13 oct. 2010

Cuando la tecla desaparece y deja huella

Muchos (por no decir infinitos) somos los blogueros que ahora inflamos la red de redes y componemos la banda sonora del clic~clic~tap~tap~clic.

Un día nacimos y después existimos. Contamos, escribimos, desvelamos, creamos, pensamos más o menos y susurramos cuando no queremos que nos oigan. También nos leen, con suerte gustamos, nos saborean y se divierten. Ahora bien: ¿y cuando dejamos de teclear?

¿Qué ocurre cuando un bloguero se cansa y se va? ¿Qué pasa cuando ya no es capaz de rascar un poco de tiempo y ha de marcharse? ¿Y qué sucede cuando, yendo al triste pero posible extremo, un bloguero muere? Porque hace un tiempo supe de una chica literaria que se fue demasiado pronto, mucho antes de lo previsto, y eso me hizo pensar y replantearme muchas, muchas cosas, sobre todo esa herencia virtual que queda. La vida, lo sé.

(esas letras del final están ahí sin ánimo de frivolizar, ojo )

19 comentarios :

  1. Yo también he pensado eso muchas veces y no sólo en blogs sino también en foros.

    En estos casos pasa que muchas veces la única forma de contactar es con un mail. Generalmente no sabemos ni siquiera nombres y apellidos y no tenemos a alguien que conozca a la persona en la "vida real".
    Siempre me pregunto: cómo nos enteramos si murió? Y si esa persona que no está publicando tuvo algún problema, o se enfermó o se murió?


    Me acuerdo que hace un tiempo leí en un blog un post sobre un sitio en internet para poder dejar en herencia blogs, sitios web, cuentas en redes sociales, etc. Me llamó mucho la atención!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¿Sabes? Es la primera vez que diré un público que sí, he pensado más de una vez en eso. No sé qué pasaría si morimos (Dios quiera que no sea pronto) y luego ¿dónde quedará mi blog? ¿a quién le quedará? ¿cómo sabrán que pasó lo que pasó? Son dudas que hasta el momento no le encontrado un respuesta "motivadora" por así llamarlo.

    Es un tema que ha de plantearse cada bloggero en toda esta larga red. ¿Qué sugieres tú? Imagino que ya has pensado en algo.

    ResponderEliminar
  3. :3:3 Wooow... si lo habia pensado pero creo que nunca he aceptado del todo la posibilidad.

    Creo que... mi blog quedaria sencillamente en el olvido. Es un blog demasiado personal, asi que no sería lo mismo si alguien mas escribe, igual nadie tiene la contraseña, asi que ustedes nunca sabrán qué paso en realidad :/

    Habrá que pensar en algo...

    ResponderEliminar
  4. u.u si me he puesto a pensar en eso que pasará con mi blog y con todos los amigos que dejas atrás y que posiblemente no sepan que fue de ti!

    Es triste pero es una realidad en mi caso pues tengo una compañera con quien compartir el blog pero pues obviamente no deja de ser feo dejar de saber de una persona de la noche a la mañana!!

    ResponderEliminar
  5. Me has dejado mal cuerpo =S.
    En cierto modo nunca pensé en eso, y digo en cierto modo porque tengo todas mis señas apuntadas (sí, sí, todas) por si un día me pasa algo alguien tenga cómo cerrar todas mis cosas. Pero espero que ese día tarde en llegar, y hasta que llegue me haya cansado de todo y lo haya cerrado yo misma.

    ResponderEliminar
  6. P.D.: ¿Quién es esa chica literaria? Es que estoy pensando en una persona y me está dando muy mal rollo =S.

    ResponderEliminar
  7. Qué seria te has puesto de pronto. Yo pienso que con las letras virtuales pasará lo mismo que con el resto de cosas de las personas que mueren. Salvo en muy muy muy contadas ocasiones, todas nuestras cosas irán desapareciendo. Tardará más o menos, pero desaparecerán. Las huellas se acabarán borrando. Lo que siempre habrá (espero) es gente que se haga preguntas de este tipo.

    ResponderEliminar
  8. Jo que mal rollo, que chica literaria a muerto??? Bueno yo sí había pensado eso, pero sencillamente me hace ilusión que mi blog siga en la red...que este ahí para quien lo quiera ver. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Sí, ésto es una realidad. Lo peor es cuando alguien deja de escribir, no porque tenga vida privada y decida dedicarse a otras cuestiones, lo peor es cuando esa persona deja de existir.

    ResponderEliminar
  10. Pues sí, yo también me lo había planteado... si alguno de nosotros desaparece, el resto nunca sabrá qué fue de él... es un poco triste.

    ResponderEliminar
  11. Que existencialistas nos estamos poniendo, pero sí es cierto de repente alguien deja de postear y nadie sabe nada más de él.

    ResponderEliminar
  12. ¿Has oído hablar de las empresas que borran todos los datos de una persona de internet? Precisamente surgieron, entre otras cosas, porque personas que llevaban un tiempo fallecidas seguían teniendo actividad en su facebook (o cualquier otra red). Es un problema como cualquier otro O.o

    ResponderEliminar
  13. @barnsdale No hablo del problema de borrar lo escrito, que por una vía u otra se soluciona en un plis, sino de eso que queda y ya no es de nadie. Triste más que nada.

    ResponderEliminar
  14. Yo también he pensado eso muchas veces, la verdad, y con otras cosas, también. Aunque una vez se lo planteé a una amiga, y bueno... me dijo que me callará que no quería pensar en eso...

    ResponderEliminar
  15. Es triste y melancolico la verdad. a veces pensamos que por ser jovenes somos inmortales y estamos completamente equivocados u.u

    ResponderEliminar
  16. El blog te da la posibilidad de publicar la info que querés compartir, y la que querés ocultar nunca sale a la luz, a menos que entre tus contactos tengas personas de "la vida cotidiana". Si alguien está enfermo, y por alguna razón no quiere compartirlo, al irse deja muchas preguntas, amigos virtuales desorientados... pero también deja una parte de su "verdadero yo", un mundo en el que la enfermedad no es el tema principal y se puede conversar de otros temas y olvidar el resto.
    Pensemos que lo que estamos poniendo está llegando a alguien, que ese alguien está viendo una parte de nuestra alma que no le mostramos a nadie, y que, cuando ya no estemos, nuestras ideas seguirán transformando a otros, influenciando y animando... es una gran responsabilidad, pensar que aunque no estemos, nuestro mensaje sigue llegando....

    ResponderEliminar
  17. Estoy de acuerdo con Romina en lo de que el mensaje sigue llegando, aunque no estemos. Lo que pasa es que creo que generalmente cuesta olvidarse de la persona que publicó ese mensaje, incluso si no es un blog que sigamos públicamente o donde comentemos con frecuencia.
    Yo me pregunto muchas veces qué les estará pasando a algunos bloggeros que dejaron de publicar. Y no tengo confianza para preguntar, en muchos casos, pero lo pienso.

    O sea, me resulta difícil leer un post sin tener en cuenta quién lo escribe, aunque sea los datos mínimos que conozco.
    Detrás de las palabras hay computadoras y personas. Y en cierta forma las tengo muy presentes. Por ejemplo, cuando se produjo el terremoto en Chile le escribí un mail a una chica chilena que conozco de un foro y que además sigue mi blog porque me preocupé. Con la tragedia aérea de Barajas me pasó lo mismo.

    ResponderEliminar