13 dic. 2007

Los Hollister, Los Tres Investigadores, Trixie Belden y Puck

Escritura:
Historia:
Personajes:
Ritmo:
Nivel de amor:


Saludos de nuevo. En este post comienza la sesión 'Los libros de nuestra infancia', que terminaré en una o dos entradas más. La primera la voy a dedicar a varios títulos que, supongo, alguien habrá leído y recordará con cariño.


Hablemos de Los Hollister, esa familia americana perfecta-maravillosa-genial-estupenda-etc., y totalmente utópica creada por Jerry West.

Cinco niños perfectos, altos, rubios, guapos, generosos, de buen corazón. Padres modélicos. Y el perro de turno, por supuesto (sin faltar, ehh, pero fijaos: hay perros aquí, en las obras de Blyton, en Trixie...).

Cuando uno termina de leer Los Hollister (The Happy Hollisters en su versión original: deja muy poco margen de duda acerca de lo que nos vamos a encontrar, ¿verdad?), se siente feliz, exultante ante la vida maravillosa que se le ofrece.

La colección de Los Hollister narra las aventuras de esta familia y sus eternos viajes (¿De qué viven?, ¿cuándo van los niños al cole, ¿no crecen nunca?). Viven en una especie de limbo privado. Todo es estupendo y perfecto.

Los malos que se encuentran por el camino terminan vencidos, y los no malos siempre son bellísimas personas. Porque los Hollister son lo más y todo el mundo les ayuda, les invita a comer, a refugiarse... Como en Aladdin: “¡Un mundoooo ideaaaaal”.

Desde luego, nadie negará que es una familia con suerte. Hay quienes tildan estos libros de cursis hasta la muerte; sin embargo, yo, lejos de criticar estas novelitas, las aplaudo, porque es bueno que exista semejante transparencia y optimismo.

Vivimos en un mundo la mayoría de las veces negro y desalmado, y si tras la lectura de cualquier libro de Los Hollister nos sentimos más relajados, bienvenidos sean.

Aquí tenéis los nombres de algunos de los capítulos de Los Hollister en Suiza, para que comprobéis que incluso aquí el tono es ya tremendamente alentador: “Un tropezón en la nieve”, “Un perro travieso”, “Una vaca que da besos” (Dios bendito), “Conflicto con los cisnes” (toda una revolución, ya me estoy imaginando la sangrienta escena)…


Los 3 investigadores es una colección muy extensa creada por varios autores, entre ellos Robert Arthur, y destinada a un público infantil-juvenil ávido de aventuras.

Sir Alfred Hitchcock se encargaba de la introducción de los libros y siempre aparecía como personaje en el último capítulo. Tras su muerte, en EE.UU. decidieron sustituirle por otro escritor, aunque en España, al parecer, siguieron utilizando el reclamo del cineasta...

Los protagonistas de estas novelas de acción (Júpiter Jones, el niño gordo y con traumas infantiles, investigador nato, ultra-listo y jefe del grupo; Pete Crenshaw, el atleta y el que primero se echaba a correr detrás de los malos; y Bob Andrews, miope, con una pierna accidentada, reflexivo y estudioso) viven y resuelven un sinfín de misterios.

Chicos listos. Lo que más me atraía de estos libros era el cuartel secreto que tenían montado dentro de un remolque (disimulado porque estaba cubierto de porquería) en la chatarrería del tío de Júpiter, y los pasadizos que recorrían hasta llegar a su interior.

Dado el gran éxito cosechado, la serie se alargó hasta abarcar nuevas colecciones, repartidas en 43 títulos escritos entre 1964 y 1987, y con los 3 protagonistas más niños y más crecidos (según conviniera); aunque en Alemania, el furor que causaban los libros fue tal que la colección siguió y siguió hasta 1998.


Trixie Belden (1948-1986) gozó también de muchísimo éxito: por eso, cuando la creadora de la serie, Julie Campbell, escribió por última vez un libro de Trixie en 1958, decidieron prolongarla (la continuaron varios autores bajo el pseudónimo de Kathryn Kenny).

Sin embargo, de los 39 libros que componen la saga, sólo 20 se tradujeron al castellano, y en un orden un tanto peculiar...

Junto a los libros de Puck, esta serie es de mis preferidas.

Cuenta las aventuras que viven los Bob-Whites ('codornices'), un grupo de amigos formado por la cabeza loca y detectivesca de Trixie Belden, sus dos hermanos mayores, Brian (el mayor, responsable y tal) y Mart (el pedante con un punto gracioso), Honey Wheeler (la mejor y más fiel amiga de Trix, de familia adinerada, buen corazón y enamorada de Brian), Jim Frayne (hermano adoptivo de Honey y por el que suspira nuestra protagonista... ¿Será correspondida?), Diana Lynch (una nueva rica de hermosos cabellos negros que mantiene una relación de amor-odio con Mart), y Dan Mangan (uno del instituto que no sé qué pinta en la serie).

Emoción, acción, nuevos sentimientos, primeros amores, personajes malos y buenos... Me encanta y os la recomiendo 100%, aunque tal vez no os llegue a emocionar como lo hubiera hecho hace años, supongo... Pero si os animáis, estos son mis favoritos: El misterio del Valle Feliz y Un visitante misterioso. Si alguien adivina por qué, dedico un post al tema que elija ;).


Terminaremos con Puck, obra de Lisbeth Werner , sobrenombre que tomaron los escritores Carlo Andersen (1903-1970) y Knud Meister (1913-1989).

Cuando hablo de Puck, no me refiero al duendecillo que aparecía en El sueño de una noche de verano, del señor Shakespeare.

“Puck, la joven danesa que sabe divertirse con sus amigas y amigos... y también sabe ayudarles cuando están en apuros. Puck, estudiante, deportista, capitana... y detective. Puck, cabecita loca... pero gran corazón”:

He aquí la carta de presentación que la editorial que publicaba la serie en España (se publicó enterita, gracias a los cielos) siempre incluyó en la contraportada de todas las novelas.

En esas pocas líneas se resume bien el carácter de los libros, que abarcan desde la etapa infantil a la adulta de la protagonista: desde que, siendo niña, comienza a estudiar en el Internado Egeborg, hasta que se casa... ¡Se casa, sí!

Aunque lo malo que tiene este final cerrado es que 'la autora' lo terminó "a lo Peter Pan: algo así como que cuando uno crece, los caminos se separan y nunca se juntan. Y, lógicamente, cuando leí (AVISO= VOY A DESVELAR EL FINAL): “-¿Crees que volveremos a verla, Karen?/ -No, Navío, la India queda muy lejos...”, fue como si me hubiesen apuñalado ahí mismo.

Reescribí el final, pero siempre conoceré la verdad en el fondo de mi corazón (Dios, todavía me afecta ^0^).



Comencemos por el principio del principio ;).

El padre de Puck (la joven en realidad se llama Bente, Bente Winter... Rima y todo), un ingeniero destinado en Valparaíso (Chile), decide que lo mejor para su hija es estudiar en un internado...

Pero no en uno cualquiera, sino en el paraíso de los internados. Hasta yo querría vivir allí: los estudiantes forman una piña, el director y su esposa son como Papá y Mamá Nöel, los bosques y campos que rodean el colegio son magníficos, practican todo tipo de deportes, montan a caballo, juegan hasta hartarse...

De acuerdo, también hay pequeñas disputas, envidias y demás, pero todo eso anima la trama, además de los misterios que Puck y sus amigos (Inger, Karen, Navío, Annelise, Alboroto y Cavador...) encuentran por el camino.

Lo que me maravilla de estas sagas es la capacidad innata que tienen los protagonistas de toparse accidentalmente con aventuras y misterios.

Cuando erais pequeños: ¿no queríais formar un club, construir cabañas y desentrañar secretos y misterios? Yo sí, y salvo lo de desentrañar nada, el resto se cumplió ^/o/^.



11 comentarios :

  1. Hola, me llamo lucia y vivo en Perú. Cuando era chica leía a Puck y quisiera saber con quien se casó? En el Perú no venden todos los libros, agradecería mucho si me pudieran brindar es ainformación. Gracias. Lucía

    ResponderEliminar
  2. Encantada de hacerte feliz :) En cuanto llegue a casa miraré los libros y publicaré un nuevo post, de acuerdo? Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Muchisimas gracias, en serio me muero por saber!!!y me podrias decir que les pasa a las amigas?

    ResponderEliminar
  4. Holas de nuevo, Lucía!
    Perdona, pro tardaré unos días en subir la info. Métete en estos comentarios d vez n cuando, q aquí t djaré algún mensaje.
    Besos y contesta cuando m leas!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Alba, estare esperando la informacion!!! Si claro me metere siempre!! tu has leido todos los libros?

    ResponderEliminar
  6. Buenas noches :)
    Nop, no me he leído todos porq no pude encontrarlos, q es una colección bastante antigua. Hasta pronto!

    ResponderEliminar
  7. Jjajajaja de acuerdo con lo del final doloroso y sangrante de Puck...Yo nunca me quise comprar el último libro después de leerlo en una biblioteca...Es que se sacan de la manga un marido (Ole, creo que se llamaba, nombre estúpido para un personaje estúpido) que encima se lo presenta su padre, creo recordar...Y de repente Puck olvida sus principios y a sus amigas del alma y se va...AAAAGGGG...aún duele, es verdad!!!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo: y tanto... Se sacaron a Ole de la manga cuando no venía a cuento, fue un no-romance relámpago y nuestra Puck dejó de ser quien era... En fin!

    ResponderEliminar
  9. A mí también me mató el final y ese diálogo entre Karen y Navío... T^T

    ResponderEliminar
  10. Lei Los Hollister, LOs tres investigadores y Puck, TODOS!!!!!!! Los tenían una amiga de mi mamá cuyas hijas eran unos cuantos años mas grandes que yo. LA pobre cometió el error de ofrecerme acceso irrestricto a su biblioteca. Pobre mujer, me tuvo en su casa cada tres días hasta que no quedó un solo libro por leer. Mis viejos sufrían porque yo quería poner en práctica todas las técnicas detectivescas. Los obligaba a encerrarme en una habitación para poder escapar, escribía con tinta invisible (jugo de naraja) mensajes codificados. estaba re loca!!!!

    ResponderEliminar