26 nov. 2009

Promesas, Lavyrle Spencer: amor con miga en la YankeeLandia del XIX

TOTAL:
Escritura:
Historia:
Personajes:
Ritmo:
Nivel de :
Perv-rating:


  1. Prometo ser magnánima en esta reseña.
  2. Prometo serlo porque no hay otra opción.
  3. Prometo que no la hay porque Lavyrle ha vuelto a estrujarme las entrañas A SU ANTOJO.

La señora Spencer tiene el poder de secuestrarme, bambolear mis emociones a placer y no dejarme descansar hasta que decide escribir el punto y final.

Sin importar la simplicidad o complejidad de sus argumentos, lo de esta mujer es demasiado: posee una pluma humana y hermosa; habla de la gente, de su día a día, de cuando desayunan y cuando aman; y es amable, tierna, siempre certera y sabe disparar al corazón.
(CURSIIII ^3^)

Oh, y nunca he podido encontrar blancos y negros en ella, siempre GRISES: nadie es malo porque sí y nadie es bueno porque tampoco.
Pinta mil capas sobre sus personajes y esa profundidad es la que la hace única.

"¿Por qué el aroma de virutas de madera de tu piel y del tónico del cabello son demasiado familiares para resultar excitantes? ¿Por qué te quiero del mismo modo que a Frankie?"

Cuando el beso terminó, el corazón de Emily percutía con el mismo ritmo tranquilo que si acabara de despertarse, desperezándose tras una larga siesta.

—Charles, ahora tengo que entrar.

—No, todavía no —murmuró, sujetándola de los brazos.

Emily bajó la barbilla para que no la besara otra vez.

—Sí, Charles... por favor.

—¿Por qué siempre te apartas?

—Porque no es correcto.

El joven soltó un suspiro trémulo y la soltó.

La acompañó hasta la puerta y Emily sintió la renuencia de Charles a marcharse, a regresar a su propia casa vacía.

Cuando se interrumpió y se volvió hacia ella, supo que él quería besarla otra vez, pero se escabulló dentro antes de que pudiese hacerlo.

—Buenas noches, Charles —dijo, a través de la puerta de alambre.

—Buenas noches, Emily. —Se quedó mirándola, almacenando su decepción—. Terminaré por conquistarte, ¿sabes?


La vida de Emily NO es sencilla.
Para nada.

Finales del XIX en pleno Oeste.
Su madre se muere, su padre añora el amor de una mujer a la que nunca tuvo, su hermano pequeño vive todavía ajeno al dolor, y ella…

ELLA limpia la casa, cocina, lava la ropa y remienda; se encarga de que su hermano siga siendo un niño; procura aligerar la carga de su padre; es testigo de cómo la enfermedad se ceba con su madre, y hace las veces de enfermera...
Atiende el negocio familiar y cuida caballos, cerdos y lo que se tercie; estudia veterinaria por correspondencia; viste pantalones y susurran “MARIMACHO” a sus espaldas; apenas tiene tiempo para respirar, y menos para las habladurías y prejuicios de los del pueblo...
La frivolidad de su mejor amiga, la de la vida fácil, le agota y le crispa los nervios; y siente que BESAR a Charles, su bendito pretendiente, es como besar a un hermano, pero sabe que terminará por casarse con él.
(RESPIRAD)

SIN EMBARGO, Emily no está preparada para muchas de las cosas que parecen gritarle que se dé prisa.

No desea una boda, no siente NADA cuando Charles la toca, no quiere hijos (y menos con la rapidez con la que sugiere él), no pretende dejar de estudiar y se siente cómoda en PANTALONES.

Pero la presión es grande: que una mujer estudie (¡y veterinaria, válgame dios!) es poco menos que una locura; en el pueblo la critican porque tiene el sentido de la moda y la feminidad EN LOS PIES; Charles insiste e insiste y, a pesar de darle largas, es tan bueno, paciente y generoso que sabe que terminará por ceder; los padres de Emily se sienten felices por el noviazgo y creen que ella está deseosa de tener ya su casa y una prole de hijos.

¿Alguien se ha molestado en preguntarle a la de los pantalones qué desea, qué necesita, con qué sueña?
NADIE. NUNCA. JAMÁS.

Granito a granito, Emily está a punto de quedar enterrada.
Necesita aire, espacio, calma y tiempo.

Y como esto es una NOVELA ROMÁNTICA con todas las de la ley, el cambio llega y lo hace en forma de AMOR: un guapísimo vaquero-herrero llega al pueblo para quedarse.

Su llegada levantará pasiones y complicará vidas; su temperamento chocará con el de Emily y sus peleas serán ÉPICAS
Pero ya sabéis cómo terminan estos cuentos :P

Disfrutad de las aventuras y desventuras de la señorita Emily Walcott: reiréis un poco, suspiraréis otro y probablemente tengáis el corazón en un puño bastante a menudo.

PD: Promesas es uno de los libros del Concurso de Navidad >///< ¡A POR ÉL!


20 comentarios :

  1. Qué dientes más largos me has dejado, Alba.
    Tengo que pensar seriamente por cual de los libros de esta mujercilla empiezo porque después de todo lo que has escrito sobre ella creo que merece que me coja alguno de sus libros ^^
    Como siempre, felicidades por tan buena reseña ;)

    ResponderEliminar
  2. Desde que hablaste de esta autora sólo he leído una novela suya, pero me dejó con muy buen sabor de boca. Es genial, y esta novela le echaré el ojo cuando vaya a las librerías.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Siempre que veo un libro de esta mujer me acuerdo de ti. Tengo que probarla, a ver si encuentro tiempo en mi laaaarga lista.

    ResponderEliminar
  4. Guau, menuda reseña Alba, te has lucido =DD
    El libro no parece estar nada, nada mal por todo lo que has dicho sobre el, pero a mi la novela romántica en tan estado puro no me llama demasiado ^¬^'
    Me alegro que te haya gustado tanto y que hayas disfrutado leyéndolo =D

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Tan buena pinta y tan poco tiempo para leer XD
    Desde ya está en mi lista de futuros;)

    ResponderEliminar
  6. Yo me leí este libro cuando lo reeditaron, estoy de acuerdo contigo en todo. Las novelas de esta mujer son preciosas!!!!

    ResponderEliminar
  7. Me lo apunto, no he leído nada de ella. Así que toca probarlo. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Como todos :P El chico nuevo llega se lleva supermal con ella, pero acaban enamorándose... muy típica, pero a ver quién es la lista que le dice que no a un libro como este por muy típico que sea xD

    Besos ^^

    ResponderEliminar
  9. hola!
    por lo que dices tiene una pinta estupenda! y encima esta en el concurso! pero que bien nos lo pones ^^
    me tengo que repasar las bases :P

    besines chispeantes!

    ResponderEliminar
  10. Tiene buena pinta, tendre que leerlo ^O^

    ResponderEliminar
  11. Tengo una lista demasiado larga para seguir añadiéndole cosas :( Y sin embargo nunca dejo de hacerlo.

    ResponderEliminar
  12. Wo, qué genial pinta! Lo guardaré en mi memoria, para algún día xD
    Un besín ^^

    ResponderEliminar
  13. Oh, parece un libro delicioso, rectifico... apuesto a que lo es. Una pena que no tenga tiempo para participar en el concurso de navidad, ¡qué pena! T_T

    En otra ocasión, lo PROMETO.

    Un beso enorme, gatuna ;)

    ResponderEliminar
  14. Este pienso leérmelo, pinta bien esa prota con un par de pantalones bien puestos (nunca mejor dicho xDD)

    Besotes^^

    ResponderEliminar
  15. Dios mío, cuánta pasión destila tu reseña. Se nota que te ha gustado!! y tengo que echarle un vistazo!

    ResponderEliminar
  16. Con una reseña así es difícil resistirse a la tentación!. Me lo apunto, que además hace tiempo que no leo nada de RA y ya lo echo en falta! ;D.

    ResponderEliminar
  17. Parece interesante. Voy a leermelo pero ya, ya!

    ResponderEliminar
  18. Una preciosa novela que mejora con cada relectura.

    ResponderEliminar
  19. Me termine de leer este libro hace no mucho y ya me estan entrando ganas de re-leerlo *0*
    Me encanta como escribe esta mujer y como consigue que, aunque sin que pase nada en 200 pags, se te quede el corazon palpitando a mil *0*

    ResponderEliminar