11 dic. 2010

Bwitter (24) La irreverencia cosida: tetas

Esta noche, en lugar de repetir película o respirar la calle, he quedado conmigo misma. Para charlar entre galletas (integrales, me han dicho que cuide el colon), dar vueltas a las cosas, ponerlas luego del derecho, discutir un par de asuntos y juntar cabezas, porque ocho ojos ven más allá que cuatro.
Hemos hablado la tira y poca chicha hemos sacado en conclusión, hemos cogido al torero por los adornos y ha sido un triunfo, hemos echado leña al fuego y por poco nos quemamos, y nos hemos enzarzado en temas que no nos competían hoy y el futuro aún pinta incierto. También nos hemos quejado del cansino de Facebook, que como algunas de las nuevas funciones del nuevo editor de Blogger, sus recientes titadas resultan del todo molestas. Luego nos hemos acordado de esto:


Y nos hemos sujetado las gemelas.
Visto y no visto: en un instante las manos estaban sobre el teclado, trotando y cabalgando; y al nanosegundo siguiente las teníamos puestas sobre ellas, nuestras tetas; protegiéndolas, acunándolas, susurrándoles que todo iba a ir bien, que no iban a correr la misma suerte.

Señor Tim Burton, ¿ha sido usted? ¿Se trata de un trabajo de otro inspirado en el suyo, tal vez? Me fascinan su extravagancia y su oscura e intrincada imaginación, pero no me agrada la situación de los pechos de esta señorita vestida de azul, como la muñeca de la Rabal. Me inquietan.
Me parecen dos conos tremendos difíciles de soportar sin tirantes salvo que la carne azul sea de acero, considero su dimensión un potencial peligro mortal, uno mira para Cuenca y el otro hacia Perejil, y siento lástima por el cerebro de la pelirroja, seguramente envidioso de cada uno de los senos por ser más gigantes que él.

Señorita del color del cielo sin nubes, sé cómo se siente. Ánimo. Rebélese.

7 comentarios :

  1. o__o
    Debería estar prohibido actualizar a estas horas xDD Nunca se sabe lo que uno puede encontrar! Tal vez tetas gigantes timbartianas.

    Qué envidia, creo saber dónde se juntaron esas cabezas y esos ocho ojos, deberíamos hacer una fiesta de ojos y cabezas, pero las crisis están muy malas para viajar tan lejos!

    -Da-

    ResponderEliminar
  2. jojojo

    A la letrera no se la puede dejar sola. Comprobado xD.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Madre mía parece que vayan a salir volado cual "puñoos fueraaa.." :P

    ResponderEliminar
  5. una extravagante mezcla entre el simpre genial Burton y la ropa de la siempre polemica Madonna en sus años mozos XDDD

    ResponderEliminar
  6. OMG o.O
    Si la ponen así de frente, no me la quiero imaginar de perfil >.<

    ResponderEliminar
  7. Jajajaja, son como los antiguos de la Madonna de los 90. ;)

    ResponderEliminar