1 mar. 2009

La princesa que hablaba con el viento, Shannon Hale

Escritura:
Historia:
Personajes:
Ritmo:
Nivel de amor:


Basada en un cuento de los Hermanos Grimm, Shannon Hale nos presenta la historia de la princesa Ani: La Princesa que hablaba con el Viento.

Nació para gobernar su reino y terminó como reina del pueblo vecino. ¿Que cómo se come eso? Muy sencillo: una madre manipuladora y traidora; una amiga que en realidad es tu mortal enemiga; unos aliados que de repente deciden asesinarte; una huida en la que acabas sola, sin dinero y en un reino extranjero en el que pasas de princesa a cuidadora de gansos; y una nueva vida llena de peligros… pero también repleta de nuevas experiencias, dones increíbles, amigos maravillosos y un gran amor que, en lugar de ser quien dice ser, resulta ser tu príncipe azul.


Érase una vez:

Érase una vez una princesa que tardó tres días en abrir los ojos después de nacer.

La gente de palacio murmuraba y la reina y el rey no sabían cómo actuar. Sin embargo, la tía de la niña y hermana de la reina conocía perfectamente la razón de que la princesa no hubiera abierto los ojos todavía: sabía que la pequeña necesitaba tiempo, pues había nacido con una palabra posada en la lengua y su mente de bebé todavía debía asimilarla.

A los tres días sus ojos se abrieron, dando comienzo a la leyenda más grande de todas.



La que habló con los animales y el viento:

En la memoria del reino se hablaba de tres dones. Había personas que tenían el don de comunicarse con los demás y de persuadirlos, para bien o para mal. Ese era el caso de la reina de Kildenree (también madre de la princesa). Después, había personas que tenían el don de hablar las lenguas de los animales, si bien las aves y los insectos eran los más sencillos de comprender. Y por último, aquellos que tenían el don de comunicarse con los elementos: el aire, el fuego, la tierra y el agua.

Este último, el don de los elementos de la Tierra, era el más extraño y poderoso de todos, y nadie en el reino recordaba a la última persona que había gozado de semejante poder.

La tía de la princesa se encargó de que la pequeña supiera que existían esos tres dones. Y todo ello a escondidas de su hermana, la poderosa y regia reina, porque sabía que no daría su aprobación, ya que algún día la niña gobernaría el reino.

La amable tía, que tenía el don de hablar con los animales y sabía que su sobrina también poseería ese u otro don, enseñó a la princesa cuanto sabía. Todas las tardes se escapaban al estanque de los cisnes y al bosque que rodeaba el palacio para que la princesita aprendiera los tonos y matices de cada criatura. Y así fue como la niña supo utilizar su don.

Cuando la reina se enteró de lo que su hermana había estado haciendo, la desterró. Y ya nunca volvió. Desde entonces, la infancia de la curiosa princesa fue un infierno de frialdad, aburrimiento y encierro… Y olvidó, convenientemente, hacer uso de su don, ya que la reina siempre la despreciaba por esa rara habilidad.


¡Matrimonio de conveniencia!

Fueron pasando los años y Anidori-Kiladra Talianna Isilee (Ani para los amigos) creció y se convirtió en una hermosa princesa. Su infancia la pasó entre libros y apenas tuvo contacto con sus hermanos: la reina prácticamente la mantuvo al margen para que aprendiera a comportarse con la frialdad y majestuosidad propias de una reina.

Y si su infancia, recluida en el castillo, estudiando sin parar y sin poder jugar no fue un camino de rosas, tampoco lo será su edad adulta.

El rey, un padre cariñoso y bondadoso, muere en un trágico accidente y, cuando llega la hora de que la reina anuncie oficialmente al pueblo entero que Ani será su futura reina… resulta que el próximo monarca será su hermano.

¡Oh, sorpresa!

La reina la traiciona de forma vil y, como si eso no fuera suficiente, le impone un nuevo deber para con su pueblo: con el fin de evitar una posible invasión, la reina decide formar una alianza con el poderoso reino vecino.

El precio a pagar es… redoble de tambores… ¡Ani deberá casarse con el futuro rey de Baviera, el reino aliado!

A pesar de todos los pesares, la joven (con la cabeza bien alta y para demostrar a su madre y al mundo entero que ella es una princesa muy capaz) acepta la misión.

Aun así, Ani no las tiene todas consigo: a diferencia de su madre, ella no ha heredado el don de comunicarse con las personas y siempre se traba cuando habla con los demás. Con los animales no sucede lo mismo, pero si va a convertirse en la reina de un país vecino en el que nadie la conoce, sabe que va a necesitar toda su inteligencia, entereza e intuición.

Y de esta manera, con algo de inseguridad, rumores que dicen que es una princesa fracasada y el miedo ante lo desconocido, la ex-heredera de Kildenree parte hacia su futuro hogar. Lo hará acompañada de una legión de soldados, de su fiel doncella Selia, y de Falada, su mejor y más querido amigo: un hermoso caballo blanco al que vio nacer y con el que mantiene una conexión muy especial.


Emboscadas y traiciones:

Esto es un cuento y, como era de esperar, hay un malo… O varios.

Durante el viaje al nuevo reino, Ani comienza a notar una marcada división de lealtades entre los soldados. Además, se da cuenta de que ha vivido entre algodones y que apenas sabe nada del mundo, y mucho menos acerca de las penurias que viven los no-ricos y no-afortunados.

El desastre se avecina y Falada, los soldados fieles a la princesa y el propio viento de los bosques le anuncian a Ani que algo va a suceder muy pronto.

Selia no era la sirvienta fiel que parecía ser. Y tampoco una doncella… en el más puro sentido de la palabra ;). La joven criada está harta de ser siempre la que obedece, la que no goza de privilegios. Odia a Ani desde que puede recordar y ha logrado atraer a su causa a unos cuantos soldados. Así, la egoísta, maliciosa y ambiciosa Selia toma una decisión: nadie en Baviera conoce a Ani y el viaje entre ambos reinos es largo y peligroso… ¿Por qué no matar a la inútil de la princesa y hacerse pasar por ella? Muchos soldados (incluido su amante) están de su parte y superan en número a los que permanecen fieles a Ani.

La inquietud de Falada, las casualidades del momento y la ayuda extra del viento (un personaje más en esta hermosa historia) salvarán a Ani de varios intentos de asesinato. Pero al final, nuestra princesa tendrá que huir y dejar todo atrás si no quiere caer junto a sus hombres.


La cuidadora de gansos:

Desde el instante en el que se interna en los bosques perseguida por sus enemigos, la vida de Anidori-Kiladra Talianna Isilee cambiará radicalmente. Será una campesina más: sin familia, sin dinero, sin trabajo, sin amigos, sin su precioso Falada… Deberá enfrentarse a la miseria, a lo desconocido y al peligro constante de ser descubierta por sus enemigos, que todavía la buscan.

Sin embargo, la fortaleza de Ani saldrá a relucir poco a poco. La vida la golpeará por todos lados, pero ella sabrá hacer frente a cada obstáculo y peligro.

Ya no será Ani, sino Isi, por temor a que la encuentren. Ya no será una princesa, sino una torpe cuidadora de gansos. Y ya no estará sola, sino que contará con una nueva familia: un montón de buenos amigos que le devolverán la ilusión, la esperanza y la confianza en sí misma.

Ani/Isi (la de los cabellos de oro), Enna (la de los cabellos del color de la noche) y todos los de Baviera unirán sus fuerzas para lograr devolverle a la princesa lo que por derecho le pertenece: el trono del reino. La traidora Selia pronto se casará con el príncipe y eso no pueden permitirlo. Ani ya ha perdido muchas cosas y a muchos seres queridos en esa batalla sin sentido y no está dispuesta a que su enemiga arrase todo cuanto le queda.

Nuestra princesa se volverá una guerrera: el viento siempre ha estado ahí, a su lado. La acariciaba, le traía noticias de otros lugares y otras gentes… Pero nunca había sabido cómo escucharlo: hasta ahora. Poco a poco, Ani irá forjando una relación de fiera confianza con el elemento más libre y poderoso de todos, el viento.


Ahhh, el amor…

Además de la amistad de Talone, Enna, Razo, Conrad, Finn, y muchos más habitantes de Baviera, Ani contará con la simpatía y el amor del joven Geric. Lo conoció mientras cuidaba de los gansos en los campos del castillo. No sabe quién es ni de dónde ha venido ese joven, pero sí sabe que todas las tardes acude donde ella cuida a los gansos; y que es amable, divertido, generoso…

En fin, que la parte romántica del cuento está bien servida. Os aseguro que la historia de los dos enamorados es igual de preciosa que cualquier gran historia de amor, sobre todo por las sorpresas que traerá. Porque: ¿quién es el apuesto Geric en realidad? ¿Seguro que pertenece a la Guardia del Príncipe? ¿O está más cerca del futuro rey de lo que Ani/Isi podría imaginar?


De niña a mujer:

Leyendo la novela de Shannon Hale me he sentido niña y me he sentido mujer. He recordado la sensación que tenía cuando todavía no sabía leer y mis padres me contaban cuentos. Y he vuelto a la edad adulta con todo el mare mágnum de sensaciones que vuelan por la novela.

Ani es una muchacha inexperta e ingenua que va a tener que aprender por las malas. Deberá lidiar con un sinfín de problemas y nuevas experiencias que la harán madurar y convertirse en una amiga fiel, una princesa digna del trono del reino más poderoso y una mujer digna del amor de su príncipe im/perfecto.


Shannon Hale, la nueva diosa:

La princesa que hablaba con el viento (La chica de los gansos: The Goose Girl) introduce a dos personajes más: Enna, la chica del fuego, y el valiente Razo. Después de escribir el libro de la princesa Ani, Shannon Hale escribió otras 2 novelas que hablaban sobre esos dos amigos de Ani (Serie Baviera): Enna Burning y River Secrets. El cuarto libro de la saga está en camino ;)

Shannon Hale es una narradora increíble, además de una escritora divertidísima y algo alocada en sus aventuras del día a día. Tiene un gusto exquisito en la forma de contar y sus personajes se convierten en personas de carne y hueso.

Comenzó a escribir con 10 añitos, creció y cuando quiso publicar se topó con editores poco amables. Un día, la suerte le sonrió y desde entonces todo fue viento en popa. Hoy, Hale cuenta con varias novelas publicadas.

De momento, a nuestro país han llegado Academia de Princesas (la reseñaré próximamente) y La princesa que hablaba con el viento. Ambas, de la mano de Ediciones Oniro, que parece que también va a animarse con los libros de los amigos de Ani/Isi: Enna y Razo. ¡Estamos de suerte ^0^!


¡Primeros capítulos!

Si queréis leer los primeros capítulos ¡en inglés! de los libros de Ani, Enna y Razo (Serie Baviera), pinchad sobre cada título:

* La princesa que hablaba con el viento

* Enna Burning

* River Secrets


6 comentarios :

  1. Un blog muy interesante. Me gustan los cuentos infantiles. Este en concreto, lo conocía porque lo leí cunado era más pequeña, y no sé si tengo alguna versión por casa. Es bueno rescatar cuentos de toda la vida.
    Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

    ResponderEliminar
  2. Excelente ficha, a ver si consigo echarle el guante el proximo mes :P

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    Muchas gracias por tus palabras, me alegro de que te haya gustado la traducción de este libro :)
    ¡Menuda reseña que has hecho! Es muy completa, casi lo pone todo, jeje.
    No sé si lo habrás leído en la web de Shannon Hale, pero en otoño de este año sale a la venta en Estados Unidos la cuarta parte de los Libros de Baviera. Ya tengo ganas de leerlo :)
    Un saludo,
    Tanakil.

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    albis querida que buenas recomendaciones y quiero esos libros ahora yaaa! *.* pero bueh, ya se encontraran =) y ah! mi cabra me alegro mucho por que ahora vayas a ser toda un chica oficial B) y por supuesto que no me molesta ni nada que ya no aparezca en tus enlaces :) y claro que seguiras en los mios ^^ asi que como siempre todo seguira igual =P y te espero en mi rinconcito siempre :)
    besitoss ^^

    Amy!! :D

    ResponderEliminar
  5. Hola, Alba, pásate por mi blog porque hay un premio para ti y este blog que es una joya.
    Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo ese cuento, es el de la princesa que hablaba con la cabeza de su caballo...y el caballo le decía algo así como "oh princesa, si tu madre se enterara de esto se le rompería el corazon", por supuesto en la versión original.

    Leeré esta a ver que pasa, siempre me gustó el cuento, aunque era bastante trágico para contarselo a un niño, intrigas, traiciones, complejo para alguien de 5 años.

    Gracias por el dato, lo buscaré.

    ResponderEliminar