26 mar. 2009

¿A qué huelen los libros?




            No, esto no es ningún anuncio de compresas ;)

            Si os habéis fijado, aunque los ebooks ahorran espacio y suelen leerse algo más rápido que una novela de papel… lo cierto es que nada es igual a sostener un libro en nuestras manos.
            El ancho y el largo del formato, cuánto pesa y cómo de gordo es (si la historia gusta, ¡cuantas más páginas mejor!), el tipo de papel que se ha utilizado, poder acariciar las páginas… y el olor.
            Me encanta cómo huelen los libros. Los nuevos poseen una fragancia propia, así como los viejos, que huelen a una mezcla de polvo y memoria que siempre me emociona.
            Y vosotros: ¿también abrís los libros para descubrir su aroma, además de para leerlos?

9 comentarios :

  1. Ja,ja si eso es cierto. Muchas veces no quiero leer e-book, xq no hay nada como tener un libro en tus manos, acariciar la portada, subrayar mis aprte favoritas.. ^^

    ResponderEliminar
  2. Yo prefiero mil veces un libro en fisico, porque lo puedo tocar, oler y llevar a todos lados. Pero a veces leo en la pc jeje. No hay como un buen libro en las manos.

    ResponderEliminar
  3. lo confieso no sólo abro los libros para leerlos.
    En casa de mi madre en Italia tengo una rica biblioteca personal heredada por mi padre, allí hay libros muy antiguos, algunos con las páginas amarillentas, otros con un holor a viejo que te echiza por completo, a veces los abro y sin leerlos me hablan de princesas encerradas en castillos, de caballeros que luchan por su patria, de ladrones de almas....

    Me encanta tu blog y si te apatece te animo a visitar el mío
    http://www.nostalgiaitaliana.blogspot.com/

    martina

    ResponderEliminar
  4. Siempre. El tacto y el olor de cada libro es algo esencial para mí.

    El tacto lo identifico con las horas que se pasan con un amigo muy querido que nos hace disfrutar, divertirnos, amedrentarnos, emocionarnos...

    El olor es un golpe que te llega al alma porque impregna los recuerdos unidos a ese libro, a su lectura, a la época en la que lo tuviste en las manos.

    Tacto y olor, imprescindibles para mí :)

    ResponderEliminar
  5. Es muy placentero oler un libro viejo, porque su aroma va más allá de la humedad y el polvo... Es indescriptible y aunque suene absurdo huele a historia, a cultura.

    Un libro nuevo huele a expectativa. Esta esperando que le saques la cobertura plástica y le des vida!

    Un beso!!!

    Nay

    ResponderEliminar
  6. Por supuesto, no hay nada como el formato papel, y la sensación de un libro para leer en las manos, pero también es verdad, en mi caso, soy estudiante, por lo tanto aún no trabajo y si tuviera que comprarme todos los libros que leo tendría que pasar hambre,jaja, compaginar con e-books es una buena opción. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Por supuesto, no hay nada como el formato papel, y la sensación de un libro para leer en las manos, pero también es verdad, en mi caso, soy estudiante, por lo tanto aún no trabajo y si tuviera que comprarme todos los libros que leo tendría que pasar hambre,jaja, compaginar con e-books es una buena opción. Saludos

    ResponderEliminar
  8. Yo no puedo leer libros en línea, no me gusta nada y además ya leo suficiente en pantalla cada día por trabajo.
    Los libros no sólo tienen peculiar el olor, sino también el tacto. Hay algunos libros que me encandilan con su papel.
    Saludos,
    Tanakil.

    ResponderEliminar
  9. Por supuestísimo. Los libros tradicionales (¡qué digo, los libros, a secas... los "otros" tendrán que ganarse el nombre), en papel, son mucho más que páginas impresas. Adoro su olor cuando son nuevos, que en ocasiones les identifica respecto a cualquier otro. Y su olor a papel viejo, desgastado, curtido en mil lecturas... es indescriptible. Hace un par de años escribí algo al respecto para uno de mis blogs... y lo recupero para el actual.

    Un saludo.

    ResponderEliminar