien en esa asignatura :)

    Besos

    ResponderEliminar
  8. ADORO a Benjamin Lacombe ^^ Me enganché a sus dibujos cuando mi hermana pequeña sacó de la biblioteca del colegio Genealogía de una bruja.
    Respecto al pelo, yo lo tuve largo, ahora corto. Antes, una mecha morada, rosa, azul, roja y ahora blanco desteñido. Cuando el flequillo me creció un poco, decidí cortarlo yo. No sé qué hice exactamente que, de un sólo tijeretazo, lo corté recto cuando yo tenía la tijera situada en diagonal. Pero bueno, ya me callo que he escrito mucho.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar