30 nov. 2007

No te lo vas a creer, Sophie Kinsella

Escritura:
Historia:
Personajes:
Ritmo:
Nivel de amor:


Sophie Kinsella es una de las mejores escritoras de novela romántica de los últimos tiempos. Su obra es refrescante, divertida, disparatada, original, ligera y entrañable. Hasta ahora he leído tres de sus novelas y me declaro fan incondicional.

El género de las novelas románticas tiene muchos detractores prejuiciosos, y yo estoy aquí para obviarlos y contaros qué tiene de especial la obra de Kinsella.


La literatura romántica, junto con la fantástica, de aventuras, histórica, de misterio y alguna más, entra dentro de mis géneros preferidos. Las novelas de terror son algo que me superan, lo siento: mi imaginación es demasiado viva para soportarlas... A lo que íbamos: la novela rosa es un género literario más y os animo a que le deis una oportunidad (si es que no lo habéis hecho ya, en cuyo caso: ¡Hola!).


La obra de Sophie Kinsella pertenece al subgénero denominado ‘chic-lit’, definido como un género literario escrito, generalmente, por y para mujeres.

Las novelas chic-lit hablan de mujeres que rozan o pasan la treintena, con una buena posición social y económica, y cuyos trabajos tienen cierto glamour (moda, publicidad, grandes editoriales...); sus armarios son dignos de verse y visten los últimos y más elegantes modelitos...

Aunque siempre caben excepciones en todos los puntos, desde luego; y es importante aclarar que no todo es de color de rosa (un buen ejemplo son las novelas de Marian Keyes: en Rachel se va de viaje toca con gran crudeza y realismo el tema de la drogadicción).

Las protagonistas chic-lit suelen ser mujeres jóvenes, solteras, profesionales, estresadas y con la necesidad, consciente o no, de un cambio radical en sus vidas. Este cambio ha de darse, principalmente, en dos campos: el profesional y el del amor (todas las protagonistas sufren de su ausencia); y al final de la novela vemos que el caos en el que vivían se ha relajado relativamente y el príncipe de sus sueños (o pesadillas) ha aparecido.

Ejemplos sobresalientes de autoras de este género son: Helen Fielding (El Diario de Bridget Jones); Marian Keyes, Candace Bushnell (Sexo en Nueva York), Sophie Kinsella, Erica Orloff (La clase de baile), Lauren Weisberger (El diablo viste de Prada), Meg Cabot (archiconocida por su colección juvenil de El Diario de la Princesa, llevada al cine)... Esta vez nos centraremos en madame Kinsella, pero prometo escribir próximamente entradas sobre otras autoras chic-lit que me han enamorado.

Sophie Kinsella es, en realidad, la británica Madeleine Wickham, escritora y periodista financiera; y de su obra, traducida a más de treinta idiomas, se han vendido millones de ejemplares.

Es autora de la famosa serie Loca por las compras (Shopaholic Series, 2001-2007), protagonizada por Becky Bloomwood, una compradora compulsiva y permanentemente arruinada con la que los lectores nos desesperamos hasta decir basta, aunque al final todo se resuelve y podemos volver a respirar.

En La Reina de la Casa (The Undomestic Goddess, 2005), Samantha, eminente abogada de la City londinense y a punto de convertirse en la socia más joven de su bufete, comete un error tan garrafal que, totalmente ida, huye y termina en un precioso pueblecito, en el que se convierte por accidente en ama de llaves de una mansión (por cierto: no sabe cocinar, ni planchar, ni poner la lavadora, ni coser, ni limpiar...).

Un apunte gracioso: Samantha, en un momento clave de la historia, hace una búsqueda en Google, pero no da con ningún resultado, pues ha buscado mal. Debería haber ido a ‘búsqueda avanzada’ y se habría ahorrado muchos problemas... Le haría falta una clase de Documentación Informativa, ¿no creéis ;)?


Y, por fin, No te lo vas a creer (Can you keep a secret?, 2004).

El primer volumen de Loca por las Compras y la novela La Reina de la Casa me han entusiasmado (sobre todo el segundo título), pero No te lo vas a creer es sublime. Es, sencillamente, genial, desternillante, divertida...

No me extraña que ya hayan pensado en llevarla a la gran pantalla, con Kate Hudson dando vida a la protagonista. Esta obra me ha hecho reír a carcajadas.

La historia es una completa locura: una publicista, tras una reunión de trabajo que ha sido un desastre, regresa a casa en avión. El problema es que tiene miedo a volar, y entre eso, su horrible estado de ánimo, las alarmantes turbulencias que sufren y el hecho de que antes de subir al avión se ha tomado unas cuantas copas de más para serenarse...

Hay quienes, cuando están ebrios, tienen la lengua muy larga, y nuestra querida protagonista, Emma Corrigan, no iba a ser menos. Así que se pasa el viaje entero confesándole sus deseos, fantasías y secretos más secretos (el día en el que perdió la virginidad, que los tangas le parecen incómodos, que cuando una compañera del trabajo le pide ayuda para hacer juntas un informe en realidad se van a la calle a dar una vuelta...) a su desconocido compañero de asiento que, como comprobará después horrorizada, es el Gran Jefe de la empresa en la que trabaja...

Preparaos para disfrutar con esta nueva lectura, os aseguro que vale la pena.


Hasta aquí hemos llegado esta vez, con un breve repaso a la novela chic-lit y un informe sobre una de sus mejores autoras. Y, ya sabéis, si viajáis en avión: que la suerte de Emma os acompañe ;).



5 comentarios :

  1. Yo también soy fan de Sophie. reconozco que me encanta y que pocos libros me divierten tanto como los suyos. Ahora me quiero leer 'Copas para tres', que lo ha firmado con seudónimo, a ver qué tal está.

    ResponderEliminar
  2. Holas, Nils :)!! Uhh, pues yo tb tendré que ir a por su new novela!! Bsitos,

    Alba

    ResponderEliminar
  3. Me encanta Sophie Kinsella. Yo también he leído algunos títulos suyos, el último "Twenties Girl". Genial. Lo recomiendo ;)

    ResponderEliminar
  4. me llama la atencion el ultimo me lo voy a leer GRACIAS!!!

    ResponderEliminar
  5. A Mi también me gusta leer novelas aunque no
    he leído novelas de ella me encantaría poder leer alguno
    lamentablemente no puedo ahora. Pero igual mente
    me encanto poder leer las reseñas que hiciste

    ResponderEliminar