23 sept. 2010

Bwitter (18) Mientras Reggie toma aire, yo tengo una B...


de Bwitter.

También B de buena, burra y bobalicona; y bonita, bache, bizarra, bitácora y bacalao. Todo eso, más y menos, y con sus más y sus menos. Sin redundar, oiga.

No siempre tiene una sangre de bwitter: esta vorágine de hilos que no conecto necesita que la vomite cuando, donde y como quiero; ni antes ni después. Por lo visto, ahora parece que es momento del capítulo 18. ¿Preparado, mundo ?

Hoy es día de cosasPor ejemplo, en el hemisferio norte agasajamos por fin los tonos marrones, las chimeneas encendidas, los bosques húmedos y las hojas caídas: hoy comienza aquí el otoño. Otros por ejemplo son dos recados que he de hacer, una melena nueva que airear para convencer, uñas que mimar para que no sigan dando vergüenza ajena (dicen, claro, que ellas y yo vivimos así de felices) y letras que reunir en el patio del colegio de borradores.

Confieso que también he de dedicar unos segundos a la vida contemplativa: hay un gran por ejemplo que he de rumiar con calma, sin batidos caseros que parezcan puré y evitando el estrés gratuito. Pero calma, por ejemplos, calma: cada uno a su hora. Si no, haber pedido cita como todo hijo de vecino: las siguientes líneas llevan esperando más tiempo que todos vosotros juntos.

Alguien de ahora y no hace mucho dijo una vez (y probablemente repitió para sus adentros) que se me da de maravilla hablar de mí misma. Puede, tal vez, es; después de todo, ¿qué son los bwitters, sino mi tontería en verso? Con ellos me descargo, grito sin necesidad de correr a un campo desierto, charro mis gracias y desgracias, desvelo verdades sin que nadie entienda nada y hablo de humanos que a veces me leen sin saberse protagonistas de Migo Misma. También los hay que me cazan, ojo, y yo sonrío, descubierta al fin y sacando la lengua como una niña a la que todavía peinan con trencitas.

Así que hoy convierto estos trozos de pensamiento en mi Babel: porque las almas torcidas y sin remedio no merecen la pena, porque las máscaras que hacen bonito lo que no es son despreciables, porque lo sucio me asquea y porque lo que realmente vale hay que absorberlo. Exprimirlo, succionarlo, atraerlo. Cuidarlo, acariciarlo, besarlo y darle capones de vez en cuando. Eso sí, contenedor de los, hay que otorgarle tiempo al tiempo (- ω - ).

11 comentarios :

  1. Muchas cosas pasan ahora mismo.

    Aqui invierno invierno y.y
    Y pronto solecito ^^ Eso espero !

    ResponderEliminar
  2. Si por fin llega el otoño, reanudamos el año, uno más por la blogosfera!! saluditos!

    ResponderEliminar
  3. Tontera escrita en verso..
    muy buena frase! :)
    besitooos ^^

    ResponderEliminar
  4. Mmmm..
    soy muy mala.. o tu eres muy mala? O.o
    me he quedado leyendo entradas antiguas y queda muy poquito para levantarse *...*
    mm. ya creo que ahora asi me voy a dormir (por cierto me mata Georgia Nicholson.. de hecho.. tu me hiciste adicta!!) jajaj.
    (se me nota que es tarde..)
    Adios! ;)

    ResponderEliminar
  5. A mí me gustan porque sirven para desahogarse, y eso siempre viene bien..
    Con la entrada del otoño.. se termina el verano, y por lo menos yo me quedó un poco melancólica...

    Un beso

    Bea

    ResponderEliminar
  6. Niña, eres la reina y señora de este paraiso, y como tal puedes hacer y deshacer la madeja como Penélope.

    ResponderEliminar
  7. Diría que me ha parecido un texto PRECIOSO, pero me quedaría corta.

    ResponderEliminar
  8. Sí!!!!! adoro el otoño, es mi estación preferida ^-^
    En cuanto a lo otro que dices, eres tú la que lleva las riendas de este maravilloso blog, ¿por qué no vas a hacer lo que te apetezca a cada momento? ;)

    ResponderEliminar
  9. me encanta el párrafo final ^3^

    y ahora, a dsfrutar del otoño! :D

    ResponderEliminar
  10. ¡ZAS! Directa. Lo tuyo son los popurrís de incoherencias que sólo tú entiendes, mientras a los demás nos suenan rimbombantes tus palabras y les buscamos un significado.
    Tigo Misma.

    Besos :)

    ResponderEliminar
  11. ¿Los hay que te cazan? pues qué suerte, porque mira que hay veces, cuando das rienda suelta a tus pensamientos y los plasmas uno tras otro y otro y otro más, que me resulta complicado llegar a percibir la esencia de tu mensaje.

    ResponderEliminar